Opinión

A Bolsa revuelta, ganancia de cascadores

 
1
 

 

De Jefes.

La volatilidad que mantienen los mercados, ocasionada por el entorno económico internacional adverso que usted lee y ve internacionalmente, significó para muchos la oportunidad de aprovechar gangas en la BMV.

¿Por qué le decimos esto? Cifras de Grupo BMV que preside Jaime Ruiz Sacristán revelan que el importe promedio diario operado de instrumentos de renta variable (llámense acciones, Fibras y demás) creció 28 por ciento en enero, respecto a diciembre, y 7.0 por ciento frente a enero 2015.

En donde el entorno sí pegó es en la llegada de nuevas empresas o Fibras a la BMV. Javer es la única que se enlistó tras levantar mil 800 millones de pesos.

Pese a esto, los estrategas de Citi están optimistas con el Grupo BMV, al considerar que tiene una valuación atractiva y que la posibilidad de una nueva bolsa es muy baja. Un sondeo de Bloomberg con analistas ve el precio de la emisora en 29.72 pesos, lo que representa un potencial de subida de 32 por ciento. ¿Le entra?

EL CASERO DE ILDEFONSO
Hasta André El-Mann se puso un cucurucho de pintor en la cabeza.

El presidente de Fibra Uno puso a sus muchachos a marchas forzadas para terminar los últimos detalles de la Torre Reforma Latino.

Sucede que le llegaron nuevos inquilinos que necesitaban mudarse con urgencia.

El edificio ubicado en el 296 del codiciado Paseo de la Reforma recibió desde enero a los funcionarios de la Secretaría de Economía, de Ildefonso Guajardo. Ocupan varios pisos del inmueble de 44 niveles.

El cambio obedeció a que su antigua sede en avenida Patriotismo presentaba fallas estructurales. ¿Y eso? Tiene un “declive de 30 centímetros”.

Serán dos años durante los cuales los funcionarios despacharán desde Paseo de la Reforma, con la promesa de regresar a su antigua sede, que también será remodelada.

¿MIEDO AL COCO?
No es broma. Son adultos, pero aparentemente le tienen miedo al CoCo. ¿Ya los conoce? Son bonos convertibles por acciones que pagan buenos intereses, pero son muy riesgosos.

Los emitieron los bancos después de la gran recesión para financiar sus operaciones sin costo para los gobiernos. Si el negocio va bien, quien tiene uno de esos bonos gana intereses por arriba del mercado. Si no va bien, el bono convierte su valor en capital para el banco, que de esta manera puede seguir operando.

Obviamente, en esa circunstancia, no son buenos días y las acciones pierden valor y el “accionista” deja de recibir intereses de su bono.

Todo el cuento es para decirle que esos bonos pierden rápidamente su valor en estos días, en parte, porque CreditSights, una firma de análisis financiero, dijo que Deutsche Bank podría enfrentar dificultades para pagar el interés de sus CoCos.

¿Quién ha emitido esos CoCos en México? Banco Santander y de eso le contaremos luego.

También te puede interesar:
Norteños sufren en el sur
Rassini aceleraría con Ford
La victoria de Larrea