Opinión

Ahora sí México se distancia de Brasil

Brasil siempre ha encabezado las preferencias en el campo de futbol, aunque en el terreno económico se distancia poco de México.
En 2011 y 2012 la economía mexicana creció mucho más que la brasileña, pero en 2013 ésta recuperó terreno y se expandió dos veces más que la nuestra.

No obstante, las perspectivas para 2014 son un crecimiento de México de 2.7 por ciento, y de Brasil de sólo 1.5 por ciento, según el reporte LatinFocus Consensus Forecast de junio, publicado ayer.

En los últimos años, México registró una inflación más baja y también una menor tasa de desempleo como porcentaje de la población económicamente activa.

Por mucho, Brasil supera a México como receptor de Inversión Extranjera Directa en la región.

Según la firma AT Kearney, Brasil está entre los cinco destinos preferidos en América para la inversión productiva. México está en el lugar número 12 en el ranking de esa consultoría de negocios.

Pese a que la economía brasileña es la favorita de las inversiones en la región, la mexicana exporta 1.5 veces más en términos de valor de las mercancías.

México ocupa una mejor posición que Brasil en el reporte Doing Business del Banco Mundial en cuanto a ambiente de negocios y mejora regulatoria, al igual que en el ranking de competitividad del Foro Económico Mundial.

La reforma energética de Brasil en 1997 permitió elevar su producción petrolera de 841 mil barriles diarios en ese año a 2 millones 113 mil barriles en 2013, lo que representa un aumento de más de 150 por ciento. También se registró un incremento de las reservas probadas de petróleo.

Entre esos mismos años, la producción petrolera de México cayó más de 16 por ciento, al pasar de 3 millones 22 mil barriles diarios en 1997 a 2 millones 522 mil en 2013.

Previamente, la extracción de crudo por parte de Pemex alcanzó su pico en 2004, con 3 millones 383 mil barriles al día en promedio.

Lo anterior quiere decir que la caída en la producción petrolera de México se amplía a más de 25 por ciento en los últimos diez años. Claramente es el resultado de la limitada inversión en exploración, particularmente de yacimientos en aguas profundas.

Por otra parte, el ingreso per cápita en dólares ajustado por poder de compra es superior en México que en Brasil, según datos del Fondo Monetario Internacional.

Además México supera a Brasil en indicadores sociales, de acuerdo con el Índice de Desarrollo Humano de la ONU. En términos de pobreza, el porcentaje de la población que vive con menos de dos dólares al día es superior en Brasil que en México. Y en mortalidad infantil, Brasil registra más muertes anuales de menores de cinco años por cada mil nacimientos.

Pese a los contrastes entre ambos países, la competencia con Brasil es a largo plazo, y si bien no se determina por el resultado de un partido de futbol en el Mundial, el empate de ayer en Fortaleza dejó un sabor a triunfo de México.

Twitter: @VictorPiz

Correo: vpiz@elfinanciero.com.mx