Opinión

2017, ¿Pymes en la antesala del infierno?

 
1
 

 

Universo Pyme.

Los empresarios de las Pymes están alarmados. En 2017 la política económica que procura el gobierno federal plantea un recorte presupuestal casi tan abultado como el que se ejerció en 2015 más los dos ejercidos durante 2016.

Si estos fueron años complicados, ya podemos imaginar cómo viene el entrante sin considerar que los legisladores querrán dejar su firma en un mayor sacrificio del gobierno, no afecto a cortarse las manos o siquiera las uñas de ellas.

Nada que no hayamos vivido antes, recuerdo. En 2009 se tuvo un crecimiento de signo negativo de 6.5 por ciento. Sobrevivimos entonces, sobreviviremos en un año en el que posiblemente se consiga un 1.0 por ciento de crecimiento o quizás, ya en las buenas, 1.5 por ciento.

Momento de replantear algunas prácticas comunes que ponen en riesgo el mantenimiento del empleo y la resistencia de las micro y pequeñas empresas, como el pagarles a tres meses de distancia de entregada la mercancía, práctica ya habitual de las grandes cadenas de supermercados.

Como si los modernos sistemas de cómputo no permitieran liquidar a las Mipymes las mercancías que se vendieron a los 21 o 30 días de entregadas.

Ya escribiremos de esto la semana próxima. Por lo pronto, el susto nadie se los quita por más que se sientan más cómodos con un secretario relajado que parece caminar sobre el piso.

Mientras tanto, es menester, como solemos, hacer un reconocimiento del talento de las Pymes. La que de hoy anotamos detalle es una Pyme que ha ocasionado muy buena impresión en Estados Unidos donde se asombran que jóvenes mexicanos sean capaces de conseguir herramientas de 'predicción' con bases matemáticas muy precisas, a tales extremos que pueden anticipar, al establecimiento de un negocio, el potencial de clientes a su alcance geográfico a pie o en automóvil, la competencia a la que se enfrentarán e incluso el ritmo de ventas que habrán de tener.

Y no es 'vacile'.

Descifra es una Pyme que encabeza por cierto el hijo de un convencido priista. Roberto Wong.

También le llamaron Roberto y por ende lleva el mismo apellido.

Esta empresa tiene tres vertientes fundamentales de servicio a sus clientes: es un centro de big data, es un machine learning que ofrece análisis de esos datos y es una plataforma de despliegue mediante sofisticados algoritmos.

Cuando para una empresa llega el momento de plantear su nacimiento o su crecimiento, tener una firma que ofrece datos relevantes sobre cómo se puede prever su desempeño es importante.

Esta empresa, que originalmente planteo su funcionamiento pensando en micro y pequeños negocios, pronto se dio cuenta de que la información era muy importante para los grandes corporativos que comenzaron a solicitar sus análisis.

Lamentablemente son firmas muy relevantes de las que no se puede hablar en concreto por sofisticados contratos de confidencialidad. Pero se trata de plantas grandes, de inversiones muy importantes y de proyectos estratégicos para algunas multinacionales, todas ellas satisfechas por la información que han recibido de Descifra.

En alguna ocasión Roberto Wong hijo (foto) tuvo que asistir a Nueva York para explicar los resultados de un análisis realizado a una empresa multinacional y para su sorpresa fueron varios de los asistentes que le plantearon la posibilidad de aliarse con ellos para ofrecer en La Gran Manzana esos servicios a corporativos estadounidenses y extranjeros. El asunto está ya en proceso.

Con sus resultados, esta empresa permite que sus clientes entiendan con toda claridad de dónde van a venir sus clientes, definir con precisión cuál será su 'huella' en el micro sistema empresarial e incluso hasta predecir con poca proporción de error de qué nivel serán sus ventas.

El sistema de datos puede incluso conocer cuántos clientes podrían llegar 'a pie' y cuántos pudieran llegar a ellos transportándose en sistemas públicos o bien en sus respectivos vehículos. Esto lo logran mediante la recreación de polígonos isocrónicos que delimita los micro mercados en donde pueden tener influencia.

Descifra
trabaja en el manejo de modelos matemáticos y aún con la poca información que se tiene en el país son capaces de obtener una fuente muy importante de datos que analizados ofrecen importantes puntos a considerar en el funcionamiento o establecimiento de un negocio.

Esta empresa logró desarrollar mediante la poca información estadística que se encuentra a la mano en México hasta 900 capas de algoritmos que relacionan variables para ofrecer distintos renglones de interpretación.

El asunto, del que es complejo escribir, dicen, es 'muy divertido'.

Para Pymes ellos ofrecen este tipo de estudios entre cinco y 15 mil pesos y se obtienen en cuestión de pocos minutos. No obstante, 95 por ciento de sus clientes son medianos y grandes.

Actualmente están también trabajando con el Inadem para obtener datos muy concretos del comportamiento de micro y pequeñas empresas. Van por 80 mil empresas que son abordadas por un ejército de 650 consultores, de lo que escribiremos en otra ocasión.

Hoy en día están afinando su proceso de crecimiento con el apoyo de Wayra, la aceleradora de Telefónica que encabeza Gabriel Charles. Puede buscar a la empresa mediante sus redes sociales.

Twitter: @ETORREBLANCAJ

Correo: direccion@universopyme.com.mx

También te puede interesar:
ProMéxico le apuesta a exportar con un clic
'Micros' mexicanas, con ganas de fracasar
Avanza conflicto aguacatero