New York Times Syndicate

¿Temor a hablar
en público?
Practica con tu perro

Un programa piloto de la Universidad Americana, en el cual los canes son el 'público' de universitarios que sufren ansiedad cuando deben hablar ante una audiencia, establece que los canes ayudan a disminuir el estrés y hacer que la presentación sea más fluida.
New York Times
07 agosto 2016 19:41 Última actualización 07 agosto 2016 21:48
Perro escuchando (Shutterstock)

Perro escuchando (Shutterstock)

Si tienes que hablar en público o dar una presentación a unos jefes difíciles, quizás puedas recurrir a tu perro para que te ayude a practicar.
La Universidad Americana inició un programa piloto de emparejamiento de estudiantes de la escuela de negocios que son propensos a la ansiedad con amigables –e impacientes- canes.

De acuerdo con información del programa, “hacer frente a un perro amable y sin prejuicios puede disminuir la presión arterial, el estrés y llegar al estado de ánimo idóneo para la práctica de un discurso o presentación del equipo”.

Los llamados ‘perros de audiencia’ en este estudio son Teddy, un Jack Rusell y Ellie, un Bernés de las Montañas, ellos son parte del proyecto de Bonnie Auslander, directora del Centro Kogod para Comunicaciones Empresariales, el cual ayuda a estudiantes a afilar sus habilidades orales y escritas.

Dado el furor de los perros de terapia, Auslander decidió usar canes para ayudar a alumnos con sus problemas de ansiedad previos a sus exposiciones. En el último semestre, el centro reservó una docena de sesiones y empleó a seis peludos “de origen local” conocidos por sus calmadas personalidades. Pero por ahora, la evidencia de los beneficios es principalmente anecdótica.

“Te hace sonreír ver a los perros. Es como si te dieran la oportunidad de retroceder en tu presentación para corregir aquello en lo que te atoras”, explicó Jessica Lewinson, estudiante que practicó una exposición con Teddy y Ellie. Además, agregó que un perro no es más distraído que un típico estudiante universitario. Y tal vez hasta recibas una lamida en la cara como aprobación.

Todas las notas NEW YORK TIMES SYNDICATE
Lowe logró el bronce... pero lo recibió 8 años después
¿El secreto del auge turístico de Islandia? Una crisis financiera y una erupción volcánica
Refugiados descubren dos Estados Unidos: uno que odia, y uno que cura
Esta startup tiene el secreto para cultivar elusivas trufas
Venezolanos hambrientos huyen en barcos para escapar del colapso económico
Trabajadores de Carrier en Indiana, juran que harán cumplir a Trump sus promesas
Bancos de Italia están en una crisis de 'cámara lenta'... y Europa pagaría
Los piratas del Amazonas aterrorizan a las tripulaciones
Estos autobuses te llevarán al futuro a 11 km por hora
La ‘ambición del aguacate’ pone en peligro el refugio de las monarca
Las mujeres que ayudaron a Trump a obtener el triunfo
El código de diez dígitos para la vida privada
Ocho años después, ¿cómo ven los europeos a Obama?
¿Cómo quitar el polvo de un Picasso? ¡Con saliva!
Surfeando bajo las luces del norte
8 mil 851 kilómetros de frontera, cubierta por solo 2 mil agentes
Un poblado siberiano se atribuye ser la cuna de la humanidad
¿Quiere un trozo de libertad? Este es el hombre al que debe ver
Esta oferta de trabajo incluye un terreno 8 mil metros cuadrados
Él lucha contra el régimen norcoreano con globos
Desprogramar a las mujeres e hijos de Boko Haram
Seis científicos, mil millas, un premio: abejas del Ártico
Arabia Saudita, donde hasta la leche depende del petróleo, pasa apuros económicos
El sueño es vital en la NFL
Swarovski quiere ser una firma tecnológica