Opinión

20 años apostándole a la innovación


 
En la política pública mexicana hacia las Pymes hay activos que tenemos que reconocer. Tal es el caso de FUMEC, la Fundación México-Estados Unidos para la ciencia.
 
 
Se trata de una organización no gubernamental creada durante los preparativos de firma del TLC de Norteamérica y concebida como un marco ideal para fortalecer la ciencia y promover el desarrollo de la región.
 
 
Fue  un congresista  de nombre George E. Brown, casado con una mexicana, quien más invirtió su capital político para que la iniciativa tuviera éxito.
 
 
Él reconoció que la ciencia, la matemática, la innovación, el intercambio de logros binacionales eran ingredientes fundamentales  del progreso.
 
 
Sobre la mesa  de aquel entonces se pusieron 11 millones de dólares para arrancar el patrimonio de esta iniciativa que cumple sus primeras dos décadas con resultados muy importantes a grado que su trabajo tiene que contemplarse como un activo de la política pública hacia las Pymes sobre todo en su proceso de internacionalización de los casos empresariales  de éxito que sin este apoyo hubiesen sido imposibles de concretar.
 
 
A la fecha esta instancia de apoyo a la ciencia, la innovación, la tecnología y la educación ha concedido apoyo a 2 mil empresas de extracción tecnológica en 21 estados del país y lanzado con éxito a la economía global a 620 empresas mexicanas cuyas facturaciones han generado más de 510 millones de dólares de transacciones internacionales.
 
 
Son dos los programas clave de FUMEC en México: Techpyme y Techba. En el primero se cuentan  casi  mil 500 empresas con tasas de incremento en ventas superiores al 15 por ciento.
 
 
En Techba, el proceso de aceleración comercial en planos globales más de 128 empresas se han lanzado en operaciones internacionales con presencia fija en al menos dos países más fuera de nuestro territorio.
 
 
Pero FUMEC sabe que para tener mejores cosechas hay que aprender a sembrar en niños y jóvenes. Su brazo vinculado a la educación científica de calidad a partir de un modelo muy exitoso y probado en otros países (INNOVEC), ha hecho posible la capacitación a más de 9 mil docentes, asesores pedagógicos y autoridades educativas en 11 estados del país con beneficios en 450 mil alumnos de educación básica. Y van por los 2 millones de niños en un período de tres años.
 
 
Las iniciativas promovidas por FUMEC, creado en 1993, retoma, en el caso de la educación de la ciencia en niveles básicos escolares, las experiencias similares desarrolladas con  mucho éxito en Francia, en China, Australia a grado tal que su integración ha sido reconocida en otros países que desean la aplicación del “modelo mexicano”.
 
 
Pero el credo fundamental para TechBa, para TechPyme y para Fumec ha sido la innovación.

 
 
Desde hace 20 años el asunto se subraya en los renglones de la institución.
 
 
Y la confianza de que ese proceso de llegar a la innovación es un talento que tiene el mexicano en su DNA.
 
 
Ahora, más maduro el mercado mexicano, con un gobierno que cree en los emprendedores y parece apostarle sin temor a equivocarse a la instancia de apoyar la iniciativa de emprendimiento, FUMEC inicia la siembra de AGENDAS ESTATALES de Innovación para convertirlas posteriormente en AGENCIAS ESTATALES  de Innovación en las que coincidan la política pública federal, las estatales, la iniciativa de política pública educativa, los centros de educación estatales y el sector privado mexicano.
 
 
Pretende seguirle los pasos a lo que ha logrado hacerse en Finlandia, en Suecia, Malasia donde se han clarificado los nichos estratégicos de esas naciones y a ellos van las apuestas de recursos y de políticas de apoyo del sector público.
 
 
Las agendas (y agencias) de innovación  detonan los crecimientos regionales y son centros de vinculación finalmente que multiplican los beneficios que representa el trabajo conjunto.
 
 
En esas anda Fumec con el apoyo de la Subsecretaría de Industria y Comercio de la Secretaría de Economía, el INADEM, ProMéxico y el Conacyt.
 
 
Pero van por más. Una inquietud recién sembrada por el Gobierno Chino parece indicar que Fumec deberá ser la instancia que analice por qué, por dónde y con quién México pudiera estudiar una iniciativa que al más alto nivel de la nación asiática se planteó al Presidente Enrique Peña Nieto: “trabajemos de manera conjunta en la creación de tecnología, ciencia y patrones de innovación” que multipliquen el potencial económico de los pueblos.
 
 
China ve en México un aliado estratégico.
 
 
Este organismo pues le apaga las primeras 20 velitas del pastel, lo que en México es digno de ser reconocido con una página en Ripley y además en el Record de Guiness.
 
 
Va siendo hora de que concedamos las cosas buenas que da México al mundo y que en ese reconocimiento vayamos al mercado global por lo que con justicia nos corresponde.
 
 
Felicidades a las 120 personas que hacen posible este esfuerzo, a Guillermo Fernandez de la Garza, Director Ejecutivo de Fumec, de Haru Yamazaki , Directora General de TechBa y bueno… de la guerrera de Rosario Taracena, entre las personas con quien más hemos compartido el placer de distinguir los talentos empresariales que  promueve Fumec .
 
 
DE TIN MARÍN…
 
 
50 años cumple Estudio de Comunicación que encabeza Manuel Alonso con su hipersocio Carlos Bonilla. Ya es una empresa global y en lugar de apagar 50 velitas (no hay pastel que las aguante) lanzaron la obra COMUNICACIÓN FINANCIERA: TRANSPARENCIA  Y CONFIANZA. Muchas Felicidades al despacho consultor. ¡Festejemos en Nueva York, Manuel que tanto te fastidia!
 
 
direccion@universopyme.com.mx