New York Times Syndicate

Así es como Univisión quiere empoderar el voto latino

La empresa, que incluye a su cadena en español, está haciendo un ambicioso esfuerzo destinado a registrar a unos tres millones de nuevos votantes latinos para la elección de este año. 
Nick Corasaniti
11 marzo 2016 14:26 Última actualización 12 marzo 2016 5:0
Jorge Ramos

Jorge Ramos asegura que el "gigante ha despertado. Ahora tenemos que mostrar ese poder”. (NYT)

NUEVA YORK.- Unos 11 millones de hispanos votaron en la elección presidencial estadounidense de 2012, poco menos de la mitad de quienes eran elegibles. Activistas en los dos partidos políticos principales han estado tratando de incrementar esa cifra, a través de campañas de registro de votantes y llamados en torno a varios temas, como inmigración y estancamiento salarial en la izquierda y libertad económica en la derecha.

Ahora, también lo hace Univisión.

La compañía, que incluye a su cadena en español de más audiencia y muchas subsidiarias, está haciendo un ambicioso esfuerzo nacional destinado a registrar a unos tres millones de nuevos votantes latinos este año, aproximadamente el mismo número que ha alcanzado la edad para votar desde 2012.

La iniciativa implicará un agresivo calendario de anuncios en todas las plataformas de video y digitales de Univisión, incluidas 126 estaciones de televisión y radio locales y el canal deportivo Univisión Deportes. Los gerentes de las estaciones exhortarán a sus audiencias en editoriales, una amplia guía para el votante en línea se actualizará durante la temporada electoral, y la compañía de medios usará los tipos de eventos populares habitualmente protagonizados por los candidatos, foros y llamadas telefónicas, para tratar de convertir a sus espectadores en un bloque electoral aún más poderoso de lo que ya es.

“La regla es que nadie puede llegar a la Casa Blanca sin el voto hispano”, dijo Jorge Ramos, el presentador de noticias de la cadena. “Esa es la razón de que el registro latino sea increíblemente importante. Unos cuantos votos en Nevada, Florida y Colorado pudieran hacer ganar o perder a cualquier candidato”.

Una de las estrellas de telenovela más jóvenes de la cadena, William Valdés, de 22 años de edad, relatará cómo se convierte en ciudadano y se registra para votar en un video y en redes sociales.

Y este verano, Univisión llevará a cabo campañas de registro de votantes cerca de los estadios donde se celebre el torno de fútbol Copa América, y presentará anuncios de servicio público durante sus transmisiones de esos partidos, que se espera lleguen a millones de personas.

El esfuerzo se extiende a todas las propiedades digitales de Univisión, incluida Fusión, su plataforma digital que pretende alcanzar al público “millennial”. También ha reclutado a The Root, un espacio digital dedicado a temas afroamericanos, en lo que Univisión llama un “esfuerzo multicultural”.

Para Univisión, la campaña de registro de votantes en todas las plataformas representa lo que le diferencia de las cadenas televisivas en inglés más grandes de Estados Unidos, cuyos ratings ha superado frecuentemente en los últimos años. Su misión no solo es informar y entretener, sino también “empoderar a la comunidad hispana”. Y como esa comunidad comparte un idioma pero no necesariamente un origen étnico o nacional, el empoderamiento significa servir como una voz unificadora y una fuerza que movilice y motive a la acción.

Roberto Llamas, el vicepresidente ejecutivo de la cadena, dijo que como la elección se acerca rápidamente, “nos dijimos, si deseamos que nuestra población se involucre, entonces es más importante que nunca que participemos a un ritmo más alto de lo que lo hemos hecho”.

Sin embargo, para una cadena frecuentemente acusada de un activismo inclinado hacia los demócratas, propiedad en parte de Haim Saban, uno de los principales patrocinadores financieros de Hillary Clinton _ y cuyo presentador, Ramos, ha tenido enfrentamientos contenciosos con el favorito republicano, Donald Trump _, hablar de apoyar con todo su peso a la política podría despertar dudas sobre si la iniciativa es realmente un esfuerzo disfrazado para la movilización de los votantes demócratas.

La cadena insiste en que no es partidista, y dice que la campaña de registro de votantes, que está dirigida a los estimados 27 millones de hispanos que son elegibles para votar, será agnóstica en cuanto a partidos políticos. Sin embargo, un 71 por ciento de los latinos votó a favor del presidente Barack Obama en el ciclo electoral más reciente, según los estudios de tendencias hispanas del Centro de Investigación Pew.

Y eso fue antes de que Trump, con sus candentes promesas de reprimir a la inmigración ilegal, diera a Ramos un tema en torno al cual organizar una cruzada.

“El verdadero desafío es convencer a los latinos de salir a votar, y lo que es realmente interesante es que quizá Donald Trump esté haciendo eso”, dijo Ramos en una entrevista. “Los votantes jóvenes, especialmente aquellos que están cumpliendo 18 años y los que son jóvenes, están diciéndome que se están involucrando debido a Donald Trump. No porque les guste Donald Trump, sino porque quieren votar contra él”.

El desafío, sin embargo, es ciertamente real: La concurrencia de votantes hispanos en 2012 fue de 48 por ciento. Para los afroamericanos fue de 67 por ciento; para los blancos de 64.1 por ciento, según la investigación de Pew.

Cada vez más, el porcentaje de hispanos elegibles que realmente se registren y voten pudiera tener efectos importantes en noviembre; no solo en la contienda presidencial, sino también en las contiendas por el Senado, entre otras elecciones. Los comicios en Florida para cubrir el escaño de Marco Rubio, y en Nevada para el de Harry Reid, son monedas al aire en estados con grandes poblaciones latinas.

Ambos partidos esperaban hacer incursiones entre los hispanos este año antes de que las primarias republicanas fueran tomadas por los discursos intransigentes sobre la inmigración, pero los demócratas empezaron con ventaja. Obama y la fórmula demócrata obtuvieron el apoyo de casi siete de cada 10 votantes hispanos en 2012, según mostraron los sondeos a la salida de las casillas electorales. Y pese a los avances republicanos en 2014, los candidatos demócratas a la cámara baja conservaron 62 por ciento del voto hispano.

1
  

  

Jorge Ramos

Los esfuerzos de Univisión en la elección de 2016 no se detienen en las actividades de Ramos ante las cámaras o el trabajo extracurricular de movilización de votantes de la cadena. Su división de noticias está patrocinando un debate demócrata el 9 de marzo y, el 14 de julio, un foro sobre la elección general con los eventuales candidatos republicano y demócrata.

Está planeando una serie de sondeos en los estados indecisos sobre los candidatos y temas electorales. Y tiene a su equipo político más grande hasta la fecha _ 16 reporteros, 20 productores y docenas de periodistas digitales _ asignado a Destino 2016, la cobertura electoral de la cadena.

Sus programas políticos dan atención a temas que la cadena ve como de interés para los espectadores hispanos, explicando los debates políticos sobre inmigración, acuerdos comerciales, atención médica, estándares salariales, el código fiscal y otros asuntos que afectan a los trabajadores y los pequeños empresarios.

La campaña de registro, de manera similar, tratará de hacer al proceso de inscripción para votar lo más sencillo posible, sin que se den por sentados conocimientos básicos, dijeron funcionarios involucrados en el esfuerzo.

“Cuando la mayoría de los latinos se vuelvan votantes, probablemente serán los primeros en sus familias”, dijo Clarissa Martínez-de-Castro, vicepresidenta de NCLR, una organización latina también conocida como el Consejo Nacional de La Raza, un socio de Univisión. “Las cosas que parecen sencillas, como ¿dónde me registro, qué necesito saber, qué necesito? Es una tarea bastante grande”.

Otras cadenas televisivas han intentado asumir la responsabilidad del registro de votantes cuando vieron que sus audiencias estaban insuficientemente representadas en las elecciones nacionales. Memorablemente, MTV se asoció al principio con el grupo sin fines de lucro, “Rock the Vote”, que fue pionero en los sistemas de registro telefónico y en línea en los años 90 para tratar de hacer que más jóvenes acudieran a las urnas.

Los resultados han sido mixtos, y atribuirlos a iniciativas como la de Univisión es una ciencia imperfecta, dicen expertos. “Hay una cierta superficie de credibilidad en sus afirmaciones y metas”, dijo Donald P. Green, profesor de ciencias políticas en Columbia que estudió los efectos de los comerciales televisivos de 2004 de Rock the Vote en la concurrencia electoral. “Pero pienso que aún se clasifica en la categoría de hipótesis no comprobada”.

Univisión quizá tenga ventajas que no tenían sus predecesores, dijo Melissa Michelson, profesora de ciencias políticas en el Menlo College en California.

Univisión está singularmente posicionado para sacar adelante este esfuerzo debido a su dominio en el mercado”, porque es una “fuente confiable”, y porque ha intentado algo así antes, dijo Michelson: en 2012, la cadena trabajó para ayudar a miles de espectadores a convertirse en ciudadanos.

Añadió que Ramos “es tan bien conocido por esto que tenemos un nombre para ello en la ciencias políticas: el Efecto Jorge Ramos. Los latinos que consumen medios en español tienen mucha más probabilidad de informarse sobre la elección y es mucho más probable que voten”.

En la entrevista, Ramos sonó consciente de ese efecto, y ansioso de presumir de él.

“En el pasado, éramos descritos como el gigante dormido”, dijo Ramos, hablando sobre la comunidad latina, pero quizá también sobre el propio Univisión. “Pero el gigante ha despertado. Ahora tenemos que mostrar ese poder”.

Todas las notas NEW YORK TIMES SYNDICATE
Los texanos combaten el calor con esta agua mexicana
'Baba' hecha en casa se vuelve un gran negocio
¿Cuál es la forma más fácil de hacerse rico en la web? Con una Oferta Inicial de Monedas
¿Pueden los animales predecir terremotos?
Esta ciudad china tiene un pasado ruso... y eso es su gran problema
Empaques comestibles para combatir el calentamiento global
¿Por qué las empresas automovilísticas están contratando expertos en ciberseguridad?
De metalero a político, la historia de Freddy Lim
A sus 98 años, esta eminente científica cerebral ‘sigue de entrometida’
Esta aldea abandonada en Italia es 'retrato perfecto' de un paraíso perdido
Cuando tu casa es un castillo
¿De qué tecnológica estarías dispuesto a prescindir?
Macron y la resurrección de Europa
Dejó Wall Street para ser estilista de perros… Y triunfó
¿Por qué Instagram se está convirtiendo en el próximo 'Facebook'?
De ganar 29 dólares la hora a 19.60
Estas empresas quieren ‘meterse en tu cama’
El circo más famoso del mundo cerrará después de 146 años
Ellos son los trabajadores tecnológicos que Trump deja en el limbo
¿Por qué Facebook sigue ganándole a todos sus rivales?
Rico en líderes de IA, Canadá -por fin- trata de sacarles provecho
En este país, nada dice ‘te amo’ como un diente de cachalote
Después del Brexit, ¿Londres puede seguir siendo una capital del mundo?
Granjas de mariguana en el patio trasero dan paso al cannabis industrial en California
Para dominar al mundo, Uber tiene que conquistar la India primero