Opinión

Aceleran reforma energética

1
   

    

pemex me

El adelanto de la importación de gasolina y diésel por parte de terceros al 1 de abril; la licitación, para el segundo semestre del año de la primera línea de transmisión de la CFE con participación privada, y la cuarta licitación de la Ronda Uno para extracción de hidrocarburos de pozos en aguas profundas en el Golfo de México, tiene varias lecturas, la relevante: avanza la reforma energética con su acelerada implementación; la política: son medidas que presagian la defunción de Pemex.

Esa es la visión que tienen los diputados de diversas fracciones partidistas. Para Jorge Carlos Ramírez, del PRI, el anuncio de la importación de combustibles refleja la voluntad del gobierno de la República de impactar favorablemente la economía de los mexicanos al propiciar las condiciones necesarias para que baje de precio la gasolina y el diésel. No sólo con el decremento que hubo al inicio del año, sino que esta tendencia continúe hacia la baja, además de propiciar que las empresas transnacionales generen más empleos en el país.

El diputado Jesús Zambrano expresó que la medida adelanta el acto de defunción de Pemex, ya que es un hecho que competirá contra empresas que con toda seguridad ofrecerán gasolinas más baratas en detrimento de la empresa pública más importante de México, y agregó que a la empresa gubernamental no se le ha invertido con propósitos de modernización y producción. Se ha dejado a su suerte, dijo, además de que funciona con cargas fiscales enormes, a diferencia de lo que son las empresas privadas.

Propuso que para su rescate, Pemex debe trabajar en dos frentes: el primero, destinar recursos para la modernización de sus plantas, y segundo, revisar las cargas fiscales.

El presidente de la Mesa Directiva manifestó que al mantener el precio alto de las gasolinas fue un pretexto para luego abrir el mercado a la competencia salvaje, además de que con las medidas anunciadas no se advierte que vayan a mejorar las condiciones de la gente y mucho menos haya crecimiento económico en el país.

Por su parte, el coordinador de la bancada priista, César Camacho, fue tajante al señalar que no hay desmantelamiento, lo que hay es una empresa fuerte del Estado que tiene que ser competitiva y ganar en competencia, ese debe ser el reto, al tiempo de precisar que el nuevo esquema anunciado debe ser una oportunidad para mejorar a la empresa en sus estados financieros y en su organización.

La reforma energética debe ser, agregó, un acicate para Pemex para que esta sea mejor y enfrente el reto de la globalización y en competencia demostrar que está a la altura de las mejores empresas del ramo a nivel mundial.

El PAN, a través de su coordinador en San Lázaro, presumió que cuando eran gobierno, Pemex producía 200 mil barriles más de lo que en la actualidad, por lo que dijo que la medida anunciada de nada sirve si no se acompaña de otras acciones, como impulsar la producción y exploración.

La reforma energética, a final de cuentas no es un logro del Ejecutivo, sino del propio Poder Legislativo que es donde se impulsó y se aprobó con el concurso del propio PAN, acotó Marko Cortés.

El PVEM, fiel a su estilo, y en voz de Jesús Sesma, apoyó irrestrictamente el anuncio del presidente Enrique Peña Nieto, ya que propicia una extraordinaria inversión privada que seguro rebasará los 30 mil millones de dólares, programada para este año, además de adelantar la liberación total de precios en los combustibles que, por ley, estaba previsto para 2018.

El líder de los Verdes se congratuló de que esta medida anunciada por el Ejecutivo permitirá que en el corto plazo se mantenga la generación de empleos en todo el país y será definitivamente un detonante económico para tener un crecimiento mayor del 2.5 por ciento del PIB, como ocurrió el año pasado.

En lo que coincidieron todos es que a la brevedad deben acudir, ya sea ante la Junta de Coordinación Política o en las Comisiones de Trabajo, respectivas, el director de Pemex, así como los titulares de Hacienda y Crédito Público y del Banco de México, para que expliquen qué van hacer con el recorte anunciado y qué programas se van a afectar, así como cuál es el futuro de la principal empresa productiva del Estado.