Opinión

2018, año de retos formidables

 
1
 

 

2018

Las perspectivas de 2018 no son nada halagüeñas para el país, que transitará por un periodo convulsionado por los comicios que mantendrán en vilo la gobernabilidad. Aunado a esto, persiste un alto grado de incertidumbre provocada por la política de Donald Trump, que estira la liga para doblegar a México en el TLC y aprieta en otros frentes que mantendrán negros nubarrones sobre la economía nacional.

Coincido con la visión que tiene Roy Campos sobre el escenario que plantea para el próximo año, en el cual, por las elecciones y lo que representa entre la sociedad, le restará margen de operación a una administración peñista debilitada y que estará cruelmente acusada de todos los males que se le ocurran a los candidatos presidenciales.

Con las premisas de gobiernos mal evaluados, con la inseguridad pública y la violencia en varias regiones del país al alza, y la polarización política y la percepción creciente de corrupción y de impunidad, se forma un coctel molotov que en cualquier momento puede estallar.

La oferta política de casi todos los candidatos va a alinearse en contra del sistema. Esta postura política le ha redituado grandes logros a quienes las han esgrimido electoralmente (el caso más reciente y significativo es el de Trump). Los antisistémicos tienen todas las ventajas para ganar, sobre todo ante la insatisfacción generalizada en la sociedad, en donde los temas como la corrupción y la impunidad, así como la inequidad social, han permeado en todos los estratos sociales.

Por supuesto, la irrupción de las redes sociales, que han empoderado a la ciudadanía, serán definitivas para que permee el discurso antioficial.

Si en la actualidad los niveles de popularidad del presidente Peña Nieto se mantienen a la baja, ya en plena campaña electoral seguirá en picada y por ende su partido, lo que anticipa un escenario verdaderamente complicado para el PRI, que está a un paso de volver a perder la elección presidencial.

Alguien decía que si bien es cierto que hay cierta expectativa por conocer al candidato del PRI, también es una realidad, que a diferencia de otros tiempos, el destino de este personaje no necesariamente será el de la victoria. Se destapará a un candidato que nacerá con el estigma de la derrota.

En este contexto es hasta irrelevante si el presidente Peña decide hacer el destape de su candidato en noviembre o en diciembre, el resultado será el mismo.

Más allá del resultado de las elecciones, todos los partidos políticos tienen la obligación de evitar que la polarización derivada las campañas no se desborde a grados incontrolables. Los candidatos tienen la responsabilidad de no dañar a las instituciones y a la propia democracia, de evitar afectar el desarrollo de la economía y con ello cerrarle oportunidades al enorme capital humano que tiene México.

Insiste Roy Campos en señalar que será más atractivo para el elector escuchar las cosas malas del gobierno y dejar a un lado las positivas, aunque estas sean las más; sin embargo, como premisas fundamentales, debe de existir un acuerdo tácito entre todos los candidatos, de proteger la democracia como forma de vida en la cual debe defenderse el derecho a la libertad de expresión, a las instituciones y al ejercicio de una prensa libre.

Recordemos que un candidato antisistema no necesariamente va a ser un buen presidente. Es más, por los ejemplos que ocurren en otras latitudes, el aspirante que llega por esa vía se ve tentado más por el autoritarismo que por un comportamiento democrático.

Y ya pasadas las elecciones seguirá el conflicto postelectoral, que mantendrá en jaque al país y si no hay madurez y compromiso con México por parte de ganadores y perdedores, pues todo está puesto para romper la estabilidad social.

Por ello afirmamos que el próximo año será de retos formidables, que más que nunca exigirán a todos los mexicanos mantener la unidad y no caer en la trampa que nos pondrán los políticos para dividirnos y enfrentarnos.

También te puede interesar:
La pobreza y la ignorancia, enemigos de la salud
Se queda solo el PRI rumbo al 2018
Ya hay acuerdos en PEF 2018