Opinión

Ahí se ven

 
1
 

 

Campesinos.

La mañana había sido un desastre para Gamés. Tránsito de perros rabiosos, conductores dispuestos al crimen con tal de ganar tres metros de avance, calles repletas de asesinos potenciales que llevan a sus hijos al kínder y los despiden con besos en la frente. Una de las causas del caos, o la única: integrantes de Antorcha Nacional marcharon del Ángel de la Independencia a Los Pinos exigiendo apoyo a los programas del campo.

Los campesinos, o lo que sean, caminaron por los carriles centrales de Reforma ocasionando una catástrofe vial en el Circuito Interior. Gamés se enteró a través de UnoTV-Noticias de que en la marcha participaron integrantes de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala, de la Unión General Obrero Campesina y del Frente Popular Francisco Villa.

Así las casas (muletilla hipotecada por Grupo Higa), decenas de miles de personas, como Gil Gamés, perdieron el tiempo y quedaron paralizados en el centro de la protesta campesina. Entre más desfilan grupos de protesta por la grandes avenidas de la ciudad, menos se solidariza Gilga con las peticiones de esos movimientos. Para enterarse de sus exigencias hay que freírse en el coche dos horas. Olvídenlo, que les aproveche. Frente Popular Francisco Villa, qué barbaridad.

La margarita

Los coches avanzaban un centímetro cada diez minutos. Felicidades, un centímetro. En el interior del vehículo, Gil deshojaba la margarita: votar-no votar; votar-anular. En las campañas que inician puede usted encontrar de todo, y todo es todo: un candidato panista pide el voto cantando. Diego Leyva aspira al primer distrito federal, baila vestido con botas de pico, sombrero ranchero y lo acompañan unos como bailarines. Así pide Leyva a los electores que lo favorezcan con sus votos. Como lo oyen, baila y canta: “¡Ése, apóyeme, soy su candidato de Acción Nacional!, ¡guácheme!, que voy para diputado federal”. Mon Dieu. ¿Usted quiere votar? De momento, Gamés no tiene el menor interés (es-es).

Las campañas efervescentes sueltan burbujas en el vaso de la vida pública. “Si Mancera quiere irse a un partido corrupto está en su derecho”, dijo Liópez descompuesto porque Navarrete dijo que el jefe de Gobierno del DF podría ser candidato del PRD a la presidencia en 2018. Con Liópez no hay tu tía, si no es el candidato de la izquierda, monta en cólera: “fue una bendición salirse del PRD”. ¿Cómo la ven?
Sin albur.

Nadie le va a escamotear (gran verbo) a Liópez la velocidad con la cual trabaja, eso que ni qué. El domingo encabezó diversos actos en las delegaciones Venustiano Carranza, Iztacalco, Cuauhtémoc e Iztapalapa. Y eso que Liópez no trabaja por el poder sino por el bien del pueblo, imaginen si se moviera por la codicia del poder malo, no del poder bueno, que lo hay, aquello sería un tifón.

Encuestas

Gil lo leyó en su periódico EL FINANCIERO. Francisco Abundis y Parametría ofrecen unas cifras que podrían tirar a Liópez en la cama de un corajón. Las tendencias para las elecciones del próximo 7 de junio: PRD, 26 por ciento; Morena, 18 por ciento; PAN, 17 por ciento y PRI 15 por ciento. Gil se llevó los dedos índice y pulgar al nacimiento de la nariz y meditó: no meditó nada, Gamés se niega a hablar de encuestas y porcentajes, de tendencias y etcétera. Gil caminó sobre la duela de cedro blanco y fustigó a la democracia. Gilga, el mullido sillón, el amplísimo estudio están hasta la coronilla de campañas de dos pesos, infamias de dos cincuenta. Lagrimita, Cuauhtémoc, Bronco, Leyva, todos los del Verde y mil más lo tienen hasta la coronilla, como decía la extinta madre de Gilga.

Gil abandonó la inacción y fue castigado. Dentro de su coche, el tiempo transcurría. Gamés mal empleó sus pétalos: votar-no votar; votar-anular. Los activistas cantaban, interrumpían el tránsito, jorobaban la vida. Gil se inclina por anular la boleta. ¿Quién les va a decir a todos estos candidatos que ya cansan? ¿Nadie? En fon.

La máxima de Robert Louis Stevenson espetó dentro del ático de las frases célebres: “La política es quizá la única profesión para la que no se considera necesario ninguna preparación”.

Gil s’en va.

Twitter: @GilGamesX

También te puede interesar:
Mundo raro
Jirones de izquierda
Relojeros en el fango