New York Times Syndicate

China quiere su Yellowstone

China emprenderá proyectos de parques nacionales en nueve provincias en los próximos tres años, como EU alguna vez lo hizo con Yellowstone y con otros 450 sitios. Los asiáticos buscan promover una cultura ambiental, aumentar el turismo y administrar las áreas ecológicamente ricas.
Edward Wong
26 junio 2015 21:35 Última actualización 27 junio 2015 5:0
Parque

En algunos sitios en China la naturaleza aún prospera, como los populares parques alpinos de Huanglong y Jiuzhaigou en la provincia de Sichuan. (New York times)

Hace más de 140 años, el gobierno de Estados Unidos designó a Yellowstone como el primer parque nacional de la nación; un paisaje occidental intacto de geiseres, osos grizzli y picos elevados. El programa de parques nacionales eventualmente se amplió para incluir a más de 450 sitios y se ha convertido en uno de los mayores atractivos turísticos del país.

Ahora, China está tratando de hacer con algunos de sus espacios naturales lo que EU hizo durante su propio auge industrial. Funcionarios chinos y el Instituto Paulson, un centro de investigación con sede en Chicago, anunciaron recientemente un plan para emprender proyectos de parques nacionales de prueba en nueve provincias en los próximos tres años.

“Los parques nacionales son una de las mejores ideas que Estados Unidos ha exportado al mundo”, afirmó Henry M. Paulson Jr., el ex secretario del Tesoro de Estados Unidos y director ejecutivo de Goldman Sachs, en un correo electrónico. “Un sistema chino de parques nacionales que proteja y administre las hermosas áreas ecológicamente ricas del país puede ser una fuente de gran orgullo nacional y de educación ambiental”.

“El truco en China será cómo permitir que el público comparta sus tesoros naturales, mientras al mismo tiempo los protege”, indicó Paulson, que fundó el Instituto Paulson en 2011. “La conservación empieza con el amor por la naturaleza. Se necesita valorar algo antes de querer salvarlo”.

En algunos sitios en China donde la naturaleza aún prospera, como los populares parques alpinos de Huanglong y Jiuzhaigou en la provincia de Sichuan, los esfuerzos de conservación se han vuelto secundarios ante las empresas generadoras de dinero de las compañías de concesión turística. Esas áreas también se ven a menudo amenazadas por la contaminación ambiental y la construcción.

Pero, en diciembre de 2013, según reportes noticiosos estatales, Xi Jinping, el presidente del país y jefe del Partido Comunista, dijo ante una reunión de altos funcionarios encargados de elaborar la política económica que China debería avanzar con un verdadero sistema de parques nacionales.

El Instituto Paulson, donde la investigación de los problemas ambientales de China ha sido un importante foco de atención, empezó a dialogar el otoño pasado sobre cómo ayudar con la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, la agencia gubernamental que ayuda a supervisar la planificación económica.

“Ésta fue realmente una gran noticia”, dijo Rose Niu, la directora de conservación del Instituto Paulson, en referencia a las declaraciones de Xi. “Número uno, el sistema de parques nacionales es un concepto nuevo en China. Número dos, no muchos temas de conservación ambiental han sido destacados a tan alto nivel político”.

Niu, quien se mudó de China a Washington en 2008 y estuvo en Pekín recientemente, dijo que el Instituto Paulson ofrecería “apoyo técnico” a la agencia china mientras los funcionarios exploran formas de administrar y proteger los parques de prueba. Ese apoyo incluye promover intercambios entre funcionarios chinos y expertos en Estados Unidos, desarrollar guías para el manejo de los parques piloto, y elaborar casos de estudio de las áreas de parques nacionales en siete países: Brasil, Alemania, Japón, Nueva Zelandia, Sudáfrica, Tailandia y Estados Unidos.

“China quiere desarrollar un sistema de parques nacionales en línea con las prácticas y estándares internacionales, pero que también encaje con un contexto chino”, dijo Niu en Pekín. “Como alguien que ha trabajado en asuntos de conservación durante 20 años, creo que esto es un progreso significativo de parte del gobierno chino. El gobierno chino sabe que el público chino necesita cada vez más espacios verdes y aire limpio”.

“Los chinos quieren lugares hermosos y paisajes hermosos”, añadió. “Quieren disfrutar de los recursos naturales. Este tipo de recursos son cada vez menos en China. China no solo necesita combatir la contaminación del aire, el agua y el suelo, sino que también necesita invertir en su capital natural”.

Todas las notas NEW YORK TIMES SYNDICATE
Lowe logró el bronce... pero lo recibió 8 años después
¿El secreto del auge turístico de Islandia? Una crisis financiera y una erupción volcánica
Refugiados descubren dos Estados Unidos: uno que odia, y uno que cura
Esta startup tiene el secreto para cultivar elusivas trufas
Venezolanos hambrientos huyen en barcos para escapar del colapso económico
Trabajadores de Carrier en Indiana, juran que harán cumplir a Trump sus promesas
Bancos de Italia están en una crisis de 'cámara lenta'... y Europa pagaría
Los piratas del Amazonas aterrorizan a las tripulaciones
Estos autobuses te llevarán al futuro a 11 km por hora
La ‘ambición del aguacate’ pone en peligro el refugio de las monarca
Las mujeres que ayudaron a Trump a obtener el triunfo
El código de diez dígitos para la vida privada
Ocho años después, ¿cómo ven los europeos a Obama?
¿Cómo quitar el polvo de un Picasso? ¡Con saliva!
Surfeando bajo las luces del norte
8 mil 851 kilómetros de frontera, cubierta por solo 2 mil agentes
Un poblado siberiano se atribuye ser la cuna de la humanidad
¿Quiere un trozo de libertad? Este es el hombre al que debe ver
Esta oferta de trabajo incluye un terreno 8 mil metros cuadrados
Él lucha contra el régimen norcoreano con globos
Desprogramar a las mujeres e hijos de Boko Haram
Seis científicos, mil millas, un premio: abejas del Ártico
Arabia Saudita, donde hasta la leche depende del petróleo, pasa apuros económicos
El sueño es vital en la NFL
Swarovski quiere ser una firma tecnológica