Nikkei

Bolsas de aire, caso global para Takata

Honda Motor ampliará las investigaciones por las bolsas de aire de Takata para atender correctamente a sus consumidores e intervendrá para asistir al fabricante de autopartes si es necesario, dijo el presidente de la firma de automóviles, Takanobu Ito.
Nikkei
09 diciembre 2014 20:17 Última actualización 10 diciembre 2014 5:0
Nikkei.

En la industria automotriz en su conjunto se estima que 20 millones de vehículos resultaron afectados. (Archivo)

Honda Motor ampliará las investigaciones por las bolsas de aire de Takata para atender correctamente a sus consumidores e intervendrá para asistir al fabricante de autopartes si es necesario, señaló el presidente de la firma de automóviles, Takanobu Ito, en entrevista con Nikkei.

Honda ya ha llamado a revisión a seis millones de vehículos en todo el mundo por las bolsas de aire, que podrían inflarse demasiado y disparar fragmentos de metal a los ocupantes.

Además, está realizando un llamado a revisión de tres millones en América del Sur para determinar la causa del problema; el fabricante ha decidido ampliar este programa de investigación a todo el mundo.

“Si persiste el problema, queremos responder de la misma manera en todas partes”, señaló Ito.

Los vehículos afectados se duplicarán en Estados Unidos y aumentarán en un millón en China, Japón y otros países, con lo que la cifra total llegaría a 13 millones de unidades.

La mayoría de las bolsas defectuosas fueron hechas en México, así que los vehículos en Estados Unidos resultaron los más afectados; los autos vendidos en otros mercados normalmente usan autopartes manufacturadas en otros países.

En la industria automotriz en su conjunto se estima que 20 millones de vehículos resultaron afectados. La pérdida adicional para Takata superará los 100 mil millones de yenes (815 millones de dólares), según analistas.

Al ser cuestionado sobre su responsabilidad gerencial, Ito dijo que seguirá al frente de los esfuerzos de reforma para el próximo año, argumentando: “Si renuncio ahora, no podré cumplir con mis responsabilidades”.

Sin depender de Takata

“Inicialmente, pedimos a Takata identificar las causas y preparar las piezas de recambio”, dijo, pero el fabricante de autopartes decidió un enfoque diferente conforme la crítica en Estados Unidos iba en aumento.

En la audiencia de la Cámara de Representantes del 3 de diciembre, Takata se resistió a que se realizara un llamado de automóviles en todo Estados Unidos para investigar la falla, citando la falta de datos científicos. Honda lo realizará de todas formas.

“No podemos depender de Takata para encontrar la causa”, señaló Ito. Honda se unirá a una iniciativa para toda la industria convocada por Toyota Motor para realizar una investigación independiente vía un tercero.

El directivo expresó su pesar por no haber actuado antes. “Debimos haber actuado de acuerdo con la visión de que se trata de un problema del vehículo en lugar de un problema de sus partes”, dijo.

“Takata es responsable de asegurar la calidad de sus bolsas de aire, pedir que se identifique la causa es el curso normal de acción en la industria”, dijo Ito.

El directivo agregó que Honda Motor había planeado inicialmente actuar después de que se estableciera la causa de los problemas. Pero con la investigación atrasándose y el fallo difundiéndose por todo el mundo, el fabricante de automóviles decidió que éste era un caso especial.

Honda pedirá a Takata que pague si la compañía es señalada como responsable, indicó Ito, añadiendo que su empresa está dispuesta a asumir carga para llegar al fondo del problema. No hizo mención sobre el impacto en sus ganancias.
Honda al rescate

Muchos se están centrando en lo que se avecina para Takata. Su futuro no es poca cosa para Honda, ya que no sólo es su principal cliente, sino que además es accionista.

Ito indicó que intervendrán si Takata se llegara a encontrar en problemas financieros. “Si nadie más ayuda, vamos a tener que hacer algo”, dijo.

Añadió que un fracaso empresarial podría dar lugar a un éxodo del talento en la firma.

“Si Takata se ve imposibilitado para proveer bolsas de aire, no sólo Honda, sino todos las automotrices se verán en problemas. Nos aseguraremos de que Takata siga proveyéndolas”, indicó.

Reconociendo que Honda no tenía la capacidad para atender las preocupaciones del consumidor, Ito señaló que “están siendo examinados en cómo escuchan y responden a las voces de la sociedad”.

Además del caso de Takata, Honda señaló en noviembre que falló en reportar mil 729 accidentes en Estados Unidos en la última década.

“A veces caemos en la ilusión de que estamos haciendo nuestro trabajo de forma correcta si las ganancias están creciendo”, señaló Ito, agregando que necesitan revisar nuevamente su cultura corporativa.

“mercado_de_bolsas_de_aire"
“fabricante_de_bolsas_de_aire"