New York Times Syndicate
THE NEW YORK TIMES

El secreto de la belleza se encuentra en el ADN

Parece una tienda de gadgets o un laboratorio tecnológico. Pero en realidad es una estética, una que se dedica a crear, mediante el genoma humano, nuevos elementos de belleza. 
The New York Times
03 julio 2015 17:36 Última actualización 04 julio 2015 5:0
Etiquetas
ADN

La tecnología avanza a pasos agigantados en favor de la belleza. (NYT)

LONDRES, INGLATERRA.– Lo que está siendo promovido como el futuro del cuidado de la piel empieza sospechosamente como una visita al dentista: con unas gárgaras de enjuague bucal. Eso es para eliminar los restos que pudieran interferir con una buena muestra de saliva, de la cual se extraerá el ADN y se elaborarán sueros a la medida de la huella genética de la persona.

La prueba es de una compañía llamada GeneU y es realizada en su local abierto hace nueve meses en New Bond Street, que parece una mezcla entre una película de ciencia ficción y una tienda Apple con tintes gris plata y rojo; quizá apropiadamente, porque la prueba de ADN es realizada por un microchip del tamaño de una memoria USB. Es aplicada por una de las varias bellezas de piel improbablemente humectada que también resultan tener doctorados.

A diferencia de otras pruebas de ADN, que se envían a laboratorios y llevan al menos dos semanas, la prueba in situ de GeneU se hace en 30 minutos. Actualmente, busca solo variaciones en dos genes: uno que contiene instrucciones para la rapidez con la cual el cuerpo degrada el colágeno y el otro para la protección antioxidante.

Los resultados son introducidos, junto con las respuestas a un breve cuestionario sobre estilo de vida, en un algoritmo, el cual produce los dos de los 18 sueros de la compañía que son la mejor combinación. (Las formulaciones se basan en ingredientes y concentraciones sacadas de investigación revisada por colegas).

El costo: 600 libras (aproximadamente 940 dólares) por la prueba más el suministro de sueros para dos semanas. Por razones de privacidad, los resultados de la prueba se destruyen; solo se guardan los sueros recomendados.

La teoría detrás de GeneU es que el cuidado dermatológico tomado de una caja (o, realmente, de un frasco o un tarro) pudiera estar cargado de ingredientes potencialmente benéficos, pero que no son necesariamente lo que la piel de una persona necesita específicamente. Si uno es, digamos, alguien cuyo gen MMP1 está programado para degradar el colágeno lentamente, la teoría de GeneU es que es un desperdicio de tiempo (y dinero) pasar años untándose cremas que afirman estimular su producción; hacerlo no hará regresar el reloj rapidísimo (si acaso), y pudiera tapar los poros o causar otros daños. Parece que en el cuidado de la piel, como en la medicina, más necesariamente no es mejor.

1
  

   

ADN

“Para nosotros, se trata de dar a las personas las concentraciones correctas que su piel pueda metabolizar”, sostuvo Christofer Toumazou, el fundador de la compañía y profesor en el Imperial College de Londres.

Toumazou no es dermatólogo; es ingeniero eléctrico de profesión, y ha desarrollado un páncreas artificial para la diabetes Tipo 1, un implante auditivo artificial que permite escuchar a los niños sordos y un monitor cardiaco inalámbrico. Se interesó en el ADN hace más de una década cuando se descubrió que su hijo tenía una enfermedad genética.
El director creativo de la compañía es – ni lo imaginan – Nick Rhodes, el tecladista de Duran Duran, quien no es ajeno a los productos de belleza. Usó el mismo lápiz labial rosado de Yves Saint Laurent que su novia el día de su boda en 1984.

Los ensayos clínicos de doble ocultación realizados a lo largo de 18 meses sugieren que GeneU reduce las líneas de expresión y arrugas finas en hasta 30 por ciento en 12 semanas, dijo Toumazou. Los resultado no han sido publicados todavía. Sin embargo, el doctor S. Tyler Hollmig, profesor asistente de cirugía dermatológica en la Universidad de Stanford, es escéptico (aunque describió lo que GeneU está haciendo como “realmente genial y admirable”).

“Es el medio ambiente el que estimula el envejecimiento”, dijo Hollmig. “Si un gemelo idéntico crece en Belice y el otro en Bélgica, su piel se va a ver completamente diferente”. También señaló que pese al alboroto en torno de los antioxidantes (levante la mano si usted ha aumentado su ingesta de arándanos en la última década), no hay, un poco increíblemente, ninguna investigación revisada por colegas que demuestre que realmente hacen mucho por frenar las señales del envejecimiento.

Toumazou planea abordar mejor el tema del ambiente con la siguiente versión de esta prueba del ADN, que se enfocará en la epigenética (es decir, si y cómo los genes de la persona se encienden y apagan debido a su estilo de vida). También planea añadir aún más opciones a la personalización incluyendo pruebas para otros genes relacionados con la salud de la piel, como los que controlan la elasticidad y la hiperpigmentación de la piel.

GeneU no es la única compañía que ofrece cuidado de la piel a la medida de la genética de cada quien. SkinShift en Austin, Texas, ofrece su prueba de ADN de 99 dólares, luego sugiere, con base en lo que determina es la más alta prioridad de la piel de una persona, alguna combinación sacada de una oferta disponible de cuatro sueros y cinco suplementos nutricionales. Ninguno cuesta más de 75 dólares. Como Toumazou, la fundadora de SkinShift, Ruthie Harper, no es dermatóloga; es internista.

Hollmig es igualmente escéptico sobre SkinShift y, aunque se sintió más impresionado con GeneU, reconoció que la única diferencia importante entre los dos sería el costo. La tecnología de GeneU es más reluciente, y ofrece más opciones para la personalización, pero los estudios del envejecimiento de la piel con muchos ingredientes (como los antioxidantes) en su mayoría no han sido bien controlados en cuanto a la formulación y dosis específicas, el tamaño de la muestra adecuado o el diseño aleatorizado, de manera que no se sabe con seguridad si funcionan. La idea, entonces, de una cantidad cuidadosamente personalizada es casi irrelevante.

1
  

    

ADN

GeneU surgió en una reunión fortuita hace unos tres años, cuando Toumazou estaba sentado al lado de Rhodes en un jet privado que viajaba de Londres a la fiesta de cumpleaños de un amigo jeque en Venecia. (Toumazou no tenía idea de quién era Rhodes hasta que su esposa se lo susurró). Rhodes alentó a Toumazou a iniciar su propia compañía, en vez de solo otorgar la licencia para el uso de la tecnología.

“He usado todo desde lo más barato que se puede encontrar en la farmacia hasta los sueros más costosos”, dijo Rhodes. “Esto para mí es como un imán. Se están eliminando todas las conjeturas”. Aseguró que ha visto un mejoramiento en las líneas de expresión finas desde que usa los productos de GeneU. (La compañía se ha sorprendido gratamente por el interés de los hombres; Rhodes piensa que el aspecto tecnológico del concepto es lo que los atrae).

Rhodes diseñó la tienda, que incluye fotografías estilo Mondrian en la pared (realmente imágenes ampliadas de los microchips de Toumazou) y reclutó a Antony Price, el diseñador de los trajes fluorescentes de Duran Duran en su video “Rio”, para crear los uniformes del personal de pantalones de seda plateada y blusas a juego con el cuello levantado.
Rhodes también rechazó el nombre original de Toumzou, Genonics. “No era tan pegajoso”, dijo, pensando siempre como compositor.

Todas las notas NEW YORK TIMES SYNDICATE
Lowe logró el bronce... pero lo recibió 8 años después
¿El secreto del auge turístico de Islandia? Una crisis financiera y una erupción volcánica
Refugiados descubren dos Estados Unidos: uno que odia, y uno que cura
Esta startup tiene el secreto para cultivar elusivas trufas
Venezolanos hambrientos huyen en barcos para escapar del colapso económico
Trabajadores de Carrier en Indiana, juran que harán cumplir a Trump sus promesas
Bancos de Italia están en una crisis de 'cámara lenta'... y Europa pagaría
Los piratas del Amazonas aterrorizan a las tripulaciones
Estos autobuses te llevarán al futuro a 11 km por hora
La ‘ambición del aguacate’ pone en peligro el refugio de las monarca
Las mujeres que ayudaron a Trump a obtener el triunfo
El código de diez dígitos para la vida privada
Ocho años después, ¿cómo ven los europeos a Obama?
¿Cómo quitar el polvo de un Picasso? ¡Con saliva!
Surfeando bajo las luces del norte
8 mil 851 kilómetros de frontera, cubierta por solo 2 mil agentes
Un poblado siberiano se atribuye ser la cuna de la humanidad
¿Quiere un trozo de libertad? Este es el hombre al que debe ver
Esta oferta de trabajo incluye un terreno 8 mil metros cuadrados
Él lucha contra el régimen norcoreano con globos
Desprogramar a las mujeres e hijos de Boko Haram
Seis científicos, mil millas, un premio: abejas del Ártico
Arabia Saudita, donde hasta la leche depende del petróleo, pasa apuros económicos
El sueño es vital en la NFL
Swarovski quiere ser una firma tecnológica