Opinión

Agenda ofensiva

 
1
 

 

ME. ¿Por qué importa el TLCAN?

La negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) es un hecho. México y el TLC están prácticamente todos los días en las declaraciones y tuits de Trump, Pence y su equipo de transición. Siendo así las cosas, debemos aprovechar esta situación para avanzar los intereses del país.

Debemos prepararnos y estar listos para pasar de la defensiva a la ofensiva.

Una de las más recientes filtraciones sobre la visión de Trump en la negociación del TLCAN se dio este lunes en voz de uno de sus principales asesores comerciales, Anthony Scaramucci, que según The Hill, afirmó ante un grupo de empresarios que el objetivo de Trump sería lograr que el tratado sea “más justo” para la planta manufacturera de Estados Unidos.

Sin embargo, más allá de las declaraciones de Trump, Pence, Wilbur Ross o Todd Ricketts, México tiene que definir una estrategia clara y ambiciosa de negociación.

El punto de partida de dicha estrategia debe ser la enorme integración económica que ya existe entre nuestras economías. Canadá, Estados Unidos y México se han integrado en cadenas de producción en sectores muy diversos y con un peso enorme en el día a día de nuestras vidas, generando inversión y empleos, así como productos y servicios para los consumidores domésticos de nuestros mercados. Algo que incluso el CEO de Carrier no podría negar.

En esa agenda México y Canadá tendrán aliados serios y de mucho peso en la planta industrial, agrícola, farmacéutica, de servicios y comercial de Estados Unidos. También tendremos aliados estratégicos en el Senado y la Cámara de Representantes, que serán afines a defender los intereses de sectores allá que ya hoy se ven altamente beneficiados con el TLCAN como está. Y más importante aún, se trata de legisladores que tienen facultades en materia de comercio, sin los que Trump no podrá empujar su agenda.

En síntesis, México tiene dos grandes retos: el primero, definir una estrategia clara para impulsar los intereses del país; el segundo, inteligencia para domar al bully Trump.

Twitter: @julio_madrazo

También te puede interesar:
Fidel en 1979
Pence, Indiana & NAFTA
Hagámoslo Bien