Opinión

2017, incertidumbre y complejidad

 
1
 

 

Donald Trump. (Bloomberg)

Inexorablemente el 2016 llega a su fin y los saldos que nos deja no son, ciertamente, los más satisfactorios.

Durante el año que culmina hemos tenido y visto de todo, en lo económico, en lo político y en lo social, tanto en nuestro país como en el entorno externo. Guerra, devaluaciones, escándalos, saqueos, corrupción, violencia, crimen y calamidades que, por lo cotidiano, ya no sorprenden a nadie.

Recientemente presenciamos la desaparición de personajes que hicieron época y caracterizaron el siglo XX, así como el arribo inesperado de otros que sin duda, condicionan ya, con un peculiar estilo y discurso, nuestro devenir.

La complejidad y la incertidumbre sobre el futuro inmediato se asientan como factores determinantes en nuestro diario acontecer y nos ofrecen un panorama nebuloso para el 2017, que no augura, de acuerdo con la tendencia observada y el discurso expreso, expectativas favorables.

En lo externo, el factor Trump, pletórico de agresión verbal hacia los mexicanos ha sido determinante para el enrarecimiento del panorama y ha puesto de manifiesto, con crudeza, la gran vulnerabilidad de una relación bilateral tradicionalmente asimétrica, que en mucho, depende del carácter y voluntad de una sola persona.

En lo interno, la fragilidad de la confianza ciudadana en el andamiaje institucional a causa de la evidente corrupción y el debilitamiento del tejido social, plagado de violencia en diversas regiones, complica la estabilidad doméstica.

Pero pese a todo ello, los deseos de paz, dicha y prosperidad se reproducen copiosamente en cada hogar, con la esperanza, como es natural en estas fechas, de que el año venidero, sea venturoso.

Quienes gozamos del favor de contar con un espacio de reflexión en nuestra casa El Financiero, nos sumamos a esos deseos de felicidad y prosperidad, agradeciendo la generosidad de nuestros pacientes lectores y el siempre profesional y cálido apoyo de un maravilloso equipo editorial.

Correo:grhhuizar@gmail.com

También te puede interesar:

En bayonetas

Hasta siempre Fidel

Similitudes