Nikkei

Abe se inspira en su abuelo y otros premiers

02 diciembre 2014 20:36 Última actualización 03 diciembre 2014 5:0
NIKKEI. Abe se inspira en su abuelo y otros premiers.

El llamado de Abe evoca la decisión de Koizumi de disolver la Cámara baja y llamar a una elección general en agosto de 2005, luego que su iniciativa para privatizar el servicio postal había sido rechazada en la Cámara alta. (El Financiero)

Tras dos años al frente del gobierno, el Primer Ministro japonés, Shinzo Abe, decidió que era momento de disolver la Cámara baja del parlamento.

Con este movimiento, Abe evidentemente tomó en consideración los éxitos y fracasos de sus predecesores, en particular de Junichiro Koizumi, Taro Aso y su propio abuelo, Nobusuke Kishi.

“Queremos que la gente juzgue si nuestra propuesta de crecimiento es correcta”, señaló Abre en su discurso del 20 de noviembre en Tokio. Así, el Premier está posicionando la elección como un referéndum sobre si debe seguir adelante con su agenda económica, conocida como Abenomics.

ATENCIÓN

El llamado de Abe evoca la decisión de Koizumi de disolver la Cámara baja y llamar a una elección general en agosto de 2005, luego que su iniciativa para privatizar el servicio postal había sido rechazada en la Cámara alta.

Entonces, el Premier actuó. “Me gustaría preguntar al público si apoya la privatización de los servicios postales”, dijo Koizumi, tras lo cual logró una victoria en los comicios anticipados.

“Abe es muy consciente de la disolución postal”, dijo uno de sus aliados.
La decisión de Koizumi fue muy criticada incluso por miembros de su propio Partido Liberal Democrático (PLD); los opositores argumentaron que los proyectos de ley deben ser llevados a una segunda votación en la más poderosa Cámara baja, pero Koizumi se sacudió las críticas y consiguió una victoria electoral aplastante.

Algunos miembros del actual PLD de Abe se preguntan si esta elección es necesaria, dado que no hay estancamiento parlamentario sobre la legislación fiscal y sus detalles. Abe, sin embargo, está pensando en cómo atraer la atención popular como lo hizo Koizumi, según una persona cercana al primer ministro.
Koizumi venció la resistencia a sus iniciativas al ganar un fuerte apoyo popular.

EVITAR ERRORES

Taro Aso asumió como primer ministro inmediatamente después de la crisis de 2008 tras la quiebra de Lehman Brothers. A pesar de que se esperaba que disolviera la Cámara baja inmediatamente, priorizó abordar el caótico escenario y por lo tanto no pudo llamar a elecciones en el momento más oportuno.

“Me encontré aislado mientras pensaba demasiado acerca de una elección”, supuestamente dijo Aso a Abe cuando ambos viajaban de regreso a Japón luego de la cumbre del G-20 en Australia. Aso, quien actualmente se desempeña como viceprimer ministro y ministro de Finanzas, asintió de inmediato cuando Abe le habló sobre su decisión de disolver la Cámara baja, según una persona familiarizada con la conversación.

El Partido Democrático de Japón (PDJ) llegó al poder después de que Aso finalmente disolvió la Cámara baja en julio de 2009.

El secretario del gabinete Yoshihide Suga, entonces director general adjunto del comité de estrategia electoral del PLD, aconsejó a Aso contra la inmediata disolución de la Cámara baja. En las siguientes elecciones, Suga venció al candidato del PDJ por un margen de sólo cientos de votos. En esta ocasión, Suga ha apoyado las elecciones anticipadas desde el principio.

HERENCIA


La experiencia de Kishi también es un factor en la decisión de Abe.
Tras un acuerdo en 1960 entre Japón y Estados Unidos para enmendar el tratado bilateral de seguridad, Kishi dijo a Shojiro Kawashima, secretario general del PLD, que tenía la intención de disolver la Cámara baja en ese momento, pero la oposición de Kawashima convenció al premier de posponer su plan.

Kishi finalmente renunció luego de la confusión causada por el proceso de ratificación del tratado revisado, y Japón fue sacudido por el caos una vez que el acuerdo entró en vigor.

En sus memorias, Kishi escribió que debió haber disuelto la Cámara baja cuando lo pretendió inicialmente. Recientemente, Abe ha señalado ese episodio con frecuencia.