Opinión

Agenda legislativa 2014


 
Después del frenesí legislativo del Pacto por México que permitió diversas reformas constitucionales -algunas muy positivas para el desarrollo económico y hasta cultural del país, no hay descanso sino la profundización de la agenda legislativa, ahora a nivel de leyes secundarias. Aunque el simbolismo más visible ya ocurrió en varios temas -por ejemplo la reforma a los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución para permitir la participación privada en exploración de petróleo, lo que sigue es igual o incluso más relevante porque las leyes secundarias dicen el “cómo” mientras las constitucionales con frecuencia sólo el “qué” y el “dónde”.
 
La agenda legislativa 2014 incluye alrededor de 30 reformas a leyes existentes, la creación de cerca de 17 nuevas, así como el nombramiento de diversas autoridades, entre ellas los consejeros del nuevo Instituto Nacional Electoral (INE), los comisionados del Instituto Federal de Acceso a la Información (Ifai), el nuevo zar anticorrupción así como los integrantes del consejo consultivo de la Comisión Nacional Anticorrupción.
 
Las principales reformas a leyes ya existentes incluyen (fecha límite entre paréntesis):
 
Ley de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (18 de abril 2014)
 
Ley de la Comisión Reguladora de Energía (18 de abril 2014)
 
Ley Reglamentaria del Artículo 27 constitucional (18 de abril 2014)
 
Ley Minera (18 de abril 2014)
 
 
Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos (18 de abril 2014)
 
Ley Orgánica de la Administración Pública Federal (18 de abril 2014)
 
Reforma constitucional en materia de deuda de estados y municipios (aprobada en la Cámara de Diputados; en comisiones del Senado)
 
 
Ley Federal de Competencia Económica (prescribió el 9 de diciembre 2013)
 
Ley Orgánica del Instituto Federal de Telecomunicaciones (prescribió el 9 de diciembre 2013)
 
Ley Federal de Derechos de Autor (prescribió el 9 de diciembre 2013)
 
Ley Federal de Amparo reglamentaria para prohibir la suspensión de resoluciones de Comisión Federal de Competencia Económica distintas a las de multas y desincorporación de activos (prescribió el 9 de diciembre 2013)
 
 
Reformas al Código Penal Federal para incluir tipos penales en materia de conductas anticompetencia (prescribió el 9 de diciembre 2013)
 
 
No acostumbro hacer listados textuales, pero creo que en este caso vale la pena para dimensionar el tamaño del reto legislativo que enfrenta el Congreso mexicano. Además, se deben crear nuevas leyes, entre ellas:
 
Ley General de Partidos Políticos Nacionales y Locales (30 de abril 2014)
 
Ley General de Procedimientos Electorales (30 de abril 2014)
 
Ley General de Delitos Electorales (30 de abril 2014)
 
Ley de la Industria Eléctrica (18 de abril 2014)
 
Ley del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo (18 de abril 2014)
 
Ley de Geotermia (18 de abril 2014)
 
Ley de la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del Sector Hidrocarburos (18 de abril 2014)
 
Ley Reglamentaria en materia de Responsabilidad Hacendaria (sin plazo definido)
 
Ley Federal de Consulta Popular (aprobada en la Cámara de Diputados; en comisiones del Senado)
 
Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental (reglamentaria del artículo 6to constitucional)
 
Ley que unifique las leyes Federal de Telecomunicaciones y Federal de Radio y Televisión
 
Reforma Política del D.F. (discutiéndose en comisiones del Senado)
 
Ley de Derecho de Réplica (aprobada en la Cámara de Diputados; en comisiones del Senado)
 
Ley de Candidaturas Independientes (discutiéndose en comisiones del Senado)
 
Código Nacional de Procedimientos Penales (aprobada en el Senado; en comisiones de la Cámara de Diputados)
 
 
Ley Federal de Responsabilidad de los Servidores Públicos (aprobada en la Cámara de Diputados; en comisiones del Senado)
 
Ley General contra la Trata de Personas (discutiéndose en comisiones del Senado)
 
El primero de septiembre del año pasado el presidente Peña Nieto hizo un llamado para cambiar a México en 120 días, los que mediaban entre esa fecha y el final del periodo de sesiones del Congreso en diciembre. Su apuesta fue exitosa porque, en efecto, la mayor parte de la agenda relevante del Pacto por México se aprobó, notoriamente la reforma energética. Ahora inicia otro nuevo plazo de 120 días, que vencen el 30 de abril cuando concluye el nuevo periodo del Congreso. La lista de leyes es enorme y de una mayor complejidad técnica que las reformas constitucionales, que como en materia energética, sólo requerían quitar obstáculos para la inversión privada. Ahora vienen los “cómos” y en esos detalles estará el impacto real de las reformas aprobadas.