New York Times Syndicate

Teclados de smartphones también quieren ser inteligentes

La irritación de los consumidores al teclear en el reducido tamaño de las pantallas ha convencido a empresas como Google, Apple y varias emergentes de tratar de ponerle lo inteligente a los teclados de los teléfonos,
Mark Scott
28 junio 2014 19:57 Última actualización 29 junio 2014 5:0
Etiquetas
SwiftKey es una empresa con sede en Londres que ha llevado la inteligencia a los tEclados mediante su aplicación, una de las más populares de la Play Store. (NYT)

SwiftKey es una empresa con sede en Londres que ha llevado la inteligencia a los tEclados mediante su aplicación, una de las más populares de la Play Store. (NYT)

LONDRES – Teclear en el vidrio de un teléfono inteligente puede ser un dolor de cabeza. Los teclados son pequeños. Es fácil cometer errores, hasta en las palabras más fáciles. Y es frecuente que la autocorrección, la función cuyo propósito es arreglar los errores al teclear, meta otros al cambiar palabras que tienen poco que ver con lo que la gente realmente quiere decir.

La irritación de los consumidores al teclear ha convencido a empresas como Google, Apple y varias emergentes de tratar de ponerle lo inteligente a los teclados de los teléfonos, a sabiendas de que hay una gran oportunidad en tener tan prominente lugar en las manos del usuario.

Quizá ninguna compañía ha encontrado mayor éxito con el mejoramiento de los teclados que SwiftKey, una empresa emergente en Londres que primero sacó a la venta una aplicación para teclado en 2010. SwiftKey dice que la aplicación, que costaba cuatro dólares hasta junio, cuando su disponibilidad se hizo gratuita, se descargó más de 30 millones de veces. Clasificó como una de las aplicaciones de paga más populares para teléfonos inteligentes en la Play Store de Google.

La aplicación pronostica lo que se va a teclear a continuación por medio de inteligencia artificial y de montones de datos en línea, incluidos los que se teclean en otras aplicaciones, con los cuales aprende las palabras que es típico que utilice cada usuario. Luego, usa esa información para predecir lo que cada quien va a teclear a continuación.

Hay un enorme valor estratégico en tener un teclado“, dijo Jon Reynolds, de 28 años, un cofundador de SwiftKey, cuya aplicación se usa ahora en casi 250 millones de aparatos. ”En cualquier aplicación que usted utilice en todo el teléfono, nosotros estamos allí".

La tecnología y el crecimiento de SwiftKey han atraído la atención de algunos gigantes tecnológicos mundiales. Google y Facebook, por ejemplo, han hecho indagaciones sobre una potencial adquisición de la compañía, aunque no se ha llegado a ningún acuerdo, según varias personas que hablaron a condición del anonimato porque no estaban autorizadas para comentar sobre los rumores de una adquisición.

No ha sido fácil encontrar un plan de crecimiento a largo plazo. SwiftKey anunció en junio que terminaría con su modelo de negocios de la aplicación pagada. En su lugar, ahora es gratuita y la compañía cobra a los usuarios por los extras, como distintos temas de colores para el teclado.

Este denominado modelo “freemium”, que es popular en las compañías de juegos en línea, como King, la que hizo la franquicia CandyCrush, es un esfuerzo de SwiftKey para atraer a nuevos consumidores, en particular en los mercados en desarrollo. Es frecuente que en países como India y China, la gente sea renuente a pagar por las aplicaciones para teléfonos inteligentes, y prefiera descargarlas gratis y pagar por el contenido de primera.

“China representa a los siguientes mil millones de usuarios de teléfonos inteligentes”, notó Ben Medlock, de 35 años, un cofundador de SwiftKey. “El modelo 'freemium’ nos ayudará a construir nuestra propia base”.

Hasta ahora, la aplicación ha estado limitada a Android, que permite que terceros desarrolladores, como SwiftKey, alteren el aspecto y la sensación de su sistema operativo. SwiftKey también se juntó con fabricantes de aparatos que incluyen a Samsung y LG, y la aplicación está instalada en muchos de sus nuevos teléfonos de lujo.

Si bien la empresa emergente todavía está buscando incrementar sus usuarios en Android, que tiene aproximadamente 80 por ciento del mercado mundial de teléfonos inteligentes y es típico que se utilice en aparatos de bajo costo, SwiftKey también quiere atraer a los usuarios de Apple.

En junio, Apple anunció que iba a abrir su teclado a aplicaciones de terceras partes, como SwiftKey. La empresa emergente ya hizo equipo con Evernote, la popular aplicación para tomar notas, a fin de ofrecer su teclado predictivo en los iPhones de Apple. Sin embargo, ahora SwiftKey dice que está trabajando en una aplicación para teclado que funcionará con todos los programas informáticos para teléfonos inteligentes de Apple.

“A medida que mejora la experiencia en Android, Apple tendrá que considerar abrirse más”, comentó Richard Wong, un socio en la firma de capital riesgo Accel Partners en California, la cual ha invertido en SwiftKey. “A pesar de que los teléfonos” se vuelven inteligentes, la mayoría de las aplicaciones han seguido siendo tontas".

No será fácil encontrar el éxito con Apple. Mientras que ésta dijo que otras compañías podrían desarrollar aplicaciones para su sistema operativo, también introdujo su propio teclado predictivo, al cual incluirá en su nuevo sistema operativo móvil, uno que funciona en forma muy parecida al producto de SwiftKey. Eso podría hacer que sea más difícil convencer a los usuarios que descarguen una aplicación distinta para el teclado.

“Necesitas tener control del sistema operativo”, dijo Nick Dillon, un analista sénior en la compañía de investigación en tecnología en Londres. “Eso favorece a Apple y a Google. Para SwiftKey, hay un límite a lo que puede hacer”.

Hasta ahora, SwiftKey ha construido su éxito en la personalización.

Al extraer datos de sus usuarios y de otras fuentes en línea, la empresa emergente puede ofrecer diferentes predicciones para los textos de cada persona, dependiendo de cómo teclea, cuáles son sus intereses y qué idioma utiliza.

Se podría motivar a un usuario estadounidense, por ejemplo, a usar la palabra “soccer” en un mensaje de texto relacionado con la Copa del Mundo en Brasil, mientras que a uno británico se le ofrecería “futbol”. En total, SwiftKey brinda predicciones de palabras en 66 idiomas, incluidos el mongol y el galés. Está realizando pruebas de versiones japonesas y planea introducir pronto una edición china. “Accedemos a muchas fuentes diferentes, es la mejor forma de averiguar lo que la gente está tratando de teclear”, señaló Joe Osborne, quien coordina al equipo de predicción de textos en SwiftKey. “Desde un principio, podemos entender exactamente cómo escribe usted”.

SwiftKey puede personalizar el teclado de conformidad con lo que cada persona escribe – y cómo lo hace – en sus correos electrónicos, redes sociales, como Facebook, y búsquedas móviles en Google.
Los usuarios tienen la opción de vincular sus cuentas en la red a los algoritmos de predicción de textos de la aplicación. SwiftKey analiza los hábitos personales en medios como Twitter para confeccionar sugerencias para cada usuario.

La compañía dice que acata las normativas europeas de protección de datos, que son más severas que las estadounidenses. SwiftKey también dice que la gente debe optar por agregar sus cuentas a su sistema, y no se las incluye automáticamente en el servicio de personalización.

Como parte del lanzamiento mundial de SwiftKey, Caroline Gasperin, una brasileña que dirige al grupo de idiomas, pasó más de dos años trabajando en la versión japonesa antes de su presentación en mayo. Su grupo de 11 personas tuvo que descifrar la complejidad de predecir las palabras en el idioma basado en caracteres. El proceso se llevó dos años, en comparación con menos de una semana para construir un modelo similar para un idioma europeo.

“Empezamos la compañía para hacer un teclado mejor”, señaló Reynolds, el cofundador. “Desde un principio, nuestro centro de atención ha sido estar en mil millones de teléfonos”.

Todas las notas NEW YORK TIMES SYNDICATE
'Baba' hecha en casa se vuelve un gran negocio
¿Cuál es la forma más fácil de hacerse rico en la web? Con una Oferta Inicial de Monedas
¿Pueden los animales predecir terremotos?
Esta ciudad china tiene un pasado ruso... y eso es su gran problema
Empaques comestibles para combatir el calentamiento global
¿Por qué las empresas automovilísticas están contratando expertos en ciberseguridad?
De metalero a político, la historia de Freddy Lim
A sus 98 años, esta eminente científica cerebral ‘sigue de entrometida’
Esta aldea abandonada en Italia es 'retrato perfecto' de un paraíso perdido
Cuando tu casa es un castillo
¿De qué tecnológica estarías dispuesto a prescindir?
Macron y la resurrección de Europa
Dejó Wall Street para ser estilista de perros… Y triunfó
¿Por qué Instagram se está convirtiendo en el próximo 'Facebook'?
De ganar 29 dólares la hora a 19.60
Estas empresas quieren ‘meterse en tu cama’
El circo más famoso del mundo cerrará después de 146 años
Ellos son los trabajadores tecnológicos que Trump deja en el limbo
¿Por qué Facebook sigue ganándole a todos sus rivales?
Rico en líderes de IA, Canadá -por fin- trata de sacarles provecho
En este país, nada dice ‘te amo’ como un diente de cachalote
Después del Brexit, ¿Londres puede seguir siendo una capital del mundo?
Granjas de mariguana en el patio trasero dan paso al cannabis industrial en California
Para dominar al mundo, Uber tiene que conquistar la India primero
Uvas, muerte e injusticia en los campos italianos