New York Times Syndicate

Los 240 kilómetros que unen a la ciencia y la naturaleza

Los ciervos mulos recorren 240 kilómetros de su campo de pastura invernal en el Desierto Rojo a sus terrenos de primavera y verano en la cuenca del río Hoback cerca de Jackson, Wyoming; para protegerla, científicos dieron a conocer un folleto con los 10 principales desafíos que enfrenta esta ruta de migración.
James Gorman
20 febrero 2015 16:14 Última actualización 22 febrero 2015 5:0
Ciervos mulos

Los científicos toman muestras de los ciervos y les ponen GPS para descubrir su ruta migratoria. (NYT)

EL DESIERTO ROJO, Wyoming – Mientras un pequeño grupo de científicos y voluntarios espera al lado de un camino de grava aquí, un helicóptero desciende, transportando a dos ciervos mulos con los ojos vendados en cabestrillos. Sobrevuela por un momento en un furioso torbellino de nieve soplada por las aspas, soltando los cabestrillos de los ciervos. Mientras se eleva y da vuelta, el equipo corre hacia la nube punzante.

Los miembros del equipo llevan a los ciervos en camillas de lona a un sitio donde puedan ser pesados y sometidos a pruebas. A cada animal, le extraen sangre, le arrancan un bigote, le revisan un collar con GPS o le ponen uno nuevo, le toman la temperatura rectal y una muestra fecal, le realizan un ultrasonido en la cadera, le aplican un anestésico local en la quijada y le extraen un diente.

Diez minutos de revisiones y pruebas después, los ciervos son liberados y salen corriendo, con la boca entumecida y dosis de antibióticos, quizá preguntándose qué acaba de suceder.

1

Los científicos estaban tomando muestras de la salud de los ciervos y descargando sus movimientos de sus collares digitales; parte de un esfuerzo más amplio para dar seguimiento y preservar su ruta de migración.

Los investigadores apenas recientemente descubrieron esa trayectoria, conocida como la migración Desierto Rojo a Hoback, que es tan larga como cualquier migración conocida en los 48 estados inferiores, una travesía de 240 kilómetros dos veces al año que ha inspirado a numerosos grupos conservacionistas a trabajar juntos para proteger la ruta del ciervo ante el desarrollo invasor.

Algunos conservacionistas esperan que la inusual colaboración sirva como un precedente útil que pudiera ayudar a proteger a otras especies y tierras agrestes.

“Pensamos que esto tiene el potencial de ser un modelo para lo que las agencias estatales y federales hacen en todo el Oeste”, dijo Leslie Duncan, administradora de terrenos públicos del Pew Charitable Trusts.

Ciervos mulos
1

Las migraciones de temporada en busca de alimento son esenciales para la supervivencia de muchos animales. Los famosos rebaños del Serengeti van siguiendo a la lluvia. En el Oeste del Continente Americano, muchos alces, ciervos, antílopes, alces americanos y otros grandes mamíferos se mueven hacia las frondosas laderas en la primavera y verano, y pasan el invierno en elevaciones más bajas y más cálidas.

“La migración es el mecanismo latente que permite que este paisaje dé sustento a las poblaciones de ciervos”, dijo Hall Sawyer, un biólogo investigador de Western EcoSystems Techonolgy, una firma consultora, que descubrió la ruta del ciervo mulo.

Ya que las casas y las carreteras, las cercas y los pozos gaseros, y las concurridas rutas para los vehículos todo terreno y las motonieves pueden representar obstáculos para los animales mientras se desplazan, los conservacionistas han reconocido desde hace tiempo que preservar las rutas de migración es esencial para preservar a la vida silvestre.

Ciervos mulos
1

Unos 500 ciervos recorren los 240 kilómetros de su campo de pastura invernal aquí en el Desierto Rojo a sus terrenos de primavera y verano en la cuenca del río Hoback cerca de Jackson, Wyoming. Otros rebaños, que totalizan 5 mil ciervos, siguen la mayor parte del camino.

La ruta cruza terrenos públicos y privados, y científicos dicen que es extraordinario, dada su longitud, que aún exista un sendero relativamente libre para el ciervo.

Pero los conservacionistas han reconocido que protegerla requerirá una cooperación inusual entre grupos públicos y privados y un nuevo nivel de comprensión científica que guíe los cambios en la regulación.

La buena noticia, dijo Steve Kilpatrick, jefe de la oficina en Wyoming de la Wildfire Federation, es que los grupos conservacionistas están uniendo fuerzas para ayudar al ciervo mulo en formas que él no había visto.

“Pienso que es único”, dijo Kilpatrick, cuyo grupo ha contratado a un coordinador para la coalición informal. “No sé de ninguna otra situación en la nación en que haya sucedido”.

Ciervos mulos
1
COMBATIENTES EN HELICÓPTERO

El esfuerzo para dar seguimiento a la migración Desierto Rojo-Hoback del ciervo mulo empezó en 2011. Sawyer estaba trabajando en un contrato de la Oficina de Gestión de Tierras para dar seguimiento a la vida silvestre, y puso collares GPS a 40 ciervos mulos en el Desierto Rojo, uno de los paisajes más abiertos e inhóspitos en un estado lleno de ellos.

Nadie sabe realmente lo que hicieron los ciervos del Desierto Rojo en la primavera y el verano, aunque algunos habían sido vistos ahí todo el año. La mayoría de los ciervos mulos migran, pero algunos se quedan por razones que no son bien comprendidas. Y “a menos que se ponga collares a todo un rebaño, es realmente difícil tener una idea de si migran o no”, dijo Matthew Kauffman, un biólogo de vida silvestre para el Sondeo Geológico de Estados Unidos y profesor de la Universidad de Wyoming quien encabeza el esfuerzo del Desierto Rojo y otros estudios de migración.

Capturar y poner collares a los animales es un poco como un rodeo con ciervos mulos. Los neozelandeses desarrollaron una técnica de lanzar redes sobre un ciervo desde un helicóptero, en el cual el piloto sobrevuela mientras un vaquero separa al ejemplar de la manada. El piloto aísla al ciervo, volando lo bastante cerca para que un artillero dispare una red que atrapa al ciervo. El piloto luego baja la nave para que el “atracador”, quien pudiera ser el artillero u otro miembro de la tripulación, pueda saltar a tierra.

Ciervos mulos
1

El atracador corre hacia el ciervo, pelea con él para colocarlo en una posición en que pueda vendarle los ojos y lo ata a un cabestrillo. El helicóptero entonces regresa para que el atracador pueda enganchar el cabestrillo a la parte inferior del helicóptero antes de trepar a bordo.

El proceso puede ser brusco para el ciervo, y los accidentes son inevitables. Kevin Mointeith, un biólogo de vida silvestre en la Universidad de Wyoming que trabaja con Sawyer, dice que entre uno y tres por ciento de los ciervos mueren o resultan lesionados cuando son atrapados por las redes, y tienen que ser sacrificados.

Pero los investigadores dicen que capturar a los ciervos así les permite estudiar las poblaciones en áreas remotas. Y, sin esos estudios, la ruta de migración habría seguido siendo desconocida.

“Los datos crean oportunidades para hacer cosas que no existían antes”, dijo Steve Sharkey, director de la Knobloch Family Foundation, que respalda la investigación.

Los científicos no cabildean a favor de cambios de políticas o acciones conservacionistas. Pero comprenden su importancia. Así que cuando dieron a conocer un folleto sobre la ruta Desierto Rojo-Hoback, enlistaron los 10 principales desafíos que enfrenta la ruta de migración; algo en lo que pudieran trabajar los conservacionistas.

Ciervos mulos
1
UNA COALICIÓN PARA LA MIGRACIÓN

En julio, grupos conservacionistas de Wyoming se reunieron para discutir la ruta del Desierto Rojo; organizaciones como el Conservation Fund, que compra tierras; la Wilderness Society y el Wyoming Outdoor Council, que se enfocan en temas regulatorios; y la Wyoming Wildlife Federation y la Muley Fanatic Foundation, que tienen una fuerte base entre los cazadores.

La coalición se enfocó en el principal desafío para proteger a la ruta de migración: un cuello de botella cercano al lago Fremont. Los ciervos cruzan el arroyo Pine ahí en un lugar donde un lado es terreno federal de la Oficina de Gestión de Tierras y el otro es terreno privado. Hay casas y marinas cercanas, así como terrenos del Servicio Forestal.

Si fuera comprado por desarrolladores, la ruta de migración muy probablemente sería bloqueada.

Comprarlo tiene perfecto sentido para la coalición.

“Esta es una de las últimas y mejores migraciones”, dijo Luke Lynch, director estatal del Conservation Fund, que está en proceso de comprar las 147 hectáreas por unos 2 millones de dólares. La Knobloch Foundation está proporcionando la mitad de esa cantidad; el resto tendrá que ser recaudado.

Un objetivo de la coalición a más largo plazo y más difícil es cambiar la administración de los terrenos públicos para dar un mayor valor a las rutas de migración. La Oficina de Gestión de Tierras está revisando su plan oficial para el uso de suelo en un área que incluye al Desierto Rojo. Si la oficina designa bajo protección a toda la ruta de migración, eso pudiera servir como precedente para otras decisiones que tomen la oficina y otras agencias gubernamentales.

Esa, dice Sharkey, es “la gran apuesta”.

Ciervos mulos
Todas las notas NEW YORK TIMES SYNDICATE
Lowe logró el bronce... pero lo recibió 8 años después
¿El secreto del auge turístico de Islandia? Una crisis financiera y una erupción volcánica
Refugiados descubren dos Estados Unidos: uno que odia, y uno que cura
Esta startup tiene el secreto para cultivar elusivas trufas
Venezolanos hambrientos huyen en barcos para escapar del colapso económico
Trabajadores de Carrier en Indiana, juran que harán cumplir a Trump sus promesas
Bancos de Italia están en una crisis de 'cámara lenta'... y Europa pagaría
Los piratas del Amazonas aterrorizan a las tripulaciones
Estos autobuses te llevarán al futuro a 11 km por hora
La ‘ambición del aguacate’ pone en peligro el refugio de las monarca
Las mujeres que ayudaron a Trump a obtener el triunfo
El código de diez dígitos para la vida privada
Ocho años después, ¿cómo ven los europeos a Obama?
¿Cómo quitar el polvo de un Picasso? ¡Con saliva!
Surfeando bajo las luces del norte
8 mil 851 kilómetros de frontera, cubierta por solo 2 mil agentes
Un poblado siberiano se atribuye ser la cuna de la humanidad
¿Quiere un trozo de libertad? Este es el hombre al que debe ver
Esta oferta de trabajo incluye un terreno 8 mil metros cuadrados
Él lucha contra el régimen norcoreano con globos
Desprogramar a las mujeres e hijos de Boko Haram
Seis científicos, mil millas, un premio: abejas del Ártico
Arabia Saudita, donde hasta la leche depende del petróleo, pasa apuros económicos
El sueño es vital en la NFL
Swarovski quiere ser una firma tecnológica