Opinión

Acuerdos legislativos
a la vista

   
1
   

    

El diputado panista Javier Bolaños, tomo protesta como nuevo presiente de la mesa directiva de la Cámara de Diputados, su antecesor Jesús Zambrano Grijalva, agradeció a los legisladores su participación durante su mandato en la mesa directiva. (cuartoscur

Pasadas las elecciones en cuatro entidades federativas, en el Poder Legislativo ya no habrá pretexto para detener, por diferencias político-electorales, el análisis y discusión de temas que hasta ahora han quedado en el tintero, eso a pesar de que la sociedad en su conjunto sigue pidiendo a gritos mejores herramientas legales en la atención de problemas graves, como es el caso de la inseguridad y la corrupción.

Como recordamos, en la agenda legislativa siguen pendientes los dictámenes en torno a las iniciativas de ley que proponen el Mando Único policial, para lograr una mayor coordinación entre los cuerpos uniformados a nivel estatal y municipal, que tengan más capacitación, mejores sueldos y eficientes esquemas de control de confianza; de igual manera, para coadyuvar en los esquemas de vigilancia pública, está detenida una propuesta de Ley de Seguridad Interior, que no es otra cosa más que regular la actuación de las Fuerzas Armadas, dando énfasis a protocolos y respeto a los derechos humanos.

En materia de la lucha contra la corrupción, por todos lados hubo aplausos y buenos comentarios, cuando desde el Legislativo se construyó todo un andamiaje legal para hacer frente a un problema que en todo el país se ha enquistado y, aunque erradicarlo no suena fácil, menos lo será si no se dan los siguientes pasos para su implementación.

La aprobación del dictamen en el Legislativo dio paso a las leyes del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA). Sin embargo, hace casi un año desde que el Ejecutivo federal promulgó todo el paquete nuevo de normas y a la fecha no hay acuerdos entre las bancadas parlamentarias para nombrar al titular de la Fiscalía Especial que deba atender el tema.

“El nuevo sistema representa un cambio de paradigma, que dota al país de nuevos instrumentos para fortalecer la integridad en el servicio público y erradicar la corrupción”, dijo el primer mandatario, Enrique Peña Nieto, en julio pasado, durante la promulgación de las leyes del SNA.

Con la promulgación se establecieron varios compromisos, como el nombramiento del llamado zar anticorrupción (fiscal especial) y la obligación de las entidades federativas para, a más tardar el 18 de julio de este año, es decir, un año después de promulgadas las leyes, armonizar sus normas locales con el mandato federal. No obstante ello, hace apenas unos días el director de Transparencia Mexicana, Eduardo Bohórquez, informó que sólo 11 estados han completado el proceso de reformas legislativas, y en esa misma sintonía andan la creación de los sistemas estatales anticorrupción.

Es cierto, tal vez el SNA no sea una gran panacea en la materia, pero es lo que hay y si motivos diversos siguen deteniendo su instrumentación, es obvio pensar que el problema seguirá creciendo al grado espeluznante de rebasar casos como los detectados recientemente en Veracruz, Nuevo León, Sinaloa, Oaxaca y otras entidades, donde los mandatarios salientes se despacharon con la cuchara grande.

La LXIII Legislatura del Congreso de la Unión se encuentra en periodo de receso y el recurso legal para que temas como los referidos puedan ser procesados, y eventualmente aprobados sus dictámenes, es la celebración de un periodo extraordinario, donde afortunadamente hay elementos para pensar que entre las bancadas parlamentarias hay interés por alcanzar acuerdos e incluso ya se habla de un periodo extraordinario en julio y, si esto se confirma, se da por hecho que los temas del nombramiento del fiscal anticorrupción, el Mando Único y de seguridad interior llevarán mano, porque hoy, más que nunca, el Poder Legislativo debe aportar en temas como la seguridad del país y la lucha contra la corrupción, y en esta observación los congresos locales tienen una tarea importante. Eso es lo que una gran mayoría de la población desea.

También te puede interesar:
Zepeda inclina balanza a favor de Del Mazo
Impulsa PVEM propuestas contra polución
Rocío Nahle, ¿otra recaudadora?