Opinión

Acuerdo azucarero, antesala de la renegociacion del TLC

 
1
 

 

Azúcar

El acuerdo azucarero conseguido ayer entre México y Estados Unidos demuestra lo que deberemos tener en claro en las renegociaciones del TLC: ellos tienen intereses, no tienen socios.

No nos tratan como socios, sino como competidores que amenazan a sus muy pocas plantas de refinación de azúcar crudo (dos realmente relevantes). Ellos cerraron filas y reducen la posibilidad de que México acuda a su mercado con azúcar refinada. Reducen la capacidad de recibirla de México y aumentan el precio al que tenemos que ingresar para reducir competitividad frente a su complejo productor y refinador.

Y a pesar de que el secretario de Comercio, W. Ross,  destacó la capacidad de México para “aceptar casi todo lo planteado por Estados Unidos” abonando con ello a “una relación larga y próspera”, su industria azucarera se dijo decepcionada e “incapaz de soportar los nuevos términos acordados”.

Estos acuerdos condenan a que México siga siendo proveedor primordial de materia prima, lo que impide que, al menos al mercado estadounidense, podamos entrar con producto de valor agregado.

México obtiene ventajas que bajo la óptica de parte de nuestra industria se puedan entender bajo el dicho mexicano que reza "De los perdido, lo que aparezca".

Estados Unidos acusa al nuestro de llevar azúcar refinada con grado de subsidios, lo que afecta a los productores y refinadores de aquella nación. Tiene el gobierno de Estados Unidos la capacidad para distinguir en nuestro territorio prácticas de subsidio que lesionan a su industria pero carece de la voluntad para analizar qué está pasando con la fructosa de maíz estadounidense que está ingresando a territorio mexicano con un precio dumping de 40 por ciento.

Una carta que quizás un hombre de la capacidad de Ildefonso Guajardo pudiera ejercer en posteriores procesos de negociación: si no podemos entrar a Estados Unidos con azúcar refinada como tiene nuestra industria capacidad para hacerlo, que ellos tampoco puedan ingresar a nuestro mercado con fructosa de maíz subsidiada que desplaza al producto azucarero nacional.

Sobre los 38 países que son reconocidos como proveedores de azúcar a la Unión Americana, México no es miembro del TLC que pudiera merecer algún tratamiento especial. Es finalmente un competidor más, quizás el que más pueda hacerle daño a la Unión Americana.

Los productores de caña de azúcar señalan que el acuerdo, sin dejar de reconocer el trabajo del equipo de negociación involucrado en el proceso, claramente muestra el rigor con el que Estados Unidos piensa. El millón 400 mil toneladas de azúcar mexicana refinada que pudieran teóricamente ingresar a Estados Unidos lo harán sólo al ritmo, al precio y en las cantidades que los señores digan. Del total a exportar, 70 por ciento será azúcar en crudo para que ellos la refinen (incluida la modalidad de azúcar estándar).

Faltará saber en que momento un negociador fuerte como es Ildefonso Guajardo sacará la carta de la importación de fructosa de maíz.

Son 165 mil familias mexicanas involucradas con la producción de caña de azúcar. La agroindustria azucarera genera aproximadamente 33 mil millones de pesos anuales con 14 por ciento de la producción agrícola nacional, 0.5 por ciento del PIB nacional, y 7.5 por ciento del PIB agropecuario. La actividad de la industria productiva toca a 15 estados que concentran 13 por ciento de la población nacional.

Aaah, eso sí, tenemos la mano si hay demandas extraordinarias hasta para 100 por ciento de ellas. Sana, sana...

DE TIN MARÍN...
Delegación mexicana en París, encabezada por el Inadem y específicamente por María del Sol Rumayor, integra la Comfei Summit, creado por el Consejo Franco Mexicano para el Emprendimiento y la Innovación, creada en 2015 por la organización Business France y el Instituto Nacional del Emprendedor.

Este martes dan inicio los trabajos con miembros del ecosistema emprendedor de ambos países y la firme voluntad de impulsar de manera conjunta emprendimientos sociales y sustentables en ambos países. Se desea impulsar la innovación numérica, localizar a actores claves del emprendimiento que hoy el mundo global requiere así como posibles asociados. La delegación mexicana es nutrida y dispuesta a sacarle jugo al asunto.

Opine usted: etj@uptv.mx

Twitter: @ETORREBLANCAJ

También te puede interesar:
​México demuestra a la OCDE que sí se puede
​Nace índice para medir eficiencia de políticas públicas para Mipymes
Ubicar problemas en donde están las soluciones