New York Times Syndicate

Seattle, nuevo hogar de millonarios chinos

El aire limpio y escuelas de calidad de Seattle ha atraído a los millonarios chinos, quienes se han convertido en los mayores compradores extranjeros de bienes raíces de la ciudad.
Robert Frank
© 2014 New York Times News Service
26 septiembre 2014 20:46 Última actualización 27 septiembre 2014 5:0
Etiquetas
Todd Lozier y Bangze Wang, de Lochwood-Lozier Custom Homes, frente a la casa de uno de sus compradores chinos en Medina, en los suburbios de Washington.

Todd Lozier y Bangze Wang, de Lochwood-Lozier Custom Homes, frente a la casa de uno de sus compradores chinos en Medina, en los suburbios de Washington.

Los chinos adinerados guardan gran parte de sus fortunas en el extranjero, lo que sube el valor de todo: desde los bitcoins hasta los Picassos y diamantes rosas. Y, cada vez más, estos ricos llevan a sus familias al extranjero, junto con su dinero, lo que ha creado un boom inmobiliario en un inusual rincón de Estados Unidos: los suburbios de Seattle.

Los millonarios chinos se han convertido en los mayores compradores extranjeros de bienes raíces de Seattle en los últimos años, al adquirir hasta un tercio de las casas de más de un millón de dólares vendidas en ciertas áreas, de acuerdo con corredores inmobiliarios. Los agentes de bienes raíces ahora contratan a personas que hablan mandarín e incluso han abierto oficinas en Pekín, mientras que los constructores diseñan gran parte de sus nuevas obras para los compradores asiáticos.

Los agentes de bienes raíces en Seattle incluso agregaron un nuevo término a su vocabulario: “la contingencia feng shui”. Antes de cerrar una venta, muchos compradores piden que un maestro de feng shui apruebe la casa; feng shui malo significa que no hay trato o, a veces, algo de jardinería de última hora.


“Tuvimos un caso en el que un árbol estaba bloqueando el chi o flujo de energía de la casa”, dijo May Wan, un agente en Berkshire Hathaway Home Services Bellevue. “Por lo tanto, se tuvo que quitar y plantar otro cerca de ahí”.

Una cuarta parte de todos los inmuebles vendidos a extranjeros en Estados Unidos el año pasado fue a manos de compradores chinos, quienes gastaron 22 mil millones de dólares en los 12 meses finalizados en marzo, según la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios; un incremento del 72 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior.

Su compra promedio es de 523 mil 148 dólares, casi el doble del promedio nacional, y tres cuartas partes son en efectivo.

Eso ha hecho de Seattle uno de los principales atractivos del mundo para los miles de millones de dólares que salen de China cada año. Si bien el dinero también se invierte en bienes raíces en Nueva York, Los Ángeles y Londres, el impacto en Seattle está mucho más concentrado, enfocado en unos cuantos suburbios pequeños como Medina, el hogar de Bill Gates y Jeff Bezos, y la zona oeste de Bellevue.

“La primera pregunta que a menudo escuchamos de los clientes chinos es '¿Dónde vive Bill Gates?'”, comentó Moya Skillman, un corredor de Windermere Real Estate.

Corredores y analistas dicen que de 20 a 40 por ciento de las casas de más de un millón de dólares vendidas en el Eastside, un término colectivo para los suburbios del este de Seattle, fueron adquiridas por compradores asiáticos.

El boom puede estar apenas empezando. Una encuesta realizada por el Informe Hurun, una firma de investigación de riqueza en China, encontró que el 64 por ciento de los millonarios del país ha emigrado o planea emigrar en los próximos años.

Los encuestados enumeraron como destino favorito a Estados Unidos, seguido de Canadá y Australia. Entre las razones para migrar están una mejor educación, calidad del aire y seguridad alimentaria, así como su preocupación por la estabilidad política y social.

Los residentes chinos tenían un estimado de 659 mil millones de dólares en el extranjero en 2013. Se espera que el número aumente a 1.9 mil millones para 2018, según el Boston Consulting Group.

El atractivo de Seattle está en sus excelentes escuelas, aire limpio, población china de hace mucho tiempo y, más recientemente, el éxito de la película de 2013 “Finding Mr. Right”, una de las más taquilleras de todos los tiempos de China y que narra la historia de una mujer embarazada que vuela a Seattle para encontrar el verdadero amor y la ciudadanía estadounidense para su bebé. La cinta conmovió a los jóvenes, que vieron Seattle como un escape romántico y liberador, aunque gran parte fue filmada en Vancouver.

“La gente de mi edad en China de repente empezó a hablar de Seattle”, dijo Bangze Wang, oriundo de Pekín y quien ahora vive en la ciudad.

Hijo de un desarrollador exitoso en Pekín, Wang llegó a Seattle en 2008 con planes de asistir a la Universidad de Washington y regresar a casa a la empresa familiar. Después de graduarse, sin embargo, le ofrecieron un trabajo en Lochwood-Lozier Custom Homes, uno de los principales constructores de Seattle; ahora es jefe de proyecto, negociador y enlace cultural entre la firma y los ricos compradores de su país.

“Seattle fue una mejor oportunidad para mí que China”, dijo. “Muchas familias chinas están planeando mudarse para acá”.

Lochwood-Lozier solía vender sus lujosas casas a los millonarios de Microsoft y otros ejecutivos locales, ahora está construyendo 10 casas destinadas principalmente a compradores chinos, con precios de 2.5 a 5 millones de dólares.

Todd Lozier, presidente de la firma, dijo que este mercado prefieren grandes casas modernas con dos cocinas: una pequeña y otra más grande para presumir, junto con grandes entradas y habitaciones para una familia numerosa. “A ellos les gusta la fachada”, dijo.

Todas las notas NEW YORK TIMES SYNDICATE
Lowe logró el bronce... pero lo recibió 8 años después
¿El secreto del auge turístico de Islandia? Una crisis financiera y una erupción volcánica
Refugiados descubren dos Estados Unidos: uno que odia, y uno que cura
Esta startup tiene el secreto para cultivar elusivas trufas
Venezolanos hambrientos huyen en barcos para escapar del colapso económico
Trabajadores de Carrier en Indiana, juran que harán cumplir a Trump sus promesas
Bancos de Italia están en una crisis de 'cámara lenta'... y Europa pagaría
Los piratas del Amazonas aterrorizan a las tripulaciones
Estos autobuses te llevarán al futuro a 11 km por hora
La ‘ambición del aguacate’ pone en peligro el refugio de las monarca
Las mujeres que ayudaron a Trump a obtener el triunfo
El código de diez dígitos para la vida privada
Ocho años después, ¿cómo ven los europeos a Obama?
¿Cómo quitar el polvo de un Picasso? ¡Con saliva!
Surfeando bajo las luces del norte
8 mil 851 kilómetros de frontera, cubierta por solo 2 mil agentes
Un poblado siberiano se atribuye ser la cuna de la humanidad
¿Quiere un trozo de libertad? Este es el hombre al que debe ver
Esta oferta de trabajo incluye un terreno 8 mil metros cuadrados
Él lucha contra el régimen norcoreano con globos
Desprogramar a las mujeres e hijos de Boko Haram
Seis científicos, mil millas, un premio: abejas del Ártico
Arabia Saudita, donde hasta la leche depende del petróleo, pasa apuros económicos
El sueño es vital en la NFL
Swarovski quiere ser una firma tecnológica