New York Times Syndicate
THE NEW YORK TIMES

Auge del vinilo hace resurgir a las máquinas de Record Pressing

El vinilo, que desapareció con la llegada de los discos compactos en 1980, tiene un renacimiento inesperado. Lo más sorprendente es la juventud del mercado: según MusicWatch, un grupo que investiga a los consumidores, alrededor de 54 por ciento de los clientes del vinilo tiene 35 años o menos.
The New York Times
27 septiembre 2015 19:24 Última actualización 27 septiembre 2015 19:36
Para el negocio de la música en su conjunto, el vinilo sigue siendo un producto de nicho, si bien uno cada vez más significativo. (The New York Times)

Para el negocio de la música en su conjunto, el vinilo sigue siendo un producto de nicho, si bien uno cada vez más significativo. (The New York Times)

BORDENTOWN, Nueva Jeresy.- Las máquinas en Independent Record Pressing zumbaron y sisearon al troquelar un disco de prueba. Los dueños del negocio esperaban con ansiedad a que Dave Miller, el gerente de planta, inspeccionara el pedazo de vinilo todavía caliente.

“¡Está plano, nene!”, dijo Miller mientras sostenía el disco y se escuchaban rugidos de aprobación y alivio. “Así es como deben salir, justo así”.

Independent Record Pressing es un intento por resolver uno de los enigmas de la industria de la música hoy: cómo capitalizar la popularidad de los discos de vinilo cuando las máquinas que los hacen tienen décadas de antigüedad y es frecuente que requieren de un mantenimiento delicado y caro. Las seis prensas en esta planta nueva, por ejemplo, datan de los 1970.

1
Furor


Discos
1
Maquinaria


Discos

El vinilo, que desapareció con la llegada de los discos compactos en 1980, tiene un renacimiento inesperado. Sin embargo, unas cuantas docenas de plantas donde se imprimen discos por todo el mundo se han esforzado por seguirle el paso a la demanda en aumento, generando prolongados retrasos y otros problemas de producción, dicen ejecutivos de la industria. Ahora es común que las plantas se lleven hasta seis meses para procesar los pedidos de vinilo; una eternidad en una época en la que los escuchas están acostumbrados a obtener al instante la música en línea.

“La buena noticia es que todos quieren vinilo”, dijo Dave Hansen, uno de los dueños de Independent y gerente general del sello alternativo Epitaph, en una reciente tarde caliente, mientras la planta se preparaba para la producción.

El auge del vinilo se produjo mientras la transmisión en directo despegó como un formato para escuchar música y han disminuido tanto los CD como las descargas. Las razones que se mencionan son, en general, un sonido más completo y más cálido de los ritmos analógicos del vinilo y el poder táctil de un disco bien hecho, en un momento en el que la música se ha vuelto efímera.

Lo más sorprendente es la juventud del mercado: según MusicWatch, un grupo que investiga a los consumidores, alrededor de 54 por ciento de los clientes del vinilo tiene 35 años o menos. Hansen y Darius Van Arman, un fundador de Secretly Group, un consorcio de pequeños sellos discográficos que es socio en Independent, dijeron que creen que es frecuente que sus clientes estén descubriendo música nueva a través de las transmisiones directas y luego la coleccionan en LP.

Para el negocio de la música en su conjunto, el vinilo sigue siendo un producto de nicho, si bien uno cada vez más significativo. Según la compañía Nielsen, los LP representan ahora alrededor de nueve por ciento de las ventas en los formatos físicos. Sin embargo, para las independientes, como Epitaph y Secretly, el vinilo se hecho esencial: ahora, ambas reciben casi los mismos ingresos de los LP que de los CD.

Cuando opera a toda capacidad, Independent debe producir hasta 1.5 millones de discos al año, dijeron Hansen y Van Arman. Sin embargo, primero hay que restaurar y probar totalmente la maquinaria.

Los rumores de una posible burbuja cuelgan sobre el negocio del vinilo, y algunas plantas parecen prepararse para un debilitamiento mientras se expanden. United Record Pressing en Nashville, Tennessee, una de las plantas más grandes, tiene 30 impresoras operando las 24 horas del día y adquirió 16 más. No obstante, la planta, abrumada por la demanda, dejó de aceptar pedidos de clientes nuevos.

“Es difícil rechazar a la gente, especialmente cuando quizá se trate de un artista independiente”, dijo Jessica Baird, una representante de la compañía. “Pero estamos tratando de hacer lo mejor que podemos por las personas que han sido leales con nosotros durante años, y que esperamos que se queden con nosotros cuando vuelvan los altibajos”.

Hansen, de 52 años, dijo que tampoco está seguro de que vaya a continuar la fiebre por el vinilo, pero tiene metida una considerable inversión personal en ello y dijo que la planta es parte de su plan para el retiro.

“El sueño es construir la capacidad para nuestro sello y proporcionar un servicio para los sellos independientes a los que quiero y respeto tanto”, dijo Hansen, “y, al mismo tiempo, también ganar unos cuantos dólares”.

1
Producción


Discos
1


Discos
Todas las notas NEW YORK TIMES SYNDICATE
¿Pueden los animales predecir terremotos?
Esta ciudad china tiene un pasado ruso... y eso es su gran problema
Empaques comestibles para combatir el calentamiento global
¿Por qué las empresas automovilísticas están contratando expertos en ciberseguridad?
De metalero a político, la historia de Freddy Lim
A sus 98 años, esta eminente científica cerebral ‘sigue de entrometida’
Esta aldea abandonada en Italia es 'retrato perfecto' de un paraíso perdido
Cuando tu casa es un castillo
¿De qué tecnológica estarías dispuesto a prescindir?
Macron y la resurrección de Europa
Dejó Wall Street para ser estilista de perros… Y triunfó
¿Por qué Instagram se está convirtiendo en el próximo 'Facebook'?
De ganar 29 dólares la hora a 19.60
Estas empresas quieren ‘meterse en tu cama’
El circo más famoso del mundo cerrará después de 146 años
Ellos son los trabajadores tecnológicos que Trump deja en el limbo
¿Por qué Facebook sigue ganándole a todos sus rivales?
Rico en líderes de IA, Canadá -por fin- trata de sacarles provecho
En este país, nada dice ‘te amo’ como un diente de cachalote
Después del Brexit, ¿Londres puede seguir siendo una capital del mundo?
Granjas de mariguana en el patio trasero dan paso al cannabis industrial en California
Para dominar al mundo, Uber tiene que conquistar la India primero
Uvas, muerte e injusticia en los campos italianos
Llueven solicitudes de visa H-1B antes de que EU cierre sus puertas
Con grandes moños, esta youtuber se enfrenta a las chicas malvadas del colegio