Opinión

Acabó el subsidio
en la gasolina

El Gobierno ya no nos “ayuda” a pagar la gasolina.

Todavía en septiembre, la Secretaría de Hacienda, a cargo de Luis Videgaray, oficialmente puso 13 centavos para cada litro de gasolina que usted o ese bigotón despachador, le puso de Magna al carro.

Pero a partir de octubre, a menos de que algo muy raro haya ocurrido, los dueños de carros y flotillas volvimos a pagar un impuesto en ese combustible: el IEPS llegó de nuevo. Falta aún que lo confirmen datos oficiales.

¿Por cuánto tiempo pagaremos IEPS? Depende de lo que dure el petróleo barato.

Eso no pasaba desde mayo de 2009 y en esos días se dio porque medio mundo en Estados Unidos guardó su carro para evitar el pago de la gasolina durante la gran recesión. Eso tumbó el precio allá y por ello nos abarataron la importación de ese líquido.

¿Se acuerda de él? El IEPS a la gasolina es un complicadísimo impuesto que se vuelve positivo, o sea, lo cobra el Gobierno a usted, cuando la gasolina que importa está barata. Es negativo cuando está cara. En esa circunstancia lo paga el Gobierno y lo llama subsidio. O sea, también lo paga usted, generoso contribuyente cautivo, pero por otras vías.

En octubre, el precio de la gasolina regular bajó casi 10 por ciento en Estados Unidos, mientras que en México la Magna, que vende Emilio Lozoya, de Pemex, subió 9 centavos por litro, o 0.69 por ciento.

A los mexicanos no nos ha tocado una baja en el precio de la gasolina. ¿Estrenaremos esa emoción con la apertura energética? Al menos durante el próximo año, no.

CRÉDITOS EN AUTOPISTA

En una de esas se lo cruza brincando en un pie en la carretera México- Toluca.

Porque si David Peñaloza Alanís no sabía bailar, esta semana aprende. Debe estar feliz.

Ignoremos si quiere usted, que los ingresos de su constructora Pinfra crecieron casi 15 por ciento en lo que va del año.

Hagamos también como que sus ganancias no alcanzaron ya el equivalente a 100 millones de dólares. Casi el triple que en los primeros nueve meses de 2013.

¿Pero cómo le hacemos para esconder la gestión de sus finanzas?
Pinfra saldó el mes pasado todos los pagarés que le cobraban una tasa de 10.7 por ciento, préstamo con el que en su momento, pagó esa autopista que cruza La Marquesa.

¿Cómo le hizo para acabar con ellos? Con otro préstamo por 4 mil 500 millones de pesos pero que ahora que el país está en barata, le cobra una tasa anual del 6.02 por ciento.

Luego, sacó mil 400 millones de pesos del efectivo de la compañía y ¡zas!, según JP Morgan le bajó 44 por ciento el costo de financiamiento de esa infraestructura, lo que le permitirá pagarla en 4 años y medio.

¿Usted ya le saca provecho a la barata de créditos?

1
EVIDENTE: Un pie en México

Timberland. Esta marca quiere colocarse en México como líder en calzado para montaña por medio de la instalación de monumentales objetos como éste, al sur del DF. La empresa pertenece a VF, una corporación de 11 mil millones de dólares basada en Nueva Inglaterra y que también es dueña de The North Face y de Kipling. Sus ingresos crecieron 7 por ciento en un año.

Timberland