New York Times Syndicate

Popular y gratuita, SoundCloud está lista para los anunciantes

SoundCloud, el servicio buena onda de música vías streaming empezó a incorporar publicidad y, por primera vez, dejar que los artistas y las disqueras cobren regalías; la compañía apunta lanzar un servicio Premium que se asemejaría al de otros competidores. 
Ben Sisario
29 agosto 2014 22:14 Última actualización 30 agosto 2014 5:0
Red Bull, Jaguar y Comedy Central son los primeros anunciantes que usarán el sistema de música via streaming para promocionarse. (NYT)

Red Bull, Jaguar y Comedy Central son los primeros anunciantes que usarán el sistema de música via streaming para promocionarse. (NYT)

SoundCloud es la niña alocada que está en todas partes del mundo de la música digital. Sin pagarles a los artistas ni a las disqueras, deja que la gente suba y transmita en directo gratuitamente cualquier tipo de audio, y los músicos la han adoptado como una forma de compartir su trabajo reciente con sus seguidores.

Lorde, la estrella pop adolescente de Nueva Zelanda llegó a la fama tras publicar allí su canción “Royals”.

Hasta en un mercado saturado de competidores, como iTunes y Pandora, SoundCloud, que ya tiene seis años, se las ha arreglado para llegar a una escala enorme con un catálogo de contenidos insólitos y a menudo exclusivo. Según la compañía, alrededor de 175 millones de personas escuchan música en su plataforma cada mes, más de cuatro veces la audiencia mundial de Spotify.

“Tenemos escuchas en cada país del mundo, y en el espacio”, dijo Alex Ljung, el director ejecutivo de SoundCloud, refiriéndose a las grabaciones de la Estación Espacial Internacional que publicó un astronauta canadiense.

1
TIEMPO DE CRECER

Ahora, SoundCloud decidió que ya es tiempo de crecer. En agosto, como parte de un nuevo contrato de concesión con compañías del entretenimiento, SoundCloud empezó a incorporar publicidad y, por primera vez, dejar que los artistas y las disqueras cobren regalías. Al final, hay planes para introducir suscripciones pagadas que permitan a los escuchas saltarse los anuncios, como pueden hacerlo con Spotify y otros servicios concesionados.

De muchas formas, la medida es una reacción a la presión del sector para concesionar el contenido y producir ingresos. También refleja la compleja relación de SoundCloud con las disqueras, las que usan el servicio para promover nuevos lanzamientos y hasta buscar talento nuevo, pero les ha enojado mucho su incapacidad para ganar dinero con los millones de escuchas de SoundCloud.

Como parte de las conversaciones sobre la concesión, las disqueras más grandes y algunas independientes negocian participaciones de capital de la compañía; a cambio, las disqueras estarán de acuerdo en no demandar a SoundCloud por pasadas infracciones al derecho de autor, según diversas personas que han participado en las pláticas.

Soundcloud. (NYT)
1
UN RIESGO PERDER SU PARTE BUENA ONDA

Tales contratos podrían hacer de SoundCloud una candidata atractiva para una adquisición; a principios de año, Twitter consideró comprarla, pero, al final, decidió no hacerlo. Un riesgo para SoundCloud, a medida que es cada vez más parte de la corriente principal, es perder parte de su factor buena onda, así como la buena voluntad que ha forjado entre los artistas.

En junio, Kaskade, un DJ estadounidense, desató un acalorado debate cuando dijo que se habían bloqueado docenas de sus pistas en SoundCloud debido a notificaciones de violación del derecho de autor por parte de las disqueras.

En una entrevista reciente, todavía parecía impresionado con SoundCloud y calificó de “tan hermosa, tan elegante” a la forma en la que funciona la plataforma con los medios sociales. Sin embargo, también la criticó por cómo manejó las notificaciones sobre el derecho de autor, que otros y él dicen que se han incrementado drásticamente en los últimos meses.

“Levantaron este servicio increíble, reproduciendo para todas estas personas que confiaron en ella, y luego les jalan el tapete bajo sus pies”, dijo Kaskade, cuyo nombre real es Ryan Raddon.

Fundada en Berlín por Ljung, de 32 años, y Eric Wahlforss, de 34, dos ingenieros suecos inmersos en el mundo de la música, SoundCloud encontró rápidamente un lugar en la cultura del baile, tecnológicamente despabilada, de esa ciudad.

“En el verdadero estilo berlinés, pulsamos el botón de lanzamiento en medio de una pista de baile en un club, a media noche”, recordó Ljung.

La compañía ha recaudado más de 100 millones de dólares en financiamiento de riesgo de inversionistas en valores de primer orden, incluidos Kleiner Perkins Caufield & Byers, Index Ventures y Union Square Ventures. Fred Wilson, un socio en Union Square, quien también ha invertido en Twitter y Tumblr, dijo que vio potencial para SoundCloud como una alternativa a la estructura de otros servicios de música, parecida a la de un minorista.

“Vi que esto no se trataba de la música en el estilo de iTunes”, señaló Wilson. “Era sobre la música en el estilo de YouTube, donde cualquiera podía participar. Era un enfoque de abajo hacia arriba”.

Soundcloud. (Sitio oficial)

MUCHOS CLICS, POCOS INGRESOS

SoundCloud ha evolucionado como agencia dinámica para todo tipo de música y audio, con el contenido que va y viene como acomoda a los usuarios. Es particularmente dominante en los géneros de movimiento rápido de la música electrónica para bailar y el hip hop. En agosto, por ejemplo, el rapero J. Cole usó a SoundCloud para lanzar un tributo a Michael Brown, el chico de 18 años al que mató un policía en Ferguson, Misuri. En cuestión de horas, la canción era un éxito viral.

La compañía dice que, cada mes, 350 millones de personas encuentran los archivos de audio de SoundCloud en la red y en aparatos móviles, y 175 millones de ellas dan clic en tocar al menos una vez.

A pesar de la enorme audiencia, no obstante, sus ingresos han sido minúsculos hasta ahora, ya que la compañía sólo ha ganado dinero por las cuotas que cobra a algunos de sus proveedores más activos. Según documentos públicos en Gran Bretaña, donde SoundCloud tiene una oficina, tuvo alrededor de 13 millones de dólares en ingresos y 20 millones de dólares en pérdidas netas en 2012, el año más reciente de la contabilidad de la cual es posible disponer.

Para su programa nuevo, Premier, SoundCloud firmará contratos de concesión con compañías de música que permitirán que pase anuncios en su servicio. La mayor parte de los ingresos por esos anuncios será para el proveedor de contenidos, explicó Jeff Toig, el director ejecutivo de negocios de SoundCloud, aunque declinó dar más detalles.

Los primeros anunciantes incluyen a Red Bull, Jaguar y Comedy Central, cuya publicidad pasará sólo conjuntamente con el contenido concesionado. Entre los socios iniciales de contenidos están dos importantes editores de música, Sony/ATV y BMG; los distribuidores INgrooves y See; el sitio de comedia Funny or Die, y diversos artistas independientes, incluido el rapero de Washington, GoldLink.

“GoldLink y su base de seguidores se han forjado desde abajo en SoundCloud”, notó Matt Colwell, uno de los gerentes de GoldLink. “Ahora, que está progresando hacia la monetización, para nosotros, era el siguiente paso natural”.

A pesar de meses de negociaciones, las tres importantes disqueras – Universal, Warner y otra unidad de Sony, Sony Music Entertainmente – no han completado la transacción de la concesión.

Las personas a las que se les informó sobre esas conversaciones dicen que, en cierta forma, la vitalidad de la plataforma de SoundCloud es parte del problema: son tantas las mezclas, los “mashups” y otros híbridos de los disyoqueis, compartidos y vueltos a mezclar con tanta frecuencia que todavía no ha sido posible resolver del todo la cuestión de los términos de una concesión apropiada. Después de todo, ¿cómo divides el dinero de un “mashup” de un “dubstep” que dura tres minutos, e incluye a Britney Spears, Eurythmics, Beethoven y una docena más?

SoundCloud y las disqueras declinaron comentar sobre sus negociaciones.

Dado que SoundCloud está madurando, está la cuestión de si sus usuarios, acostumbrados a la música sin anuncios, aceptarán la nueva dirección. Según Ljung, la historia que tiene la compañía de centrarse en los artistas ayudará a este respecto.

“La gente sabe que SoundCloud es, en gran medida, creadora de una plataforma”, dijo. “Entiende que si oye un anuncio, entonces, también se le está pagando al creador por ello”.

Todas las notas NEW YORK TIMES SYNDICATE
Los texanos combaten el calor con esta agua mexicana
'Baba' hecha en casa se vuelve un gran negocio
¿Cuál es la forma más fácil de hacerse rico en la web? Con una Oferta Inicial de Monedas
¿Pueden los animales predecir terremotos?
Esta ciudad china tiene un pasado ruso... y eso es su gran problema
Empaques comestibles para combatir el calentamiento global
¿Por qué las empresas automovilísticas están contratando expertos en ciberseguridad?
De metalero a político, la historia de Freddy Lim
A sus 98 años, esta eminente científica cerebral ‘sigue de entrometida’
Esta aldea abandonada en Italia es 'retrato perfecto' de un paraíso perdido
Cuando tu casa es un castillo
¿De qué tecnológica estarías dispuesto a prescindir?
Macron y la resurrección de Europa
Dejó Wall Street para ser estilista de perros… Y triunfó
¿Por qué Instagram se está convirtiendo en el próximo 'Facebook'?
De ganar 29 dólares la hora a 19.60
Estas empresas quieren ‘meterse en tu cama’
El circo más famoso del mundo cerrará después de 146 años
Ellos son los trabajadores tecnológicos que Trump deja en el limbo
¿Por qué Facebook sigue ganándole a todos sus rivales?
Rico en líderes de IA, Canadá -por fin- trata de sacarles provecho
En este país, nada dice ‘te amo’ como un diente de cachalote
Después del Brexit, ¿Londres puede seguir siendo una capital del mundo?
Granjas de mariguana en el patio trasero dan paso al cannabis industrial en California
Para dominar al mundo, Uber tiene que conquistar la India primero