Nikkei

Así será la tecnología de Japón en 2050…

En un país propenso a los desastres naturales existe un gran interés en usar la tecnología para la preparación.
Nikkei
07 enero 2015 0:18 Última actualización 07 enero 2015 5:0
Módulo especial NIkkei 7 de enero

Módulo especial NIkkei 7 de enero

Japón espera alcanzar una producción comercial masiva de sus anguilas, una especie en peligro de extinción, para 2025 y desarrollar una medicina preventiva contra el cáncer para 2030, según una encuesta realizada por el gobierno.

El Instituto Nacional de Política Científica y Tecnológica, un organismo de investigación que depende del Ministerio de Educación, Cultura, Deportes, Ciencia y Tecnología, elaboró sus previsiones de ciencia y tecnología que anticipa los avances tecnológicos del país para 2050.

La encuesta se basa en el análisis de cerca de cuatro mil expertos sobre cuándo estarán disponibles en el país 932 tecnologías y servicios; el informe final se dará a conocer en marzo del próximo año.

La mayoría de los expertos son científicos e investigadores, por lo que el estudio cataloga las nuevas tecnologías que están dispuestos y decididos a desarrollar en el futuro.

El gobierno tiene la intención de utilizar los resultados de la encuesta como una referencia en la elaboración de su próximo plan de ciencia y tecnología básica y otros documentos, por lo que marca la dirección en la materia para el país asiático.

Muchos esperan que el gobierno realice inversiones en investigación e impulse medidas de desregulación para aquellas nuevas tecnologías que figuran en el informe.

Los expertos también han evaluado si las tecnologías son viables en varios criterios: periodo de desarrollo, el tiempo de espera para la disponibilidad comercial, importancia y competitividad, entre otros factores.

Las nuevas tecnologías también pueden ayudar a lidiar con los problemas derivados del envejecimiento de la sociedad nipona, el más rápido en el mundo. Según la encuesta, se debe diseñar un sistema para proponer la dieta más adecuada en base a las consultas médicas de cada individuo.

También señala la creación de un medicamento para contrarrestar enfermedades derivadas del estilo de vida moderno y predice la disponibilidad de un fármaco para el 2030 que prevendrá la aparición de cáncer si se sospecha de un tumor.

La encuesta anticipa varios tratamientos tecnológicos, incluyendo un material que puede envolver y tratar exclusivamente tejidos cancerígenos; se espera que esta sustancia esté disponible para el año 2025.

Mientras tanto, este año Japón arrancó una investigación clínica para curar enfermedades de los ojos utilizando células madre pluripotentes inducidas (iPS, por sus siglas en inglés) como parte de su investigación en medicina regenerativa.

El estudio predice que los científicos probablemente crearán hacia 2035 células reproductivas de iPS para tratamientos de fertilidad.

En un país propenso a los desastres naturales existe un gran interés en usar la tecnología para la preparación. El estudio describe las opciones que podrían ser utilizadas para predecir terremotos y erupciones volcánicas, y canalizar las fuerzas de la naturaleza como fuentes de energía.

Prevé el desarrollo de tecnología para generar electricidad a partir de los vientos de tifón en el año 2030.

La encuesta también anticipa que los robots y la inteligencia artificial se utilizarán ampliamente en todo el país. Por ejemplo, la inteligencia artificial reemplazaría a los instructores en la mayoría de las escuelas de idiomas para 2026.

Se desarrollarían robots que pueden realizar un servicio omotenashi, que engloba los estándares de calidad japonesa, pero estarían disponibles en el mercado hasta el año 2025.

El concepto de omotenashi se puso de relieve cuando Tokio hizo su candidatura para los Juegos Olímpicos de Verano de 2020, sin embargo, es poco probable que los robots han llegado al mercado para entonces.