Opinión

Agendas legislativas de 2015, cargadas

Las agendas de los grupos parlamentarios de diputados y senadores para el próximo periodo ordinario, que inicia el 1 de septiembre, pretenden abarcar los temas que fueron dejados en segundo plano por las llamadas reformas estructurales aprobadas.

Por ejemplo, los senadores del PRD decidieron relanzar su iniciativa de reforma política para el Distrito Federal, que había sido un compromiso de las bancadas del PRI y el PAN, así como el incremento al salario mínimo –que, le adelantamos desde ahora, será rechazado por tricolores y blanquiazules– y la creación de un organismo que supervise el combate a la corrupción.

Para los perredistas será prioritario también dar seguimiento a los aspectos legales de la consulta popular, cuya constitucionalidad está supeditada al criterio de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

En esencia, las bancadas de todos los partidos se preparan para jugar “para la tribuna’’, es decir, para debatir los temas que son demandas populares –como el combate a la corrupción y el aumento al salario mínimo–, que difícilmente motivarán reformas importantes, pero que dejan la imagen de legisladores más cercanos a la gente.

Jueves y viernes los grupos parlamentarios del PRI y del PAN realizarán sus reuniones plenarias; a la de los senadores del PRI acudirá casi todo el gabinete legal y es probable que ocurra lo mismo con los diputados.

En todos los casos, la agendas legislativas estarán cargadas de 2015.

* * * *
Se nota el esfuerzo que está haciendo el gobierno federal para dejar claro ante la opinión pública que no habrá impunidad en el caso de la contaminación de los ríos Bacanuchi y Sonora.

Ayer el secretario de Semarnat, Juan José Guerra Abud, aseguró que la responsabilidad total del desastre es de la empresa Buenavista del Cobre, subsidiaria de Grupo México.

Quedó claro también que la empresa mintió al tratar de justificar el desastre al argumentar “lluvias atípicas’’ que nunca ocurrieron.

Y también quedó claro que el gobierno hará lo imposible para que la empresa pague por el daño causado al medio ambiente, lo que le obligaría a la erogación de varios miles de millones de pesos.

Ahora, el proceso judicial se llevará su tiempo y sus resultados quizá no se verán este año; la empresa también tiene recursos –y de sobra– para defenderse o para alargar la disputa.

Lo cierto es que Guerra Abud tiene la oportunidad de demostrar que este gobierno ya no dejará pasar más daños a la naturaleza, ni que los responsables gocen de impunidad.

Dicho en castellano, se puede recuperar la confianza de la ciudadanía en las autoridades responsables del medio ambiente.

* * * *
Desayunando juntos en un restaurante del sur de la ciudad, se vio a Manlio Fabio Beltrones y a Carlos Navarrete, candidato a la presidencia nacional del PRD.

Para nadie resulta un secreto la buena relación que Beltrones tiene con los integrantes de la corriente de los Chuchos, y en especial con Navarrete.

Para los malquerientes de Navarrete, la reunión pública con Beltrones
–se han reunido en privado decenas de veces– es la señal de que la corriente de los Chuchos está “al servicio del PRI’’.

Pese a ello, Navarrete va en caballo de hacienda.

* * * *
Definido el presidente de la Mesa Directiva de los diputados, el perredista Silvano Aureoles, falta ver si efectivamente el PRD también preside el Senado en la figura de Miguel Barbosa.

Sería inédito en la historia reciente del Congreso que el PRD presidiera ambas cámaras.

¿De verdad los dejarán pasar?

Twitter: @adriantrejo