Opinión

35 mil millones de razones

El día de ayer Mexicanos Primero presentó el costo anualizado del personal identificado por el INEGI que no labora en su Centro de Trabajo, según arrojó el censo de educación que levantó el propio gobierno. La cifra es escandalosa. El país le paga a casi 300 mil “profesores” un total de 35 mil millones de pesos anualmente (2 mil 800 millones de dólares) por no cumplir con su trabajo. Es aproximadamente tres veces la utilidad neta anual de empresas como Banorte o Cemex.

Más grave aún, en tan sólo un año, estos 300 mil “funcionarios” juntos, sin hacer nada, podrían figurar como una de las 600 personas más ricas del mundo; y en 5 años estar entre los 80 más ricos, personas con una fortuna superior a los 12 mil millones de dólares. ¿De verdad este asalto seguirá ocurriendo año con año?

Para poner fin a este desfalco, combatir la corrupción y el mal gasto, Mexicanos Primero ha interpuesto demandas en los 32 estados contra los tesoreros o secretarios de Finanzas que paguen estos sueldos, violando la nueva Ley General de Educación. ¿Cuándo comenzaremos a ver a funcionarios públicos y a falsos maestros procesados por esta irregularidad?

En el documento que presentó Mexicanos Primero enumera algunos de los programas o políticas que el país podría cubrir con estos fondos: multiplicar por dos el seguro popular, 300 mil nuevos policías, 7 veces más apoyos alimentarios, entre muchos otros. Omiten la comparación con la educación superior, pero con este monto podría abrirse cupo para 350 mil alumnos de licenciatura todos los años. ¡No habría rechazados de las universidades públicas! Lo que se roban los falsos profesores equivale a más de lo que se le destina anualmente a la UNAM.

Democratizar la productividad sólo será posible con ciudadanos más y mejor educados, con habilidades que requiere la planta productiva y que no son física cuántica; necesitamos egresados que sepan leer, comprender un texto, razonar, utilizar tecnología, hablar otro idioma, son algunas de las más básicas. ¿Cómo lograrlo si 300 mil maestros están en cualquier lado menos en el aula?