New York Times Syndicate

Una exhibición para descifrar el ADN de Nueva York

El Museo de la Ciudad de Nueva York prepara su primera exhibición permanente en la que próximamente se podrán apreciar 400 objetos que evocan la esencia de la Gran Manzana.
New York Times 
22 abril 2016 20:27 Última actualización 24 abril 2016 8:58
Museo de Nueva York. (New York Times)

Museo de Nueva York. (New York Times)

¿Qué mejor artefacto para presentar en una exhibición llamada “Nueva York en su esencia” que un artilugio de metal diseñado para retirar las semillas de una manzana?

El objeto está entre los 400 que están siendo preparados por el Museo de la Ciudad de Nueva York para su primera exhibición permanente, una exposición de más de 600 metros cuadrados destinada a evocar la esencia de la metrópolis que ha sido conocida como la Gran Manzana (con todo y semillas) desde que el redactor de temas de carreras de caballos John J. Fitz Gerald popularizó ese apodo en The New York Morning Telegraph hace 95 años.

El museo está dedicando todo su primer piso a demostrar cómo el dinero, la densidad, la diversidad y la creatividad han distinguido a la ciudad entre otras colonias norteamericanas desde que llegaron los primeros colonos europeos hace cuatro siglos e iniciaron lo que entonces era la Nueva Ámsterdam como, de hecho, una empresa con fines de lucro.


“La gente espera, y deberíamos cumplirles, el alcance total de la historia de la Ciudad de Nueva York”, dijo Sarah Henry, la curadora en jefe del museo. “Es inherente a nuestro nombre y obligatorio que como museo ofrezcamos eso”.

La exhibición permanente, que se inaugurará en noviembre, pretende ser el trampolín de exposiciones temporales, las cuales serán instaladas en los pisos superiores del edificio neogeorgiano de ladrillo rojo y mármol blanco del museo que da hacia la Quinta Avenida y la Calle 103 en Manhattan.

El museo fue fundado en Gracie Mansion, ahora la residencia oficial del alcalde, hace casi un siglo, en 1923, por Henry Collins Brown, un vendedor de publicidad y periodista de origen escocés, cuando la ciudad se acercaba a su tricentenario.

Para su nueva casa, el museo honró el papel de la ciudad en la fundación de la nación: Puso la primera piedra del edificio de la Quinta Avenida en 1929, en el 140 aniversario de la toma de posesión de George Washington en Nueva York, y abrió sus puertas en 1932, en lo que entonces fue promovido como el 174 aniversario del nacimiento de Alexander Hamilton.

La exhibición de 10 millones de dólares corona una renovación y ampliación llevada a cabo a lo largo de 10 años y con un costo de 97 millones de dólares, la cual fue supervisada por Susan Henshaw Jones, quien se retiró a fines del año pasado como directora del museo. El proyecto fue heredado recientemente por su sucesora, Whitney W. Donhauser.

1
 

 

Museo de Nueva York. (New York Times)


“Una exhibición de esta envergadura - tres galerías completas dedicadas al pasado, presente y futuro de la Ciudad de Nueva York - no existe en ninguna otra parte en la ciudad”, dijo Donhauser.

“Nueva York en su esencia” está dividida en secciones: “Ciudad portuaria”, de 1609, cuando llegó Henry Hudson, a 1898, cuando los cinco distritos se consolidaron para formar la Zona Metropolitana de Nueva York; “Ciudad mundial”, de 1898 a 2012; y “Laboratorio de la ciudad del futuro”.

En cada sección, los visitantes recibirán un manual básico sobre los cuatro temas en que los curadores dividieron la Gran Manzana: dinero (el impacto del mercado y los esfuerzos por domar sus excesos); densidad (los desafíos que representa y las oportunidades que plantea); diversidad (las variadas respuestas a una población diversa, desde el conflicto abierto hasta la relativa tolerancia y una ración de indiferencia); y la creatividad (cómo esta potente combinación de fuerzas impulsó a la innovación).

Los visitantes puede explorar imágenes digitales y videos, comparar las vistas históricas y contemporáneas y considerar el impacto de personajes individuales (la visión de David Rockefeller para revitalizar el Bajo Manhattan) y las políticas (cómo la población brotó a lo largo de las nuevas rutas del tren subterráneo).

“Nueva York en su esencia” fue concebida y ejecutada con un equipo de asesores históricos y organizada por Henry; Hilary Balón, una historiadora arquitectónica en la Universidad de Nueva York; y Steven H. Jaffe, escritor e historiador. Está siendo diseñada por Studio Joseph, Local Projects y Pentagram.

Entre los artefactos tomados prestados o seleccionados entre la colección de 750 mil del museo (que incluyen sus populares casas de muñecas y camiones de bomberos) están un bastón de guerra lenape, una muestra representativa de un ducto de agua de madera de Manhattan Co. de Aaron Burr (cuyo propósito encubierto era crear un banco), un sombrío folleto de “Bienvenido a la Ciudad del Miedo” distribuido a los turistas por el descontento sindicato de la policía en los años 70, una pala de plata ceremonial de Tiffany usada para iniciar las obras del tren subterráneo de Interborough Rapid Transit, el estuche de dibujo de Calvert Vaux (él y su socio, Frederick Law Olmsted, diseñaron el Parque Central) y una lista manuscrita de los invitados que eran admitidos gratuitamente en Studio 54 (que incluye a Ringo Starr y Liberace).

1
 

 

Museo de Nueva York. (New York Times)


La última galería invita a los visitantes a imaginar la ciudad del futuro presentando una serie de “qué tal si” que invitan a especular sobre temas como el impacto del tren subterráneo para Staten Island, el cambio climático y la suspensión del estacionamiento de acera alternada no solo en las dos docenas de festividades religiosas ya reconocidas sino en todas.

Los visitantes del museo pueden diseñar su propia calle, edificio o parque y responder a los insultos de otros neoyorquinos, cortesía de Neil Goldberg, un artista del video.

“Nuestra historia no era inevitable, pero una variedad de razones convergieron para producir lo que hace de Nueva York lo que es”, dijo Henry. “No tenía que resultar de esta manera".

“El futuro no está fijo”, añadió. “No estaba fijo en 1609, tampoco”.

Todas las notas NEW YORK TIMES SYNDICATE
Lowe logró el bronce... pero lo recibió 8 años después
¿El secreto del auge turístico de Islandia? Una crisis financiera y una erupción volcánica
Refugiados descubren dos Estados Unidos: uno que odia, y uno que cura
Esta startup tiene el secreto para cultivar elusivas trufas
Venezolanos hambrientos huyen en barcos para escapar del colapso económico
Trabajadores de Carrier en Indiana, juran que harán cumplir a Trump sus promesas
Bancos de Italia están en una crisis de 'cámara lenta'... y Europa pagaría
Los piratas del Amazonas aterrorizan a las tripulaciones
Estos autobuses te llevarán al futuro a 11 km por hora
La ‘ambición del aguacate’ pone en peligro el refugio de las monarca
Las mujeres que ayudaron a Trump a obtener el triunfo
El código de diez dígitos para la vida privada
Ocho años después, ¿cómo ven los europeos a Obama?
¿Cómo quitar el polvo de un Picasso? ¡Con saliva!
Surfeando bajo las luces del norte
8 mil 851 kilómetros de frontera, cubierta por solo 2 mil agentes
Un poblado siberiano se atribuye ser la cuna de la humanidad
¿Quiere un trozo de libertad? Este es el hombre al que debe ver
Esta oferta de trabajo incluye un terreno 8 mil metros cuadrados
Él lucha contra el régimen norcoreano con globos
Desprogramar a las mujeres e hijos de Boko Haram
Seis científicos, mil millas, un premio: abejas del Ártico
Arabia Saudita, donde hasta la leche depende del petróleo, pasa apuros económicos
El sueño es vital en la NFL
Swarovski quiere ser una firma tecnológica