Opinión

Agua saludable para las escuelas

06 diciembre 2016 5:0
 
1
 

 

Cooperativa. (Sipse)

Todas las escuelas públicas de la SEP deben proporcionar a sus alumnos agua limpia y gratuita en lugar del negocio de la venta de refrescos o jugos azucarados.

En México el 90% de las escuelas oficiales, primarias y secundarias carecen de la disponibilidad de bebederos de agua potable para beber y llenar botellas de plástico.

Instalados los bebederos en fuentes de agua adecuada para el número de niños de la escuela, se deberán llevar mensualmente por la SEP o la Secretaría de Salud, con personal capacitado y laboratorios adecuados, las siguientes pruebas de aseguramiento de la calidad del agua: alcalinidad, amoníaco, arsénico, hierro, manganeso, nitratos, cloro residual positivo, cobre, PH(acidez-alcalinidad), sulfatos, dureza total y pruebas bacteriológicas para detectar hongos, levaduras, bacterias mesofílicas y bacterias patógenas.

El principal problema en México y el más preocupante es el sobrepeso y la obesidad entre los niños de todas las edades. Es una epidemia nacional grave: uno de cada tres niños y jóvenes son clasificados con sobrepeso u obesidad, con el silencio cómplice de las autoridades por sus intereses económicos. (No olvido que desde pequeño nos burlábamos de “los gorditos” que no podían jugar ningún deporte de conjunto porque nadie los quería admitir en sus equipos).

Las investigaciones han demostrado que el consumo de agua en lugar de las bebidas azucaradas y los jugos ayudan a evitar o combatir la obesidad, ya que la sustitución de agua por refrescos azucarados con 40 gramos de azúcar en cada botella, aumentan la peligrosa ingesta de calorías en exceso.

Falta promover desde el gobierno y la SEP el aumento del consumo de agua a través del funcionamiento sanitario de los bebederos. No basta con conectarlos a la red municipal de agua, por el peligro de la salud de los niños.

El efecto positivo nutricional de la hidratación adecuada –sin refrescos azucarados- suele mejorar el rendimiento académico y físico.

En el recreo debe promoverse que los niños acompañen su torta con agua, no con refrescos azucarados ni jugos procesados ni pastelitos que se venden adentro o afuera de las escuelas.

Twitter:@SalvadorGLignan

También te puede interesar:

Comida chatarra

Comida procesada

El agua en la Ciudad de México