Opinión

99 días sin dar clases… #JusticiaParaMichoacán

 
1
 

 

Salón de clase. (Cuartoscuro)

Por Macarena Velázquez.
Investigadora de Estudios Jurídicos en Mexicanos Primero.

En el marco de la campaña “10 Compromisos por la Educación en Michoacán con Equidad y Calidad” [http://decalogo.elojociudadano.org/], el gobernador electo de Michoacán, Silvano Aureoles, se comprometió a que “se transparente y depure la nómina magisterial para dejar de pagar – con dinero destinado a los maestros – a aviadores, comisionados sindicales, trabajadores administrativos o a cualquier otra persona que no desempeñe función docente” (Compromiso número 7). Este compromiso tiene su fundamento en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en la Ley General de Educación y en la Ley General del Servicio Profesional Docente; el fin del mismo es dejar de pagar con recurso educativo a personas que cobran como maestros, sin serlo.

Desde el 2010, el Secretario General de la Sección XVIII de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), Juan José Ortega Madrigal, ha estado adscrito a la Escuela Primaria Rural “Mariano Matamoros” ubicada en la comunidad El Tesorero, municipio de Apatzingán, en el estado de Michoacán. Allí ha percibido ingresos completos correspondientes al pago por función docente; según datos públicos de la Secretaría de Educación Pública, tan sólo en el periodo que va del 1er trimestre de 2010 al 2º trimestre del 2015, percibió al menos $2,052,231 pesos provenientes de nómina magisterial.

Sin embargo, el Señor Ortega cobra por ejercer una función que no desempeña. Sólo considerando el pasado ciclo escolar 2014-2015, estuvo 99 días hábiles, la mitad del ciclo escolar, fuera de su centro de trabajo en actividades ajenas a la docencia. El Tesorero se encuentra aproximadamente a 2 horas y 18 minutos de la ciudad de Morelia por vía terrestre, lo que hace físicamente imposible que Ortega estuviera simultáneamente en movilizaciones y eventos en la capital del estado al mismo tiempo que laborara en su escuela de adscripción.

Así, se puede presumir que al señor Ortega se le hicieron pagos con recursos federales y éste los aceptó en contravención con la normatividad federal y local. El Artículo 76 de la Ley General del Servicio Profesional Docente establece que el que incumpla con la asistencia a sus labores por más de tres días consecutivos o discontinuos, en un periodo de treinta días naturales, sin causa justificada, será separado del servicio. Sólo contemplando el ciclo 2014-2015, el señor Ortega rebasó por 33 veces el número límite de ausencias que la ley permite a un maestro. Pero al día de hoy, el Sr. Ortega sigue cobrando.

En virtud de lo anterior y a fin de transformar esta indignación en acción, el 18 de septiembre Aprender Primero –brazo jurídico de Mexicanos Primero- presentó ante la Procuraduría General de la República (PGR) una denuncia de hechos que pudieran ser constitutivos de delito derivado del pago como maestro frente a grupo que se ha hecho, desde 2010 a la fecha, al señor Juan José Ortega Madrigal.

Nosotros, como parte de la sociedad civil, denunciamos estos hechos ilegales que atentan contra el derecho a una educación de las niñas y los niños. Ya van tres denuncias penales en contra de pagos ilegales realizados con el presupuesto educativo: 1) El caso de Liberato Montenegro, líder histórico del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación en Nayarit; 2) El caso de Rubén Núñez, líder de la Sección XXII de la CNTE en Oaxaca; y 3) El caso actual de Juan José Ortega Madrigal en Michoacán.

Esperemos que deje de ser necesario seguir denunciando hechos como éstos. Llamamos al Gobierno Federal y a los gobiernos estatales a combatir el malgasto del presupuesto educativo depurando la nómina de aviadores y comisionados sindicales que hacen cobros ilegales.

Mientras tanto, utilicemos las instituciones en México para presionar a las autoridades para que defiendan el derecho de las niñas, niños y jóvenes a una mejor educación, para defender a los maestros de un liderazgo que abusa de ellos, para defender a los papás que aspiran a un mejor futuro para sus hijos, para defender también a los mexicanos y a los contribuyentes cuyos recursos financian estos pagos que son ilegales. Por todo ello, al exigir #JusticiaParaMichoacán, exigimos ¡Justicia para México!

Twitter:@MacaVelazquez

www.mexicanosprimero.org

También te puede interesar:

El lento camino de la enseñanza de las lenguas originarias

¿México bilingüe?

Transparentar, corregir y hacer eficaz el gasto educativo