New York Times Syndicate

Pollos locos de Hawái esconden secreto genético

La historia genética de los pollos silvestres de Kauai es una ventana de cómo los humanos domesticaron a los animales silvestres; las aves son, en líneas generales, versiones más grandes del gallo rojo, un primo surasiático del faisán. Aunque brindan una nueva perspectiva: la domesticación en reversa.
Kenneth Chang
17 abril 2015 16:29 Última actualización 19 abril 2015 11:43
Pollos

La sabiduría popular local dice que muchos de los pollos de Kauai descienden de aves que se escaparon cuando pegaron los huracanes Iwa en 1982 e Iniki en 1992. (NYT)

En Kauai, un la isla que pertenece a Hawái, los pollos no solo están cruzando las carreteras. También están cacareando en estacionamientos, están deambulando en las playas y están yendo en tropel a los bosques.

“Están por todas partes”, dijo Eben J. Gering, un biólogo evolucionista en la Universidad Estatal de Michigan que ha estado estudiando a estas aves verdaderamente de campo. "Pareciera que están viviendo toda una diversidad de estilos de vida, desde comer basura y alimento para gatos, hasta acercarse para que los alimenten los turistas en la playa, hasta vivir de los artrópodos nativos que rebuscan.

En un ensayo publicado en el número de marzo de la revista Molecular Ecology, Gering y sus colegas intentan desenmarañar la historia genética de los pollos silvestres de Kauai, que resultan ser no solo una curiosidad para los turistas, sino, también, una ventana a cómo los humanos domesticaron a los animales silvestres. La reserva de rasgos genéticos también podría resultar útil para los criadores.

Las razas modernas de pollos son, en líneas generales, versiones más grandes del gallo rojo, un primo surasiático del faisán, al que se domesticó hace más de 7 mil años. (También parecer ser que se mezclaron algunos genes del gallo gris, mismo que está emparentado.)

Científicos estadounidenses publicaron el genoma del gallo rojo silvestre en el 2004. Y en el 2010, un equipo internacional, coordinado por Leif Andersson, un profesor de bioquímica médica y microbiología en la Universidad de Uppsala en Suecia, secuenció los genomas de ocho razas de pollos de granja. Con la comparación del ADN, dijo Andersson, se buscaba responder a esta interrogante: “¿Cuáles son los cambios más asombrosos que se han dado durante la domesticación del pollo?”.

1

Un descubrimiento fue que todas las razas de pollos domesticados tienen la misma mutación de un gen que es el patrón de un receptor de hormonas en la glándula tiroides. Los científicos siguen investigando cómo la mutación cambió al ave, aunque Andersson dijo que podría jugar una parte en la capacidad para poner huevos continuamente, en lugar de solo en ciertas temporadas.

En una investigación posterior en la que se examina al ADN de huesos de pollo que datan de hace dos mil años, recuperados en excavaciones arqueológicas europeas, se encontró que la mutación no siempre se presenta en todas partes. Eso refuta la noción de que la mutación fue crucial en la domesticación.

Los investigadores de los pollos dicen que, en parte, surgen incertidumbres debido al conocimiento limitado del gallo rojo silvestre; el genoma del 2004, por ejemplo, provenía de una sola hembra. Asimismo, es posible que las aves silvestres de hoy sean diferentes a las que se domesticó originalmente. Los pollos y los gallos rojos se cruzan fácilmente, y, al paso del tiempo, las aves silvestres pudieron haberse parecido más a las de corral.

“Sorprendentemente, todavía hay una gran cantidad de cosas que no sabemos sobre el proceso de domesticación que hizo que esta ave fuera tan valiosa para nosotros”, notó Gering.

Pollos
1

Los pollos de Kauai brindan una perspectiva nueva: la domesticación en reversa.

La sabiduría popular local dice que muchos de los pollos de Kauai descienden de aves que se escaparon cuando pegaron los huracanes Iwa en 1982 e Iniki en 1992, y se volaron los gallineros. (Los pollos silvestres se encuentran en otras islas hawaianas, pero no en cantidades abrumadoras. Algunos especulan que hay muchos en Kauai porque nunca quedaron libres las mangostas, a las que les gusta comerse los huevos. Gering notó que otra razón podría ser que los dos huracanes solo golpearon de refilón a las otras islas.)

El conteo anual de aves, organizado por la Sociedad Audubon, apoya esa noción: las cantidades de pollos en Kauai aumentaron después de unos cuantos años de cada huracán.

Sin embargo, la genealogía de los pollos en Hawái se remonta muchísimo más atrás. Los primeros pueblos ahí eran polinesios, que se embarcaban en prolongados viajes por el océano, rumbo a las islitas en la vastedad del Pacífico. Llegaron a Hawái hace al menos 800 años.

Pollos
1

A donde quiera que fueran los polinesios, llevaban a sus pollos, que se parecían en mucho al ancestral gallo rojo silvestre.

Se han excavado fósiles de pollos en una cueva en Kauai, los que datan de la época polinesia, mucho antes de que llegara el capitán James Cook, el explorador británico, a Hawái en 1778. De los fósiles, los científicos de la Universidad de Adelaida en Australia han extraído ADN mitocondrial de pollo, parte de los datos que utilizaron para reconstruir las vías de la expansión polinesia. (Las mitocondrias, que son las fábricas de energía en las células, poseen su propio ADN, distinto a las cadenas en el núcleo de la célula.)

Los mismos investigadores australianos concluyeron que los polinesios nunca llegaron hasta Sudamérica porque los pollos sudamericanos no tienen los indicadores genéticos polinesios.

En la nueva investigación, los científicos secuenciaron el ADN de 23 pollos de ocho regiones de Kauai. A medida que la afluencia de pollos de corral se encontró con la más antigua población de gallos rojos silvestres polinesios, “¿Cómo es que está evolucionando esa población?”, se preguntó Gering.

El ADN mitocondrial de unos cuantos pollos casaba con el de los huesos de pollo polinesios de la cueva de Kauai; más huesos tenían el ADN de razas europeas recientes. No todos los pollos silvestres tenían la mutación del receptor de la hormona tiroidea de los modernos.

El aspecto de las aves también indica que persisten rasgos antiguos. Pareciera que algunos acaban de escaparse de la granja, pero muchos otros, con plumaje naranja quemado y negro en los machos, se parecen al gallo rojo silvestre de los bosques de la India.

En investigación de seguimiento, a los científicos les gustaría observar más de las características de los pollos silvestres – ¿Cuántos huevos ponen? ¿Con qué frecuencia? ¿Crecen con tanta rapidez como las razas de corral? – y, luego, tratar de relacionar a los genes responsables de la evolución de los híbridos. Dominic Wright, colaborador de Gering y profesor de biología en la Universidad Linköping está cruzando a pollos de corral con gallos rojos silvestres para estudiar con precisión cómo se transmiten los rasgos y comportamientos.

Gering especuló que hasta décadas recientes, los pollos de Kauai se parecían, en gran medida, a los que trajeron los polinesios hace mucho, vivían en pequeñas partes de la isla en cantidades modestas. Luego, empezaron a cruzarse con pollos de corral que se habían escapado o con sus descendientes, con mayor fecundidad y un rango más amplio de hábitats.

“Pensamos que es por eso que los estamos viendo en Wal Mat y por todas partes”, señaló Gering.

Pollos
Todas las notas NEW YORK TIMES SYNDICATE
A sus 98 años, esta eminente científica cerebral ‘sigue de entrometida’
Esta aldea abandonada en Italia es 'retrato perfecto' de un paraíso perdido
Cuando tu casa es un castillo
¿De qué tecnológica estarías dispuesto a prescindir?
Macron y la resurrección de Europa
Dejó Wall Street para ser estilista de perros… Y triunfó
¿Por qué Instagram se está convirtiendo en el próximo 'Facebook'?
De ganar 29 dólares la hora a 19.60
Estas empresas quieren ‘meterse en tu cama’
El circo más famoso del mundo cerrará después de 146 años
Ellos son los trabajadores tecnológicos que Trump deja en el limbo
¿Por qué Facebook sigue ganándole a todos sus rivales?
Rico en líderes de IA, Canadá -por fin- trata de sacarles provecho
En este país, nada dice ‘te amo’ como un diente de cachalote
Después del Brexit, ¿Londres puede seguir siendo una capital del mundo?
Granjas de mariguana en el patio trasero dan paso al cannabis industrial en California
Para dominar al mundo, Uber tiene que conquistar la India primero
Uvas, muerte e injusticia en los campos italianos
Llueven solicitudes de visa H-1B antes de que EU cierre sus puertas
Con grandes moños, esta youtuber se enfrenta a las chicas malvadas del colegio
¿Sombra de ojos perfecta? Estos blogueros de belleza son expertos
Ser positivo es bueno para la salud (en serio… sonríe)
China apuesta por tecnológicas emergentes en EU y pone nervioso al Pentágono
Un ‘Trump turco’, un proyecto hotelero y lazos extranjeros incómodos en Dallas
Cómo lidiar con un jefe que tiene la mitad de tu edad