Nikkei

Seguros educativos podrían evitar deserción escolar en México: GNP 

La deserción escolar en México es de aproximadamente 50 por ciento, y esto se debe, de acuerdo a GNP, por la falta de recursos; un especialista de la empresa consideró que este alto índice se podría revertir al contratar un seguro educativo.
Notimex
06 enero 2016 21:2 Última actualización 06 enero 2016 21:5
educación

(Bloomberg)

La contratación de un seguro educativo podría revertir la deserción escolar en México, que tiene como principal causa la falta de recursos, indicó GNP.

La aseguradora precisó que de acuerdo con datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) México tiene un índice de deserción escolar cercano a 50 por ciento.

Dicho indicador, dijo, es uno de los más elevados de los países que integran a dicho organismo, principalmente porque los jóvenes enfrentan dificultades económicas para seguir estudiando.

En tanto, añadió que un estudio de la Fundación Mexicanos Primero arrojó que sólo 13 por ciento de los niños que inicia la educación primaria alcanzará a llegar al grado de licenciatura.

Lo anterior, aunado a que solo ocho de cada 100 concluirá sus estudios profesionales debido a la falta de recursos económicos.

Ante ello, el director de marketing estratégico de GNP Seguros, José Antonio Rojo, afirmó que "la previsión financiera es una herramienta que nos permite no sólo contribuir a garantizar la educación de nuestros hijos, sino también a elegir qué tipo de educación queremos darles".

La aseguradora destacó que garantizar la educación de los hijos en el mediano y largo plazo se convirtió en una meta financiera cada vez más importante.

Así, detalló, de acuerdo con datos de la cartera de Vida Individual de GNP Seguros, 58 por ciento de las pólizas de ahorro se destinan en la educación de los hijos, señaló la aseguradora en un comunicado.

En 2015, abundó, contaba con más de 252 mil pólizas vigentes y pagó un monto total superior a los 312 millones de pesos, los cuales fueron destinados en la cobertura de gastos de educación.

Para 2016 se estima que se realizará la entrega de más de mil 464 millones de pesos en pólizas que cumplirán su plazo de ahorro y que están destinadas en la educación de los hijos, anticipó.

A su vez, abundó que la insuficiente matrícula disponible en las universidades públicas y los altos costos que implica la educación profesional en una institución privada –que superan los 100 mil pesos semestrales, dependiendo de la universidad y carrera profesional elegida- complican el panorama para los jóvenes que quieren concluir una carrera y que no cuentan con los recursos.

Afirmó que los seguros educativos constituyen una de las mejores alternativas de previsión financiera para enfrentar los gastos y las eventualidades futuras relacionadas con la educación.

Ello, abundó, debido a que dichas coberturas ofrecen la garantía de cumplir con el objetivo de ahorro y de que que éste será entregado específicamente para este fin.