New York Times Syndicate

¿Temor a hablar
en público?
Practica con tu perro

Un programa piloto de la Universidad Americana, en el cual los canes son el 'público' de universitarios que sufren ansiedad cuando deben hablar ante una audiencia, establece que los canes ayudan a disminuir el estrés y hacer que la presentación sea más fluida.
New York Times
07 agosto 2016 19:41 Última actualización 07 agosto 2016 21:48
Perro escuchando (Shutterstock)

Perro escuchando (Shutterstock)

Si tienes que hablar en público o dar una presentación a unos jefes difíciles, quizás puedas recurrir a tu perro para que te ayude a practicar.
La Universidad Americana inició un programa piloto de emparejamiento de estudiantes de la escuela de negocios que son propensos a la ansiedad con amigables –e impacientes- canes.

De acuerdo con información del programa, “hacer frente a un perro amable y sin prejuicios puede disminuir la presión arterial, el estrés y llegar al estado de ánimo idóneo para la práctica de un discurso o presentación del equipo”.

Los llamados ‘perros de audiencia’ en este estudio son Teddy, un Jack Rusell y Ellie, un Bernés de las Montañas, ellos son parte del proyecto de Bonnie Auslander, directora del Centro Kogod para Comunicaciones Empresariales, el cual ayuda a estudiantes a afilar sus habilidades orales y escritas.

Dado el furor de los perros de terapia, Auslander decidió usar canes para ayudar a alumnos con sus problemas de ansiedad previos a sus exposiciones. En el último semestre, el centro reservó una docena de sesiones y empleó a seis peludos “de origen local” conocidos por sus calmadas personalidades. Pero por ahora, la evidencia de los beneficios es principalmente anecdótica.

“Te hace sonreír ver a los perros. Es como si te dieran la oportunidad de retroceder en tu presentación para corregir aquello en lo que te atoras”, explicó Jessica Lewinson, estudiante que practicó una exposición con Teddy y Ellie. Además, agregó que un perro no es más distraído que un típico estudiante universitario. Y tal vez hasta recibas una lamida en la cara como aprobación.

Todas las notas NEW YORK TIMES SYNDICATE
La energía eólica en alta mar se vuelve convencional para el sector energético
La vida a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México
Una aldea en busca de calor, durante los días más fríos de Alaska
Ecosexo, condones que ayudan al medio ambiente
El tren Yibuti-Etiopía muestra la experiencia y financiamiento de China
¿Por qué Silicon Valley no funcionaría sin inmigrantes?
Vino para gatos; ahora podrás brindar con tu mascota
Trump quiere más autos estadounidenses en Japón; pero conductores japoneses, no
¿Ayuda moderna para quienes tienen el corazón roto? Ya está en internet
Te imaginas la casa más cara de Estados Unidos. Hay dos
El pueblo que se preprara para sus nuevos residentes: las FARC
Hormigas con genes modificados revelan cómo se organizan las sociedades
Estudia en Canadá y camina hacia la ciudadanía
Esta empresa transforma autos en convertibles
La secreta cueva artificial más grande del mundo que ahora atrae turistas
Cómo hacer que los robots de Estados Unidos sean grandes de nuevo
Así es la nueva ‘residencia’ del Chapo
Adultos mayores dan la bienvenida a nuevos amigos con baterías
Las personas poderosas deberían tener mascotas
Dos jubiladas de Colorado y su revolucionario negocio de envases de mariguana
Cuando ser melindroso para comer se vuelve un trastorno
Por qué 2017 puede ser el mejor año de todos
Privatización en EU podría ser una muy mala y cara idea
'No puedo dormir' ¿te suena familiar?
¿Nos estamos convirtiendo en robots digitales atados a un teléfono?