Opinión

A la Secretaría de Comunicaciones
y Transportes

   
1
   

    

Gerardo Ruiz Esparza

A ocho metros del socavón hay una fila interminable de automóviles y camiones circulando. En las ventanas de los vehículos, miles son testigos de la maquinaria pesada, camiones de construcción y cientos de personas que tratan de arreglar lo que hace tres meses era presumido por los gobiernos local y federal como una obra modelo del sexenio.

En distintos medios de comunicación, reporteros viales anuncian que por el momento sólo pueden ser utilizados un par de carriles del 'Paso Express', pero que las laterales están 'liberando' el tráfico en la zona. Incluso, el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, se ha apresurado a decir que en quince días todo regresará a la normalidad.

No importa que hasta dentro de cuatro días se presenten los resultados de los estudios periciales y de análisis de suelo, no, él dijo que en dos semanas se 'normalizará la circulación'. Simplemente no aprenden, son irresponsables incluso después de la tragedia.

Dos voces autorizadas hablan el día después: los investigadores René Chávez Segura, del Instituto de Geofísica, y Andrés Tejero, de la Facultad de Ingeniería de la División de Ciencias de la Tierra, de la Universidad Autónoma de México (UNAM), ambos coinciden en la realización de estudios en la zona, imposibles de hacer en tan sólo quince días.

“En áreas de alto riesgo, se pueden hacer estudios de geofísica combinados con estudios de geología y geotecnia en los cuales nosotros podamos determinar las características del subsuelo y poder mencionar por dónde y a qué profundidad están las zonas más húmedas y con mayor riesgo, entonces las autoridades tendrán que tomar acciones al respecto”, señala el Dr. René Chávez.

Peor aún, Andrés Tejero habla de la irresponsabilidad del gobierno federal al permitir la circulación de autos en la zona: “como sugerencia, ya que este problema se presentó, yo haría un estudio geofísico y técnico de la parte donde fue el socavón, y del otro lado de la carretera, para saber cuáles son actualmente las condiciones.

“El hecho de que nada más haya pasado de un lado no quiere decir que del otro lado esté sano, esa sería una recomendación de parte de nosotros. Yo creo que se debe hacer un estudio profundo en el área donde fue el impacto, estudiar bien la zona, inclusive del otro lado donde ahora están circulando los carros porque no sabemos cómo está, tal vez ahí no falló, pero no sabemos si se está formando uno igual, no sabemos cómo están las condiciones abajo. Y por último, habría que decir que los vehículos pesados no pueden ni deben circular por ahí, es de alto riesgo”.

Dos advertencias y recomendaciones que seguramente ignorarán las autoridades. Ayer fue destituido el delegado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en Morelos, José Luis Alarcón, justo por eso “omisiones y faltas en su labor alrededor del Paso Express”. Lo hicieron por orden del presidente, el cual le pidió a Gerardo Ruiz Esparza que destituyera a todos los funcionarios que resulten responsables por el socavón; pecata minuta, le pide ser verdugo al responsable principal de la tragedia. No entienden que no entienden.

Twitter: @jrisco

También te puede interesar:
No quieren encontrar al espía
Fallaron en todo
El inverosímil ‘suicidio’ de Lesvy