New York Times Syndicate

Las chicas Stark van por el trono en 'Game of Thrones'

Arya y Sansa Stark han pasado cuatro temporadas como las jóvenes muchas veces oprimidas, pero en la quinta saldrán de la “mesa de los niños” para florecer.
Jeremy Egner
© 2015 New York Times News Service
11 abril 2015 22:27 Última actualización 12 abril 2015 15:41
modulo Game of Thrones

modulo Game of Thrones

BEVERLY HILLS, California – Es una tarde brillante aquí, y Arya y Sansa Stark están cantando.

La canción es “Stay With Me” de Sam Smith, y las actrices británicas Maisie Williams y Sophie Turner, que interpretan a las hijas Stark en “Game of Thrones” de HBO, se las arreglaban tan bien como la mayoría podríamos hacerlo.

Las jóvenes, amigas desde que hicieron su primera audición juntas, estaban jugueteando en una extraña sesión conjunta de fotografías, ya casi al finalizar una semana en California promoviendo la muy esperada quinta temporada de esta fantasía épica, que empezará este 12 de abril. La centelleante luz del sol hace que el tiempo plomizo de Winterfell, la casa ancestral de Stark, parezca meteorológicamente imposible.


“Deberíamos hacer más fotografías juntas; fue divertido”, dijo Turner durante un entrevista posterior. “Solo hacerlo como la portada de Vogue, o algo pequeño como eso”. Estaba bromeando, pero no habría que apostar en contra. Porque, si bien Turner, de 19 años, y Williams, de 17, pasaron los primeros años de “Game of Thrones” en la mesa de los niños, sus personajes estaban bajo diversos pulgares opresores y los actores mismos quedaban atrás cuando las coestrellas volaban a Comic-Con, su historia actual es una de afloramiento, tanto en el programa como fuera de él.

En la nueva temporada, las chicas Stark se encuentran transformándose en impulsoras de la acción; se unen a una camarilla de personajes femeninos de “Thrones” que llegan al poder. Si bien el programa ha recibido críticas por escenas de violencia sexual contra las mujeres y desnudez en abundancia, “Game of Thrones” también ha sido notable desde el principio por sus papeles femeninos fuertes.

Tras pasar más de una temporada como la mitad de un simpático dúo estilo Mutt y Jeff, con un personaje duro, llamado The Hound (Rory McCann), la Arya de Williams se dirige hacia una nueva tierra para continuar su entrenamiento como guerrera. La Sansa de Turner, que emocionó a los seguidores el año pasado, finalmente se vuelve astuta tras varias temporadas de victimismo deprimente, se va hacia aventuras inciertas con el ingenioso Littlefinger (Aidan Gillen).

“Ahora es una joven poderosa”, dijo Turner. “En lugar de ser el peón en el juego de todos los demás, juega el suyo propio”.

Las actrices también han empezado a reafirmarse más allá de Westeros. Hace poco, Williams terminó una película, un drama independiente titulado “The Devil and the Deep Blue Sea”. Se van a estrenar dos cintas de Turner este año, un drama titulado “Alone” y una comedia de acción, “Barely Lethal”. (“La gente cree que es porno”, bromeó.) Pronto empezará a filmar “X-Men: Apocalypse”, la más reciente de la franquicia de Marvel, en la que interpretará una versión más joven de Jean Grey, el papel que interpretó Famke Jansen en entregas anteriores.

Sin embargo, primero estuvo la zambullida de cabeza en la manía de “Thrones” en California. Los fans atestaron el estreno en Estados Unidos, en un teatro de la ópera de San Francisco, el 23 de marzo, gritando y publicando fotos en Instagram cuando pasaba el reparto por la alfombra roja; los persistentes se apiñaron durante horas afuera del ayuntamiento, donde se efectuó la fiesta posterior, a la espera de autógrafos. Adentro, Williams iba de la mano de su madre y revoloteaba de una mesa a otra, platicando con las coestrellas. Se detectó a Turner fotografiándose en una réplica del Trono de Hierro. Al día siguiente, Williams hizo su primera aparición, ya entrada la noche, en “Jimmy Kimmel Live!”.

“La gente dice: '¿Extrañas alguna vez ser una adolescente normal?'. Y realmente no sabemos qué es eso, supongo”, dijo Williams. “Porque esto es normal”.

La esbelta Turner es la más etérea de las dos, pero también la que es más propensa a decir bromas aparte. Williams es pequeña y más seria, y, despreocupadamente, comía papas a la francesa que rechazaba Turner.

Establecieron un vínculo en su primera audición juntas, contaron, después de que Williams aguantó a una serie de aspirantes a ser Sansa, muy pulidas y muy actorales, hasta que llegó una Turner más anclada. “Yo estaba así: '¡Sálvenme de estas chicas aterradoras!'”, recordó Williams. “Y eso se transmitía en la cámara”.

Turner agregó: “Yo recuerdo que ese día nos felicitamos muchas veces; fue de muchos '¡Woo! Y ¡Amistad!'”.

En efecto, fue la naturalidad de las chicas lo que se ganó a los creadores del programa. Turner “no parecía estar actuando”, dijo D.B. Weiss, quien lo creó junto con David Benioff. El ánimo inherente de Williams, entre tanto, finalmente puso un final a lo que fue el castin más extenso para cualquiera de los personajes de “Thrones”.

“Tiene las agallas, pero también tiene cierto aire de estar herida que la hace increíblemente atractiva, así es que no es solo alguien algo agresiva y sin alma”, dijo Weiss.

Una vez que comenzaron las grabaciones, las chicas Stark quedaron expuestas a un mundo que, como bromeó Williams sobre Kimmel, se podría decir que es demasiado TV-AM hasta para su abuela de 87 años.

“A estas dos jóvenes se les ha pedido que carguen con más peso dramático de adultos que a cualquiera otro par de jóvenes en la televisión de las que yo pueda pensar”, dijo Weiss. Un padre decapitado es solo uno de muchos acontecimientos perturbadores que ambos personajes tendrían que soportar y perpetrar. A Sansa la subyugan en King’s Landing, la ciudad capital del reino central del programa, mientras que Arya logra llegar al bosque, metiendo, de paso, su espada en la garganta de sus enemigos.

En esta temporada, muchos de los personajes femeninos del programa se hacen respetar, donde la muerte del patriarca Tywin Lannister en King’s Landing abre caminos potenciales al poder para sus dos hijas, Cersei y Margaery Tyrell, una viuda oportunista en la sucesión para convertirse en reina. En el este, entre tanto, la reina dragón Daenerys Targayen muestra signos de finalmente integrarse a la pelea después de varias temporadas en las márgenes.

Así es que también Arya y Sansa van teniendo más control de su destino, confirman los creadores, aunque “eso no significa que, necesariamente, la confianza las va a conducir a sitios brillantes y soleados”, advirtió Benioff.

Arya va camino a Braavos y a la Casa de Negro y Blanco, una nueva locación en el programa, pero una a la que conocen muy bien los lectores de los libros de George R.R. Martin. Allí, ella se propone aprender las costumbres de los Hombres sin Rostro, una enigmática orden de asesinos.

Sansa, mientras tanto, cambió al modo de cisne negro, tanto en atuendo como en actitud, y está surgiendo más como una igual de su escolta, un maestro de la conspiración. “Realmente se está convirtiendo en toda una señora dueña de sí misma, y sorprendiendo a todo el mundo, incluido Littlefinger y, quizá, ella misma”, escribió Gillen en un correo electrónico.

De regreso en Beverly Hills, el futuro inmediato para las actrices que las interpretan era más simple: jugar bolos, después, quizá, una piyamada en una de sus habitaciones del hotel; regresar en avión a Gran Bretaña a la mañana siguiente; ir a las pruebas del vestuario de “X-Men” unas semanas después.

En fin, lo normal.

Todas las notas NEW YORK TIMES SYNDICATE
Lowe logró el bronce... pero lo recibió 8 años después
¿El secreto del auge turístico de Islandia? Una crisis financiera y una erupción volcánica
Refugiados descubren dos Estados Unidos: uno que odia, y uno que cura
Esta startup tiene el secreto para cultivar elusivas trufas
Venezolanos hambrientos huyen en barcos para escapar del colapso económico
Trabajadores de Carrier en Indiana, juran que harán cumplir a Trump sus promesas
Bancos de Italia están en una crisis de 'cámara lenta'... y Europa pagaría
Los piratas del Amazonas aterrorizan a las tripulaciones
Estos autobuses te llevarán al futuro a 11 km por hora
La ‘ambición del aguacate’ pone en peligro el refugio de las monarca
Las mujeres que ayudaron a Trump a obtener el triunfo
El código de diez dígitos para la vida privada
Ocho años después, ¿cómo ven los europeos a Obama?
¿Cómo quitar el polvo de un Picasso? ¡Con saliva!
Surfeando bajo las luces del norte
8 mil 851 kilómetros de frontera, cubierta por solo 2 mil agentes
Un poblado siberiano se atribuye ser la cuna de la humanidad
¿Quiere un trozo de libertad? Este es el hombre al que debe ver
Esta oferta de trabajo incluye un terreno 8 mil metros cuadrados
Él lucha contra el régimen norcoreano con globos
Desprogramar a las mujeres e hijos de Boko Haram
Seis científicos, mil millas, un premio: abejas del Ártico
Arabia Saudita, donde hasta la leche depende del petróleo, pasa apuros económicos
El sueño es vital en la NFL
Swarovski quiere ser una firma tecnológica