New York Times Syndicate

Un lago se volvió rosa en Australia, no es el único

Éste es un fenómeno muy real y natural que ocurre en todo el planeta, pero el paisaje seco de Australia ofrece una oportunidad única de ver este panorama que desaparecerá cuando la temperatura se enfríe y las lluvias regresen.
New York Times
16 marzo 2017 21:55 Última actualización 18 marzo 2017 4:40
rosa

Foto. (Parks Victoria)

En los últimos días, el Internet ha estado alborotado por un lago color rosa encendido en el corazón de Melbourne, Australia. Y pese a lo que pudiera conjurar la nostalgia de la ciencia ficción, esta no es una escena de “Ghostbusters” o “The X-Files”.  

 Es lo que sucede cuando lo único viviente en un lago súper salado es un microbio unicelular amante de la sal que produce pigmentos llamados carotenoides.

“Es el equivalente de tener un desértico lago rosado justo en el Parque Central”, dijo Mark Norman, un biólogo conservacionista de Parks Victoria, que administra el lago. “Es estrafalario y fascinante, y me encanta cuando los sistemas naturales hacen algo que es de tan gran escala que simplemente asombra a todos”.

El lago se tornó rosa recientemente, y se espera que regrese a su color normal cuando la temperatura se enfríe y las lluvias regresen para el invierno de Australia, que empieza en junio.

Norman dijo que cuando el clima es tan cálido y seco, esto ocurre anualmente. Cuando el agua se evapora del lago de agua salada, su salinidad aumenta a ocho o 10 veces la del océano (el Mar Muerto alcanza solo seis veces, dicho sea de paso), creando un hábitat extremo donde pocos organismos pueden vivir.

En el lago del Parque Westgate, lo único viviente es un alga unicelular. Cuando las concentraciones de sal son increíblemente altas, empiezan a producir carotenoides, los pigmentos que dan al lago su color. “El carotenoide también actúa como filtro para proteger su clorofila, casi como un par de gafas de sol que cubren las células de la clorofila y ayudan a la fotosíntesis”, explicó.

1
 

 

australia


El paisaje seco de Australia ofrece otras oportunidad de ver lagos rosados alimentados por este organismo, como en el Parque Nacional Murray-Sunset o el cercano Dimboola en Victoria y la Laguna Hutt y el Lago Hillier en el oeste de Australia, entre otros. En el resto del mundo, existen lagos rosados o rojos en España, Senegal, la Península de Crimea, Azerbaiyán, Tanzania, Bolivia, Kenia, México y otros países.

En algunos casos, las sales o los pigmentos carotenoides son cosechados de los lagos y usados para muchos propósitos, incluidos sazonar, derretir hielo o teñir alimentos y en la industria farmacéutica.
Según Norman, los lagos salados se tornan rosas solo cuando existe la combinación de factores correcta: alta salinidad y la sal y los organismos correctos.

El lago en el Parque Westgate muy probablemente recibe el cloruro de sodio, o sal marina, de manera subterránea de la bahía y el río de estuario cercanos. Otros lagos en Australia que tienen, por ejemplo, sal de yeso no se vuelven rosados. El sedimento, la salinidad y otros organismos también pueden afectar la tonalidad rosada de un lago.

Y un lago rosa es diferente del agua rosa que sale de un fregadero, como el líquido que salió de algunos grifos canadienses hace unos días. Eso fue resultado de un desinfectante llamado permanganato de potasio que se filtró al sistema no de la presencia de algas, sales u organismos.

En otros lagos donde viven camarones de la salmuera junto con las algas que producen carotenoides, los camarones se vuelven rosas después de comer las algas y sus carotenoides, dijo Norman. Los pigmentos se quedan en la grasa del camarón y el color recorre la cadena alimenticia.

1
 

 

rosa


Esos camarones de la salmuera ricos en carotenoides son importantes para la dieta de un flamenco; si se retiran los carotenoides, su plumaje se torna blanco. Los lagos donde comen los flamencos rosados quizá no parezcan tan rosas como el de Melbourne porque las algas no son las únicas cosas que viven ahí.

Las Salinas de Torrevieja en España, es uno de estos lagos. En los días soleados, el lago salado se ruboriza; alcanza más un tono rosa tenue que encendido. Puede albergar a miles de flamencos durante la temporada de apareamiento, así como algunas otras plantas y animales, incluidas algunas orquídeas ocasionales.

Y también la Laguna Colorada, en Bolivia, que atrae a flamencos chilenos, flamencos de James y flamencos andinos, una de las especies más raras del mundo. En la Reserva Nacional de la Fauna Andina Eduardo Avaroa, de la cual es parte, se pueden encontrar pumas, zorros, llamas, reptiles y otros animales.

Este lago superficial pero grande, en lo alto de las montañas de los Andes, es rojo sangre, debido a las algas y los sedimentos. Los minerales o alga dan otros lagos en la reserva colores característicos también, como la Laguna Verde de tono turquesa. 

Todas las notas NEW YORK TIMES SYNDICATE
Efecto Trump: 40% de universidades en EU reporta un descenso en solicitantes extranjeros
El problema migratorio… de EU a Canadá
Cómo fue que una canción de esclavos se convirtió en himno deportivo
Kazaja, una creación post-soviética que está echando raíces
Cómo proteger tus dispositivos de los hackers
Un lago se volvió rosa en Australia, no es el único
NY espera menos turistas extranjeros, culpa a Trump
Las aerolíneas buscan engañar a tus papilas gustativas a 9 mil metros de altura
Así pasó una de las primeras Chicas Bond a una ‘vida normal’
Gorgojo del algodón: un enemigo común de EU y México
Por qué la cirugía bariátrica funciona cuando las dietas fracasan
El muro fronterizo partiría a una tribu y su conexión con tierras ancestrales
La energía eólica en alta mar se vuelve convencional para el sector energético
La vida a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México
Una aldea en busca de calor, durante los días más fríos de Alaska
Ecosexo, condones que ayudan al medio ambiente
El tren Yibuti-Etiopía muestra la experiencia y financiamiento de China
¿Por qué Silicon Valley no funcionaría sin inmigrantes?
Vino para gatos; ahora podrás brindar con tu mascota
Trump quiere más autos estadounidenses en Japón; pero conductores japoneses, no
¿Ayuda moderna para quienes tienen el corazón roto? Ya está en internet
Te imaginas la casa más cara de Estados Unidos. Hay dos
El pueblo que se preprara para sus nuevos residentes: las FARC
Hormigas con genes modificados revelan cómo se organizan las sociedades
Estudia en Canadá y camina hacia la ciudadanía