New York Times Syndicate

Las apps para tener spa
en tu estancia Airbnb

Ya no es necesario que vayas a un hotel para recibir las atenciones de un spa, ahora también en tu estancia en las casas de Airbnb puedes utilizar aplicaciones que te llevan el spa a donde estés.
New York Times Syndicate
06 mayo 2016 20:50 Última actualización 08 mayo 2016 5:0
Llevar el hotel y el spa a Airbnb

Llevar el hotel y el spa a Airbnb (NYT)

Allá en los días anteriores a la economía compartida, si se quería que lo consintieran o arreglaran a uno, había que ponerse las pantuflas de tejido de rizo y marcharse arrastrando los pies rumbo al spa del hotel.

Hoy, intercambiar casas es algo común y rentar para pasar las vacaciones es un mercado de 24 mil millones de dólares, tan solo en el mercado de Estados Unidos, según Phocuswright, un despacho de investigación de mercados. Todavía se puede aparecer en el spa de un hotel o uno local para que le hagan a uno masaje o manicura. Sin embargo, el aumento en las aplicaciones y sitios web de belleza y bienestar por pedido no significa que haya que renunciar a la conveniencia de recibir tratamientos de belleza y la buena condición física cuando se renta un lugar para las vacaciones. Más bien, el bronceador en aerosol y el instructor de Zumba irán hasta usted.

Esos servicios todavía no se han generalizado. Sin embargo, si usted está de vacaciones en una ciudad grande, como Nueva York o Los Angeles, o cualquiera de las demás que se mencionan más abajo, usted puede pasar el rato en los alrededores del lugar que rentó y ordenar una pedicura tan rápido como Uber.

Por ejemplo, Priv, es una aplicación para usuarios de iOS y Android en Nueva York, Los Ángeles, Austin, Texas, y Londres. Con unos cuantos toques de su interface lavanda, un neoyorquino puede reservar masajes (150 dólares la sesión de una hora con una mesa que proporciona la terapista), bronceados con aerosol (60 dólares), aplicación de maquillaje (desde 75 dólares), hasta pestañas postizas y clases de maquillaje (35 dólares), corte de cabello para dama (100 dólares, incluido el secado con pistola), peinado con pistola (50 dólares), arreglo para caballeros (50 dólares por el corte de cabello, y 35 por recorte y arreglo de la barba), y entrenamiento personal (a partir de 80 dólares la hora) que incluye yoga, Pilates, kickboxing, zumba y gimnasia. En algunos casos, se puede reservar el servicio para varias personas (“manicura para tres” o “bronceado personalizado con aerógrafo para dos”).

Después de elegir un servicio, los usuarios pueden ver fotos de los profesionales, leer sobre ellos y checar sus calificaciones con estrellas que dieron otros clientes, así como la siguiente cita disponible. La aplicación incluye el impuesto y la propina para que usted sepa exactamente lo que está gastando; algo extra para quienes tienen un presupuesto limitado. No hay ningún cobro si se cancela dentro del periodo de gracia de cinco minutos después de recibir la confirmación de la cita o si se cancela una hora antes de la cita. Si se hace menos de media hora antes, se paga 50 por ciento de la tarifa. Es una de las políticas de cancelación más generosas de este tipo de sitios.

Si todo lo que quiere es un masaje, Soothe, una aplicación y sitio web, ofrece sueco, de tejido profundo, deportivo, prenatal y de parejas, que dan terapistas certificados prácticamente las 24 horas del día: siete días a la semana de 8 a.m. a media noche, incluidos los días festivos. La tarifa es simple: 129 dólares la hora; 179 dólares por 90 minutos y 219 dólares por dos horas. Está incluida la propina.

No se puede escoger al terapista, aunque si le gusta alguien que ya lo atendió antes, lo puede solicitar de nuevo. Y puede cancelar o reprogramar la cita hasta una hora antes de ella, sin sanción. Si se le asignó un terapista y usted cancela con menos de una hora de antelación, paga completo (las tarifas son menores para la reprogramación). Soothe no solo está disponible en destinos populares, como Miami y Nueva York, sino, también, en sitios a los que todavía no llegan otras aplicaciones de bienestar, como Atlanta, Houston, Indianápolis, Las Vegas, Minneapolis, Orlando, Phoenix, Portland, San Diego, Seattle y Vancouver, en la Columbia Británica.

Zeel, un competidor de masajes por pedido con una aplicación y un sitio web, deliciosamente minimalista, ofrece citas con terapistas autorizados, todos los días del año (incluidos los festivos también) en más de una docena de ciudades, incluidas Nueva York (y Long Island y el condado de Westchester), Los Angeles, Miami, Chicago y Washington. Los clientes pueden elegir masaje sueco, de tejido profundo, prenatal y deportivo, así como de parejas y espalda con espalda (masajes para dos o más personas, uno de tras del otro).

Glamsquad, una aplicación que ofrece servicios de maquillaje, uñas y cabello, no es de tan gran alcance. Es solo para usuarios de iPhone (si usted no tiene uno, puede solicitar una cita en línea) en la Ciudad de Nueva York (donde a uno también le pueden hacer manicura y pedicura), Los Ángeles y Miami. Las citas están disponibles a pedido y hasta con 30 días por adelantado, un beneficio para quienes les gusta planear. En Nueva York, el peinado con secadora cuesta 50 dólares; la aplicación de maquillaje, 75; la manicura, 35, y la pedicura, 50 dólares. Se agregaron a esas tarifas 20 por ciento de propina y un impuesto por el servicio. A diferencia de Priv, no obstante, usted puede leer sobre su estilista o escogerlo.

La política de cancelaciones también es más dura: si usted cancela en el transcurso de una hora antes de la cita, le cobran la tarifa completa, sea lo que sea que haya reservado. Si usted puede cancelar en el transcurso de cuatro horas antes, pero al menos con una hora de antelación, le cobran 50 por ciento.

Un servicio similar, llamado StyleBee también es una aplicación para iPhone y ofrece aplicación de maquillaje (85 dólares), peinado con pistola (50 dólares) y peinados con el cabello recogido (85 dólares), todo realizado por profesionales certificados en un puñado de ciudades grandes, como Los Ángeles, San Francisco y Nueva York. Si usted no tiene iPhone, puede solicitar una cita en el sitio web de la compañía. Al igual que con otras compañías de belleza por pedido, se incluye la propina (20 por ciento), pero a diferencia de otros sitios, StyleBee nota: “se aprecian las propinas adicionales”. Ello podría sumarse, si usted se siente obligado. No puede elegir ni leer sobre su estilista. El tiempo de gracia para las cancelaciones es 10 minutos después de hacer la reserva, y aunque cancele en el transcurso de cuatro horas antes de la cita, se le cobra completo.

Todas las notas NEW YORK TIMES SYNDICATE
Lowe logró el bronce... pero lo recibió 8 años después
¿El secreto del auge turístico de Islandia? Una crisis financiera y una erupción volcánica
Refugiados descubren dos Estados Unidos: uno que odia, y uno que cura
Esta startup tiene el secreto para cultivar elusivas trufas
Venezolanos hambrientos huyen en barcos para escapar del colapso económico
Trabajadores de Carrier en Indiana, juran que harán cumplir a Trump sus promesas
Bancos de Italia están en una crisis de 'cámara lenta'... y Europa pagaría
Los piratas del Amazonas aterrorizan a las tripulaciones
Estos autobuses te llevarán al futuro a 11 km por hora
La ‘ambición del aguacate’ pone en peligro el refugio de las monarca
Las mujeres que ayudaron a Trump a obtener el triunfo
El código de diez dígitos para la vida privada
Ocho años después, ¿cómo ven los europeos a Obama?
¿Cómo quitar el polvo de un Picasso? ¡Con saliva!
Surfeando bajo las luces del norte
8 mil 851 kilómetros de frontera, cubierta por solo 2 mil agentes
Un poblado siberiano se atribuye ser la cuna de la humanidad
¿Quiere un trozo de libertad? Este es el hombre al que debe ver
Esta oferta de trabajo incluye un terreno 8 mil metros cuadrados
Él lucha contra el régimen norcoreano con globos
Desprogramar a las mujeres e hijos de Boko Haram
Seis científicos, mil millas, un premio: abejas del Ártico
Arabia Saudita, donde hasta la leche depende del petróleo, pasa apuros económicos
El sueño es vital en la NFL
Swarovski quiere ser una firma tecnológica