Opinión

Diez estrategias para moderar el gasto

 
1
 

 

consumo compra consumidor méxico (Bloomberg)

En definitiva, son tiempos para ser prudentes en las compras cotidianas; sin embargo, son muchas las tentaciones a las cuales nos sometemos.

Por una parte están los deseos “irrefrenables” del consumidor y, por la otra, la fuerza de la publicidad y promociones de los negocios. ¿Cómo evitar sucumbir? Aquí algunas sugerencias prácticas al respecto.

1.- Llevar a cabo un presupuesto anual, en donde se establezcan cajones de gasto bien delimitados y no salirse de ellos. Si acaso hay un sobregiro momentáneo, compensarlo de forma inmediata el siguiente mes, bajando las erogaciones de algunos conceptos.

2.- Está probado científicamente que es imposible dejar atrás la emocionalidad en las compras; por lo tanto, más vale aceptarla y ponderar el deseo de adquirir algo con la verdadera satisfacción o utilidad que proporcionará el bien en cuestión.

3.-Si vas a salir de compras, hacerlo con una lista predefinida y ceñirse de manera estricta a ella. Dejar las “ofertas inesperadas” para otra ocasión.

4.- Un truco que le resulta a mucha gente es tomar el producto que llamó la atención y ponerlo en el carrito, para luego sacarlo antes de pasar a la caja. Este simple acto permite saciar de momento el deseo de tenerlo.

5.- Una recomendación simple es enfriar el proceso y decidir al día siguiente. El “pensarlo con la almohada” funciona con regularidad para ponderar otros efectos del gasto.

6.- Consulta todo con tu amigo más pesimista y tacaño; con seguridad, te dará ángulos de análisis que tú no estás percibiendo.

7.- Nunca vayas a una tienda en un estado de predisposición a gastar. Por ejemplo, ir con hambre al supermercado o salir de compras después de un aumento salarial. Es una invitación a dejar atrás el presupuesto.

8.- Antes de tomar la decisión final, piensa en los problemas económicos del país y cómo podrían impactarte en tus finanzas personales. Esto te da un entorno de precaución ante un futuro incierto.

9.- Evalúa el costo de oportunidad de cada alternativa y encuentra a qué otras cosas deberías destinar el dinero. Te dará el sentido de la prioridad y “enfriará” la resolución.

10.- Échale un vistazo a tus cuentas pendientes, sobre todo en el saldo de tus tarjetas o créditos que tengas contratados. Tal vez te darás cuenta de la necesidad de primero pagar lo que adeudas, para luego volver a pensar en adquirir algo fuera de lo planeado.

Twitter: @finanzasparami

También te puede interesar:
Impacta al bolsillo el ajuste económico
Siete pasos para evaluar un crédito
Divorcio, cuando pasa el Día del Amor