New York Times Syndicate

Vino para gatos; ahora podrás brindar con tu mascota

¿Te imaginas poder brindar con tu mascota? Dos empresas estadounidenses han lanzado al mercado la bebida perfecta para tu gato (o perro).
Carol Pogash | NYT
24 febrero 2017 17:40 Última actualización 24 febrero 2017 17:42
Apollo es el gato que inspiró el nombre de Apollo Peak , la primera empresa en lanzar vinos para gatos y perros. (Tomada de Apollo Peak Oficial)

Apollo es el gato que inspiró el nombre de Apollo Peak, la primera empresa en lanzar vinos para gatos y perros. (Tomada de Apollo Peak Oficial)

¿Por qué beber solo si puedes beber con su mascota?

La pregunta la plantean dos empresas emergentes rivales en la improbable categoría de producto de vinos falsos para gatos (y, en menor medida, perros) que vienen en botellas miniatura con los nombres más lindos. No incluyen alcohol (piense en hierba gatera líquida). Pero la compañía que lanzó primero sus productos al mercado, Apollo Peak ⎯ que se hace llamar “la bodega original para gatos” ⎯ ya está acusando a su nuevo competidor, Pet Winery, de ser un imitador.

Ambos publicaron promociones de descuentos para el Día de San Valentín. Ambos han propuesto nombres ingeniosos para sus productos: por 11.95 dólares, la gente puede comprar Fluffy, una botella de 236 mililitros de Catbernet o Pinot Meow (que juegan con una combinación de los nombres de tipos de vinos con las palabras en inglés para “gato” y el onomatopéyico “miau”) de Apollo Peak, que tiene su sede en Denver.

O, por 14.95 dólares, pueden comprar 355 mililitros de Meow & Chandon de Pet Winery de Fort Myers, Florida.

1
   

   

Las bebidas para gatos, aunque no tienen alcohol, están diseñadas para que los mininos disfruten. (Especial)

Ya que el alcohol puede dañar a los gatos, estos productos son esencialmente agua con hierba gatera, que puede enloquecer a un gato y poner feliz a su dueño.

Pero con base en una cata de vinos que realicé en una cafetería que también es centro de adopción de gatos local, los productos son especialmente atractivos para los dueños: a los gatos del refugio no les gustaron los vinos de ninguna de las empresas ⎯ solo dos de ellos se dieron gusto ⎯ pero a las personas que asistieron a las catas les encantó el concepto.

“Eso es lo más grandioso”, dijo Savannah Thrasher, de 23 años y facturadora médica, que estaba en el Cat Town Café en Oakland. “Sería bueno que mi gato pueda disfrutar vino conmigo”.

Todo empezó hace dos años cuando a Brandon Zavala, el director ejecutivo de Apollo Peak, se le “ocurrió de la nada la idea de un vino para gatos”, dijo. “Una mascota es más como un amigo, un compañero de casa o un familiar”, dijo. “¿Por qué simplemente ofrecerle agua?”

Zavala, de 32 años de edad, vendía productos alimenticios para mascotas y ha estado aprendiendo más sobre el negocio a través de su empresa emergente. Inicialmente llamó a su producto una “bebida de colación”. Si no lo hubiera cambiado por vino para gatos, dijo, “no se habría hecho viral”.

1
   

   

Bebidas para gatos y perros es la nueva moda en EU. (NYT)

Le puso a su negocio el nombre de su gato, Apollo, y el de las montañas de Denver. Remolachas orgánicas de California ofrecen el colorante. La hierba gatuna proviene de las altas elevaciones de Colorado. Sus pequeñas botellas de vino se venden en línea y en 200 tiendas, incluidas T.J. Maxx y Marshalls. Zavala acompaña sus productos con frases ingeniosas como “Haciendo a los gatos grandes de nuevo” y #whydrinkalone (por qué beber solo).

Los vinos para gatos son la más reciente manifestación de una creciente tendencia entre los dueños de mascotas de tratar a las mismas como personas.

En los últimos 15 años, “el mercado de las mascotas ha sido transformado por la humanización de las mascotas”, dijo David Sprinkle, el director investigador en marketresearch.com. Un sondeo que su organización realizó el año pasado encontró que 62 por ciento de los dueños de gatos (y 64 por ciento de los dueños de perros) consideran a su mascota como parte de la familia.

“El término ‘padre de mascota’ ha reemplazado cada vez más a ‘dueño de mascota’”, dijo Sprinkle. Los productos y suministros para gatos conforman 30 por ciento del mercado de mascotas de Estados Unidos de 40 mil millones de dólares, excluyendo servicios, dijo.

Incluso Zavala se sorprendió por su éxito. Al principio, lanzaba tuits y correos electrónicos con la esperanza de que lo notaran. Luego, dijo, “me promoví en exceso”. Un artículo en The Huffington Post condujo a 44 mil acciones de compartir en Facebook, así como a artículos en los sitios web de la revista People y National Geographic, y menciones por parte de Jimmy Fallon y Bill Maher.

Zavala estaba produciendo los vinos en la cocina de su casa pero no podía satisfacer la demanda. Contrató empleados y se mudó a un edificio más grande. El año pasado, su compañía vendió vinos para mascotas con valor de 500 mil dólares.

1
    

   

Las bebidas para gatos, aunque no tienen alcohol, están diseñadas para que los mininos disfruten. (Especial)

En julio de 2016, Taryn Nahm, de 31 años de edad y quien previamente vendía publicidad, y su novio, Kai Pfretzschner, de 37 y químico, empezaron una compañía de vinos para gatos a la cual ahora llaman Pet Winery. (Su eslogan: “Bebidas originales para mascotas”.) Sus vinos, también en botellas diminutas, se venden en línea y en 40 tiendas; son producidas en el laboratorio de Pfretzschner.

Zavala está enojado, pero Nahm no expresa remordimientos.

“Apollo Peak no posee el mercado”, dijo Nahm. “Nosotros tenemos nuestros propios puntos de vista”, dijo, y sus propias recetas. “Mezclamos aceite de salmón con hierba gatera”, dijo.

Zavala lo ve un poco diferente. “No me importa la competencia”, dijo, “pero han clonado nuestros productos”.

Ambas compañías se han ampliado al mercado del vino para perros: Apollo Peak destila manzanilla y menta en agua. Pet Winery añade aceite de salmón y extracto de tocino.

Por la necesidad de saber qué marca preferían los melindrosos gatos, pedí a Ann Dunn, fundadora de Cat Town Café, me dejara realizar un focus group felino que involucró a seis gatos totalmente despiertos y una docena que estuvieron más interesados en su siesta que en los refrigerios líquidos.

Hubo una sorpresa: solo a un gato, uno negro y blanco llamado Dickie, le gustó en serio la bebida. Sorbió, luego se acicaló y se mostró feliz. Otros gatos tendidos en las casillas ignoraron los ofrecimientos, aunque uno estuvo brevemente interesado.

Sin embargo, los amantes de los gatos ⎯ incluso después de ver que a los animales no les gustaron los vinos ⎯ estaban embelesados con los productos.

1
   

    

Las bebidas para gatos, aunque no tienen alcohol, están diseñadas para que los mininos disfruten. (NYT)

Cuando le conté a Zavala, comprendió. “La mejor parte de la idea es tomar vino con tu mascota; eso es lo que lo impulsa”, dijo. “No es cómo le sabe al gato”.

Si realmente quiere atraer a los gatos, aconsejó Dunn de Cat Town Café, abra una lata de sardinas. Pero a las sardinas les falta el factor de distinción de una botella de vino para gatos (que a su vez carece de un fuerte olor a pescado).

“Queremos creer que estamos haciendo sus vidas más suntuosas, por tonto que parezca”, dijo una observadora de la cata de vinos, Nicole Gounalis, una estudiante de doctorado en estudios italianos en la Universidad de Stanford.

Vio fracasar la cata de vinos, pero dijo que compraría de cualquier manera la bebida para sus dos gatos, Dez y Ember.

“Uno está imaginando este universo alternativo, en el cual los gatos viven versiones miniatura de lo que uno hace”, dijo.

Sarah Davidian, de 34 años de edad y técnica veterinaria que visitaba la cafetería para gatos, dijo que había leído reseñas mixtas en internet sobre los vinos para gatos, pero no pudo resistir comprar Purrgundy de Pet Winery para una cena para celebrar el primer aniversario de su amiga con su gato, Jimmy. Planeaban una cena mexicana para cinco, “sin contar a Jimmy”, dijo Davidian, señalando que la comida fue elegida porque a Jimmy le gustan las tortillas y el pollo deshebrado.

Dos días después de la cata de vinos que organicé, Davidian me envió un mensaje de texto diciendo que su amiga había dejado a Jimmy probar el Purrgundy. Se puso “muy cariñoso y tomó una larga siesta”, reportó, y añadió: “Ahora tendré que comprarle una caja”.

No todos los gatos se sienten atraídos por la hierba gatuna o las bebidas de sabores.

“Los gatos en estado silvestre no beben mucho; 75 por ciento de su hidratación proviene de su comida”, dijo Jackson Galaxy, el presentador y productor ejecutivo del programa de Animal Planet “My Cat From Hell”.

Los vinos para gatos “son una tontería”, dijo, pero “si acercan a las personas con los gatos, entonces no pueden ser tan malos”.

Todas las notas NEW YORK TIMES SYNDICATE
Los texanos combaten el calor con esta agua mexicana
'Baba' hecha en casa se vuelve un gran negocio
¿Cuál es la forma más fácil de hacerse rico en la web? Con una Oferta Inicial de Monedas
¿Pueden los animales predecir terremotos?
Esta ciudad china tiene un pasado ruso... y eso es su gran problema
Empaques comestibles para combatir el calentamiento global
¿Por qué las empresas automovilísticas están contratando expertos en ciberseguridad?
De metalero a político, la historia de Freddy Lim
A sus 98 años, esta eminente científica cerebral ‘sigue de entrometida’
Esta aldea abandonada en Italia es 'retrato perfecto' de un paraíso perdido
Cuando tu casa es un castillo
¿De qué tecnológica estarías dispuesto a prescindir?
Macron y la resurrección de Europa
Dejó Wall Street para ser estilista de perros… Y triunfó
¿Por qué Instagram se está convirtiendo en el próximo 'Facebook'?
De ganar 29 dólares la hora a 19.60
Estas empresas quieren ‘meterse en tu cama’
El circo más famoso del mundo cerrará después de 146 años
Ellos son los trabajadores tecnológicos que Trump deja en el limbo
¿Por qué Facebook sigue ganándole a todos sus rivales?
Rico en líderes de IA, Canadá -por fin- trata de sacarles provecho
En este país, nada dice ‘te amo’ como un diente de cachalote
Después del Brexit, ¿Londres puede seguir siendo una capital del mundo?
Granjas de mariguana en el patio trasero dan paso al cannabis industrial en California
Para dominar al mundo, Uber tiene que conquistar la India primero