New York Times Syndicate
THE NEW YORK TIMES

Más de 80 y corriendo más de 50 km

En ciertas ciudades de Estados Unidos, como California y Nueva York, el porcentaje de corredores ancianos de maratones es muy alto. Conoce la historia de estos eternos atletas.
The New York Times
23 mayo 2015 17:40 Última actualización 24 mayo 2015 5:0
Ancianos

Ancianos

¿Hasta dónde puede llegar un corredor adulto mayor de ultra fondo? El 1 de marzo, el día después de su cumpleaños número 80, Bill Dodson de Mountain View, California, probó sus límites.

En un frío día, en el Parque Estatal Caumsett en Long Island –compitiendo en una carrera de 50 kilómetros, que también servía como el campeonato estadounidense de pista y campo, de 50 kilómetros– Dodson hizo un esfuerzo tenaz para establecer un récord para el grupo de 80 a 85 años de edad.

A juzgar por algunas de sus actuaciones anteriores, el registro existente –5 horas, 54 minutos, 59 segundos– parecía estar dentro de su alcance.

Pero a medida que el día invernal avanzaba, empezaron a descender copos de nieve, y al momento en que Dodson estaba en su última vuelta de 5 kilómetros, estaba nevando copiosamente.

Luchó, resbaló y cayó dos veces en el resbaladizo pavimento. En ambas ocasiones, se levantó y continuó a lo largo de la pista, arrastrando los pies.

''Me esforcé hasta límites insospechados’', dijo después.
En efecto: Con la línea de meta a la vista, cayó de nuevo. Y esta vez, se arrastró a través de la meta.

Perdió el récord por ocho segundos.

1
   

      

Ancianos

Ese día, Dodson, un programador de computadoras retirado y abuelo de seis, fue expuesto a los elementos más de dos veces más que el ganador absoluto de la 50K, un hombre bastante joven para ser uno de esos nietos, de 23 años de edad, Zachary Ornelas de Ann Arbor, Michigan, que cubrió la distancia en 2 horas, 52 minutos.

Así que, ¿fue del todo admirable el esfuerzo, o fue temerario por parte de Dodson? ¿Un ejemplo de la determinación en su mejor momento, o el caso de un adulto mayor poniéndose en peligro obstinadamente?
Probablemente lo primero y no lo segundo, dice un investigador de mucho tiempo, de los corredores de ultramaratones. ''Me parece como si solo estuviera impulsado por un objetivo’', señaló el doctor Martin D. Hoffman, profesor de medicina física y rehabilitación en Davis, la Universidad de California, y principal investigador en un estudio continuo de dichos corredores.

Ese estudio, que incluyó a mil 212 sujetos, ha entregado tres artículos publicados desde que comenzó en 2011. Entre los resultados hay algo que sorprendería a los corredores, incluso a aquellos de distancias típicas de fin de semana –muchos de los cuales consideran a los ultracorredores como un poco pertenecientes a una franja lunática: ''La incidencia de lesiones en los ultracorredores no era mayor que lo que se había reportado en otros estudios de corredores en distancias más cortas’', dijo Hoffman.

Otro hallazgo fue que los corredores que eran más jóvenes y con menos experiencia en ultramaratones –generalmente, carreras más largas que el estándar de maratón de 42 kilómetros– a todas luces estaban en mayor riesgo de lesión.

Abundan las teorías sobre la razón: Los ultracorredores, especialmente los mayores, tienden a correr mucho, pero no muy rápido.
Ellos saben cómo marcar su paso. Son experimentados y pueden formar sus recursos de manera apropiada para el gran día, en lugar de moler los kilómetros en el entrenamiento del día a día. Y, debido a que los ultras se llevan a cabo a menudo en senderos, el golpeteo que sufren los corredores en las articulaciones, podría ser menos grave de lo que sería en un maratón de la gran ciudad, en el implacable pavimento.

Según Bryon Powell, de Moab, Utah, que mantiene estadísticas sobre los ultra corredores en su página web iRunFar.com, alrededor del 20 por ciento de todos los finalistas de carreras de ultrafondo en Estados Unidos el año pasado fueron de 50 años y mayores. (Aunque muchos menos en número que los corredores de maratón, los corredores que han terminado una ultramaratón han aumentado aproximadamente 50 por ciento en los últimos cinco años, de 2 mil a 30 mil en 2014.) En ciertas áreas, incluyendo California y Nueva York, el porcentaje de ultracorredores mayores de 50 años, puede incluso ser mayor.

''Los ultracorredores suelen ser mayores que su corredor medio, no hay duda al respecto’', asegura Mike Polansky, presidente del Greater Long Island Running Club, el organizador de la carrera 50K en la que Dodson compitió en marzo.

1
   

      

Ancianos

''Se necesita gente que es un poco loca’', añadió. Tal vez sea así, pero entre los atributos que han permitido alcanzar la distancia a estos corredores, en su mayoría hombres, están la paciencia, la prudencia y la dependencia de los patrones bien establecidos, y son a menudo, atribuidos a las personas mayores.

''Los ultracorredores permanecen en su zona de confort’', dijo la doctora Dorothy F. Scarpinato, cirujana ortopédica que trata a muchos corredores en su práctica en Melville, Nueva York. ''Ellos tienen la misma rutina.''

Basada en lo que ve, parece que los ultracorredores mayores no sufren lesiones de mayor grado que las que sufren los corredores de distancias más cortas, observación que coincide con el estudio de Hoffman. Por ejemplo, señala Scarpinato, la incidencia de fracturas por estrés – una lesión común en los corredores, debido al trauma repetitivo de correr, especialmente en el pavimento– es baja entre sus pacientes ultracorredores de edad mayor.

''Si veo una fractura por estrés por año entre los ultracorredores, es mucho’', dice.

Dodson ha competido durante años sin problemas. Su única lesión grave, una hernia de disco en el 70, vino por jalar una maleza muy resistente, en un ángulo incómodo, en su patio trasero.

El hecho de que los corredores de mayor edad corren más despacio y muestran más cautela y consistencia en su formación y hábitos de carreras, no significa que estén menos motivados. El 11 de abril, Dodson estaba de vuelta a la caza de otro récord ultra, esta vez en el campeonato nacional de 100K en Madison, Wisconsin. Durante 15 horas, corrió en una pista de 10 km alrededor del lago Wingra y la Universidad Arboretum de Wisconsin. Terminó en 15 horas, 5 minutos y 47 segundos, batiendo el récord nacional de 80 - a 85 años de edad, por más de dos horas y media.

Dodson lo llamó el punto culminante de su carrera de 30 años como corredor. Y añadió, recordando su largo y frío día en Caumsett State Park hace seis semanas, ''que fue genial terminar de pie.''

1
    

     

Ancianos
Todas las notas NEW YORK TIMES SYNDICATE
Lowe logró el bronce... pero lo recibió 8 años después
¿El secreto del auge turístico de Islandia? Una crisis financiera y una erupción volcánica
Refugiados descubren dos Estados Unidos: uno que odia, y uno que cura
Esta startup tiene el secreto para cultivar elusivas trufas
Venezolanos hambrientos huyen en barcos para escapar del colapso económico
Trabajadores de Carrier en Indiana, juran que harán cumplir a Trump sus promesas
Bancos de Italia están en una crisis de 'cámara lenta'... y Europa pagaría
Los piratas del Amazonas aterrorizan a las tripulaciones
Estos autobuses te llevarán al futuro a 11 km por hora
La ‘ambición del aguacate’ pone en peligro el refugio de las monarca
Las mujeres que ayudaron a Trump a obtener el triunfo
El código de diez dígitos para la vida privada
Ocho años después, ¿cómo ven los europeos a Obama?
¿Cómo quitar el polvo de un Picasso? ¡Con saliva!
Surfeando bajo las luces del norte
8 mil 851 kilómetros de frontera, cubierta por solo 2 mil agentes
Un poblado siberiano se atribuye ser la cuna de la humanidad
¿Quiere un trozo de libertad? Este es el hombre al que debe ver
Esta oferta de trabajo incluye un terreno 8 mil metros cuadrados
Él lucha contra el régimen norcoreano con globos
Desprogramar a las mujeres e hijos de Boko Haram
Seis científicos, mil millas, un premio: abejas del Ártico
Arabia Saudita, donde hasta la leche depende del petróleo, pasa apuros económicos
El sueño es vital en la NFL
Swarovski quiere ser una firma tecnológica