New York Times Syndicate

Diez formas de ser un viajero más 'verde'

Quieres conocer el mundo pero a la vez sientes culpa por tu impacto ecológico, aquí hay 10 recomendaciones para que puedas gozar sin (tanta) culpa.
Stephanie Rosenbloom
© 2016 New York Times News Service
01 mayo 2016 9:57 Última actualización 01 mayo 2016 9:57
Hay formas de viajar y a la par cuidar al planeta. (NYT)

Hay formas de viajar y a la par cuidar al planeta. (NYT)

Quieres ser ecológico. Sin embargo, no te vas a privar de un vuelo a un paraíso tropical, así como de habitaciones de primera, aun cuando los aviones emiten gases invernadero y las prácticas rutinarias en los hoteles, como lavar la ropa blanca cada día, dañen al ambiente. 

Pero todavía hay esperanza. Para ayudarte a dormir con mayor facilidad bajo esas sábanas, aquí te presentamos 10 pequeñas formas para viajar un poco más responsablemente.


1. Compensa el vuelo

Volar (especialmente en vuelos cortos) está entre las formas menos sustentables de viajar, de acuerdo con organizaciones como el Fondo de Defensa Ambiental. Algunas aerolíneas permiten tratar de compensar la huella de carbono que creas cuando vuelas al adquirir créditos de carbono, que son formas diversas para reducir los gases invernadero.

Los pasajeros de aerolíneas como Delta y United pueden calcular su huella de carbono en los sitios web de las líneas, que equiparan el tamaño de la huella de un viaje con una cifra en dólares. Los pasajeros pueden donar, entonces, dinero o millas a un proyecto de reducción de carbono, como el de conservación de los bosques o el de energía renovable. Las líneas aéreas no son las únicas que ofrecen compensaciones. Amtrak, por ejemplo, tiene una calculadora de vías y permite compensar el viaje en tren en Carbonfund.org.

Algunas organizaciones ambientalistas han dicho que los programas de compensaciones son problemáticos. Y algunas de ellas han sugerido que las calculadoras de carbono en los sitios de las líneas aéreas son imprecisas porque no consideran todos los factores, como si se vuela en primera clase (cuyo resultado es una huella de carbono más grande porque se está ocupando espacio que podría haberse usado para transportar a más personas). No obstante, contribuir a esos programas es mejor que volar y no hacer nada. Para consultar una calculadora más precisa, cheque el sitio carbonfootprint.com

2. Recorrer las ciudades a pie

Si no puedes caminar, usa una bicicleta. Si no puedea andar en bici, súbete al metro, al autobús o al tren. Si rentas un coche, pide uno híbrido. Si contratas a un chofer, trata de compartir el vehículo. Pero en resumen: si tienes la opción, camina.

3. Ten una estadía ecológica en el hotel

Las vacaciones más ecológicas son aquellas en las que no se viaja lejos, imposibles para quienes quieren recorrer mundo. Airbnb ha argumentado que compartir la casa es una opción más ecológica que los hoteles, aunque su estudio, publicado en el 2014, no tuvo una metodología científica; en éste señalaba que usar Airbnb tiene como resultado una reducción significativa en el uso de energía y agua, en las emisiones de gases invernadero y desechos, pero dependía principalmente de las respuestas a una encuesta levantada entre huéspedes y anfitriones de febrero a abril de ese año.

Si compartir casa no es lo tuyo, puedes hacer que los hoteles sean más verdes apagando el aire acondicionado (o utilizando un ventilador en su lugar), bajando el termostato y consumiendo menos electricidad al no usar la secadora de cabello y al apagar las luces cuando no esté en la habitación.

También puedes quedarte en hoteles que tengan prácticas sustentables, como recoger agua de lluvia y no calentar, ni poner el aire acondicionado en habitaciones o espacios que no estén ocupados. Para encontrarlos, checa un sitio como la Asociación de Hoteles Ecológicos. Expedia.com también tiene algunos consejos para viajar en forma ecológica. ¿No está seguro de que el hotel que usted quiere es verde? The Nature Conservancy tiene 10 preguntas que usted puede formular para averiguarlo.

4. Lleve una botella reutilizable para agua

En el 2007, el Instituto Pacífico indicó que la cantidad de petróleo que se usa en la producción de las botellas plásticas para agua empleadas en EU era suficiente energía para alimentar a más de un millón de coches y camiones ligeros durante un año. Tú puedes hacer tu parte para frenar las emisiones si viajas con botellas reutilizables.

5. Viaja ligero

Entre más pesado el equipaje, más combustible se necesitará para transportarlo. Si se multiplica hasta algo tan ligero como un teléfono celular por la cantidad de pasajeros eso afecta al peso de un avión. Además, es más fácil y más divertido viajar cuando no va uno cargado de maletas.

6. Boletos electrónicos en lugar de los de papel

A estas alturas, ya sabemos que no hay que imprimir documentos cuando no es necesario y reciclar todo el papel que usamos. La producción de papel y la recolección de la pulpa de la madera contribuyen al cambio climático y “amenazan a algunos de los bosques naturales que quedan, y a las personas y la vida silvestre que dependen de ellos”, según el WWF.

Los boletos electrónicos, entre tanto, han recorrido un largo camino desde sus primeros días tambaleantes. Es frecuente que no haya ningún problema cuando escanees tu teléfono inteligente en los aeropuertos y estaciones de ferrocarril.

7. Consumir lo que hay localmente

Ingiere alimentos cuya fuente sea local y compra recuerdos locales, y llévalos al hotel en una bolsa reutilizable en lugar de una de plástico. Además de apoyar a las economías locales, por lo general, comprar en las localidades significa que hay menos paquetes. Y no es necesario que transporten los artículos en avión, ni en otro transporte, lo cual reduce los desechos y las emisiones de gases invernadero. Como ha indicado la Extensión Universitaria de la Universidad Estatal de Michigan, comprar alimentos producidos localmente puede ayudar a mantener las tierras de cultivo y los espacios verdes. Para reducir las emisiones en forma todavía más significativa, hay que reducir o eliminar la carne roja; su producción es intensiva en carbono.

8. Pon a dormir la computadora portátil

Deja que la computadora y otros aparatos duerman cuando no los estés usando. Eso ahorra energía que es bueno para la vida de su batería y para la Tierra, también.

9. Elige recorridos que no dañen al ambiente

Muchas organizaciones de orientación ambientalistas, incluida Nature Conservancy, el Sierra Club y el WWF ofrecen ecoviajes y excursiones que son un esfuerzo por no dañar los recursos naturales, a la vida silvestre ni a las personas. Backroads y REI Adventures también ofrecen recorridos orientados a tener un bajo impacto ambiental.

10. Corre la voz

Pásales a otros tus hábitos ecológicos. Multiplicará su efecto, algo que tendrá que hacer dados todos los viajes que esperas hacer.

Todas las notas NEW YORK TIMES SYNDICATE
Lowe logró el bronce... pero lo recibió 8 años después
¿El secreto del auge turístico de Islandia? Una crisis financiera y una erupción volcánica
Refugiados descubren dos Estados Unidos: uno que odia, y uno que cura
Esta startup tiene el secreto para cultivar elusivas trufas
Venezolanos hambrientos huyen en barcos para escapar del colapso económico
Trabajadores de Carrier en Indiana, juran que harán cumplir a Trump sus promesas
Bancos de Italia están en una crisis de 'cámara lenta'... y Europa pagaría
Los piratas del Amazonas aterrorizan a las tripulaciones
Estos autobuses te llevarán al futuro a 11 km por hora
La ‘ambición del aguacate’ pone en peligro el refugio de las monarca
Las mujeres que ayudaron a Trump a obtener el triunfo
El código de diez dígitos para la vida privada
Ocho años después, ¿cómo ven los europeos a Obama?
¿Cómo quitar el polvo de un Picasso? ¡Con saliva!
Surfeando bajo las luces del norte
8 mil 851 kilómetros de frontera, cubierta por solo 2 mil agentes
Un poblado siberiano se atribuye ser la cuna de la humanidad
¿Quiere un trozo de libertad? Este es el hombre al que debe ver
Esta oferta de trabajo incluye un terreno 8 mil metros cuadrados
Él lucha contra el régimen norcoreano con globos
Desprogramar a las mujeres e hijos de Boko Haram
Seis científicos, mil millas, un premio: abejas del Ártico
Arabia Saudita, donde hasta la leche depende del petróleo, pasa apuros económicos
El sueño es vital en la NFL
Swarovski quiere ser una firma tecnológica