New York Times Syndicate

Chinos van a Corea del Sur en busca de un nuevo rostro

Entre las jóvenes chinas, la moda es ir a Corea del Sur de vacaciones, de compras y para hacerse una cirugía cosmética, generalmente buscan parecerse a alguna celebridad coreana.
The New York Times
02 enero 2015 16:13 Última actualización 04 enero 2015 13:10
El 'boom' por la cirugía cosmética ha generado que muchos hospitales y médicos que operen de forma clandestina. (NYT)

El 'boom' por la cirugía cosmética ha generado que muchos hospitales y médicos que operen de forma clandestina. (NYT)

SEUL.– Liu Liping y dos amigas de la universidad fueron recientemente a Seúl a pasar un mes de vacaciones, financiadas, en parte, por sus padres. Pasearon. Fueron de compras.

Una noche, las tres jóvenes chinas fueron al sitio de moda más reciente: una clínica de cirugía plástica. 

Liu, de 24 años, quería que le rompieran la mandíbula y se la reestructuraran para tener un rostro en V. el doctor Kim Tae-gyu en Cirugía Plástica Braun sugirió algo menos drástico. “¡Pero mire! Tengo huesos enormes, necesito que me lo haga”, protestó Liu. Acordaron que se le removieran varios milímetros de hueso de la barbilla y los pómulos. Sus amigas Wu Haiyan de 26 años y Jin Meilan de 25 consideraron operarse la nariz.

La cirugía plástica, generalizada en Corea del Sur, ahora es una actividad obligatoria para muchos visitantes chinos.

Las luces permanecen encendidas toda la noche en el distrito Gangnam, donde las clínicas de cirugía plástica llenan las calles. Letreros en chino atraen a los visitantes. Una vez adentro, los intérpretes están listos.

Aprovechando la oportunidad de emplear la afluencia constante y omnipresente de los nuevos ricos de China que viajan al extranjero, el gobierno surcoreano está promoviendo al país como un sitio para comprar, comer, quedarse y, quizá, someterse a una cirugía plástica.

Y los chinos, principalmente las mujeres, llegan en tropel para hacerse modificaciones corporales, desde las menores, como operación de párpados, hasta las extremas, como la reestructuración facial. Si bien la cirugía plástica es común en China, se cree que los hospitales surcoreanos son más seguros e higiénicos, aunque más caros.

“Cuando llegan los chinos a las tiendas, las vacían”, comentó Kim Soo-jin, un representante en la unidad de turismo médico de la oficina coreana de turismo. “Si los puedes convertir en turistas médicos, es más probable que se queden más tiempo. Comerán una comida más, comprarán una cosa más e irán a otro sitio”.

1
  

  

En el distrito Gangnam, las clínicas de cirugía plástica atraen a los visitantes con letreros en Chino. (NYT)

El gobierno surcoreano está reservando cuatro millones de dólares al año para ayudar a promover el turismo médico, dominado por los cirujanos plásticos. Espera un millón de turistas médicos al año para el 2020, en comparación con 211 mil 218 el año pasado, de los cuales, los chinos son el segmento más grande.

Las agencias de viajes venden paquetes que incluyen compras, recorridos y cirugía plástica. Los de primera incluyen una limusina muy grande para ir del hotel a la clínica. Las agencias autorizadas se quedan con un porcentaje de los costos totales de la operación, hasta de 35 por ciento.

Si bien los precios para los turistas varían muchísimo, la operación básica de párpados puede costar más de 900 dólares. Un viaje de cirugía plástica, con hotel y otras actividades, pues andar en alrededor de 15 mil dólares. En general, es más caro que en China.

“Los he visto entrar con bolsas de dinero”, contó el doctor Ro Young-woo, un socio fundador de la franquicia surcoreana de la cadena de clínicas Oracle.

La cultura popular ha sido una influencia. Los programas de la televisión y las películas coreanos son extremadamente exitosos en China. Es frecuente que los pacientes lleguen a la consulta con fotografías de revistas.

“Vemos más asertividad en los pacientes chinos que en los coreanos”, comentó el doctor Kim Eung-sam, un cirujano plástico y director de la clínica Hershe en Seúl. “Quieren parecerse a ciertas celebridades coreanas”.

1
  

   

Las mujeres chinas buscan parecerse a celebridades coreanas. (NYT)

Durante su viaje, Liu, Wu y Jin planearon ir a los sitios que aparecen en su programa favorito de la televisión coreana: “Mi amor de las estrellas”. Compraron ropa como la que usa la protagonista del programa, Jeon Ji-hyun. Jin pidió una nariz como la de otra famosa actriz coreana, Han Ga-in.

Corea del Sur se está basando en una tradición de cirugía plástica. En un estudio reciente de la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética se estima que Corea del Sur tuvo el índice más alto de cirugías plásticas per cápita del mundo. Seoul TouchUp, una agencias de viajes médicos, aprobada por el gobierno, maneja en su material de márquetin que “se puede decir que las contrapartes masculinas representan más como objetos a la mujer coreana de lo que se hace con cualquier otra mujer en el mundo”.

“En términos de publicidad, está muy exagerado”, arguye el doctor Cha Sang-myun, el presidente de la Asociación Coreana de Cirujanos Plásticos, la cual llama a que haya normativas más rigurosas para el sector. “Lo ves por todas partes: en el metro, en los autobuses y hasta en los cines”.

También se ha vuelto una mercancía asequible para los chinos, particularmente las jóvenes que ven en la cirugía plástica una forma de mejorar sus posibilidades personales o profesionales.

“Me la hice ahora porque pensé que después sería más difícil”, comentó Wang Yue, una mujer de voz suave, de Pekín, quien habló días después de la operación de párpados, un implante en la nariz y modelado del rostro.

Wang, de 24 años, dijo que la mayoría de sus amigas se habían hecho alguna operación “porque queremos ser más hermosas”. Recitó los beneficios, como las oportunidades de ganar más dinero.
Además, agregó, “creo que me veré mejor con ropa diferente”.

1
  

   

Las jóvenes chinas se realizan todo tipo de cirugías en el rostro antes de cumplir 25 años. (NYT)

Algunos médicos coreanos externan su preocupación. La afluencia de demanda ha generado un montón de hospitales, agencias y doctores que no están cualificados y que no tienen autorización, según Cha, de la Asociación de Cirujanos Plásticos. “Si hay 10 cirujanos plásticos, hay otros 100 que nos están cualificados”, dijo.

Y los procedimientos que buscan muchos turistas chinos conllevan el mayor índice de complicaciones. Algunos se someten a varias operaciones a la vez. Kim en Braun describió cómo, recientemente, una paciente hizo reservas para una serie de operaciones – mandíbulas, contorno facial, nariz, párpados, liposucción y relleno graso.

Uno de los procedimientos más populares es el contorno facial, que implica alterar la forma de la cara reduciendo y removiendo hueso de los pómulos, la quijada y la barbilla. La doble cirugía maxilar es una versión más radical y popular que requiere realineamiento de los maxilares superior e inferior.

Los pacientes chinos se someten a estas dolorosas operaciones para alterarse la cara en forma de V y tener anhelados rasgos más delicados. También son populares entre los coreanos de ambos sexos.

“Creo que exageran totalmente”, comentó el doctor Walter Peters, un profesor de cirugía en la Universidad de Toronto. La cirugía maxilar radical en Estados Unidos y Canadá, agregó, “podría, en ocasiones, realizarse por razones cosméticas, pero, por lo general, se hace por razones de desarrollo o postraumáticas”.

A Jin ya le habían operado una vez la nariz en China. “Entre más lo hago, más me interesa”. Dijo.

“Muchas amigas a mi alrededor se han sometido al cuchillo”, agregó. “Ya que mis amigas son más hermosas, yo debería ser más hermosa”.

1
    

   

El 'boom' por la cirugía cosmética ha generado que muchos hospitales y médicos que operen de forma clandestina. (NYT)
Todas las notas NEW YORK TIMES SYNDICATE
Lowe logró el bronce... pero lo recibió 8 años después
¿El secreto del auge turístico de Islandia? Una crisis financiera y una erupción volcánica
Refugiados descubren dos Estados Unidos: uno que odia, y uno que cura
Esta startup tiene el secreto para cultivar elusivas trufas
Venezolanos hambrientos huyen en barcos para escapar del colapso económico
Trabajadores de Carrier en Indiana, juran que harán cumplir a Trump sus promesas
Bancos de Italia están en una crisis de 'cámara lenta'... y Europa pagaría
Los piratas del Amazonas aterrorizan a las tripulaciones
Estos autobuses te llevarán al futuro a 11 km por hora
La ‘ambición del aguacate’ pone en peligro el refugio de las monarca
Las mujeres que ayudaron a Trump a obtener el triunfo
El código de diez dígitos para la vida privada
Ocho años después, ¿cómo ven los europeos a Obama?
¿Cómo quitar el polvo de un Picasso? ¡Con saliva!
Surfeando bajo las luces del norte
8 mil 851 kilómetros de frontera, cubierta por solo 2 mil agentes
Un poblado siberiano se atribuye ser la cuna de la humanidad
¿Quiere un trozo de libertad? Este es el hombre al que debe ver
Esta oferta de trabajo incluye un terreno 8 mil metros cuadrados
Él lucha contra el régimen norcoreano con globos
Desprogramar a las mujeres e hijos de Boko Haram
Seis científicos, mil millas, un premio: abejas del Ártico
Arabia Saudita, donde hasta la leche depende del petróleo, pasa apuros económicos
El sueño es vital en la NFL
Swarovski quiere ser una firma tecnológica