New York Times Syndicate

5G, la promesa de descargar películas en 5 segundos

Instancias privadas y públicas se encuentran en la 'carrera' para desarrollar la nueva tecnología celular 5G, la cual te permitiría descargar una película en 5 segundos desde tu smartphone o tablet. Así es, es aproximadamente 100 veces más rápida que cualquier servicio de internet móvil de hoy en día.
New York Times
04 marzo 2016 16:27 Última actualización 05 marzo 2016 5:0
 [Bloomberg] Las ventas de celulares en el mundo cayeron 1.75%, a 1,700 millones de unidades en 2012.

[Bloomberg] Las ventas de celulares en el mundo cayeron 1.75%, a 1,700 millones de unidades en 2012.

GUILDFORD, Gran Bretaña.- En las afueras de esta aletargada ciudad dormitorio, justo al sur de Londres, se están ejecutando los planes para construir la red de telefonía celular más rápida del mundo.

El trabajo se hace en la Universidad de Surrey, donde el arbolado campus está salpicado de edificios, en decadencia, estilo brutalista. Aquí, los investigadores y algunas de las compañías de tecnología más grandes del mundo, incluidas Samsung y Fujitsu, están colaborando para ofrecer velocidades de internet móvil 100 veces más rápidas que cualquier cosa disponible ahora.

Su trabajo en la llamada quinta generación o 5G de tecnología inalámbrica estará terminado a principios del 2018 y, por ejemplo, permitiría que los estudiantes descarguen películas completas en los teléfono inteligentes o tabletas en menos de cinco segundos, en comparación con hasta ocho minutos con la tecnología actual de cuarta generación o 4G.

Las compañías también podrían conectar millones de aparatos _ incluidos los relojes inteligentes y sesores pequeños en aparatos domésticos _ a la nueva red de teléfonos celulares, y, potencialmente, los fabricantes podrían probar sus coches sin conductor por todo el campus suburbano.

“Mucha de la tecnología ya funciona en un ambiente de laboratorio”, comentó Rahim Tafazolli, el director del centro de investigación de la Universidad que supervisa el proyecto 5G, que incluye casi 70 antenas potentes por todo el campus. “Ahora, tenemos que probar que funciona en la vida real”.

1
 

 

Telefonía 5G. (NYT)


El trabajo de Tafazolli y su equipo los coloca en el centro de una carrera candente. Motivados por el insaciable apetito de la gente para tener acceso a videos, medios sociales y otro entretenimiento en sus aparatos móviles, muchos de los operadores más grandes del mundo, como AT&T y NTT DoCoMo de Japón, se apresuran a ser los primeros en ofrecerle al consumidor la siguiente generación de la tecnología inalámbrica ultrarrápida.

La competición ha llevado a investigación por valor de miles de millones de dólares de los fabricantes de equipos de telecomunicaciones, como Ericsson de Suecia y Huawei de China, que esperan asegurar lucrativos contratos para modernizar la infraestructura de internet móvil de operadores como AT&T de Estados Unidos y China Mobile en Asia. Se les ha imprimido un paso todavía más rápido a esos planes porque los gigantes de la tecnología, incluido Google, están considerando sus propias ambiciones en cuanto al internet más reciente, de alta velocidad más rápida.

“Todos se apresuran a demostrar que son el puntero en la 5G”, dijo Bengt Nordstrom, cofundador de Northstream, una consultoría en telecomunicaciones en Estocolmo.

La necesidad de persuadir a los operadores para que compren la tecnología inalámbrica más reciente se ha vuelto más importante que antes porque ellos consideran reducir los planes de investigación de cara a una crisis económica mundial.

“Si perdemos la oportunidad de hacer que nuestras redes sean relevantes, será un desastre”, dijo Ulf Ewaldsson, el director de tecnología de Ericsson. “La pregunta de los mil millones de dólares es: ¿qué aspecto tendrá la red 5G?”.

A pesar de los esfuerzos de las compañías para gastar más que las demás, sigue sin haber una respuesta.

No se terminarán los estándares mundiales para la tecnología inalámbrica 5G antes del 2019, cuando más pronto. Las compañías de todo el mundo deben concordar en cómo se hablan entre, sí sus redes para que las conexiones de los usuarios no sean irregulares cuando viajan a otras partes. Eso implica prolongadas negociaciones sobre qué tipo de ondas de radio deberían usarse para la nueva tecnología, entre otros complicados acuerdos mundiales, que pueden llevarse años.

Como resultado, los operadores, fabricantes de equipo de telecomunicaciones y compañías de tecnología están cabildeando con los organismos de estándares mundiales y legisladores nacionales para promover sus propias tecnologías por sobre las de sus rivales, según ejecutivos del sector y analistas de telecomunicaciones. Debido a esta competición, no se espera un uso generalizado de las redes 5G, sino hasta bien entrada la siguiente década.

Algunos analistas cuestionan que los operadores se estén concentrando en la siguiente generación de tecnología inalámbrica cuando en muchas partes del mundo, en particular en los mercados emergentes, todavía padecen el acceso a internet móvil terriblemente lento. Expertos en el sector dicen que las velocidades del internet móvil en gran parte del mundo desarrollado, especialmente en sitios como Corea del Sur, donde es frecuente que las conexiones sean comparables a la tradicional banda ancha, ya satisfacen las necesidades de la gente.

1
 

 

Telefonía 5G. (NYT)


“Mucho de esto se trata de los operadores y fabricantes de equipos que buscan formas nuevas de ganar dinero”, comentó Thomas Husson, un analista de Forrester Research en París. “Los consumidores no deberían esperar grandes cosas hasta después de 2020”.

Estos retos no han evitado que las compañías reclamen con la esperanza de estar al frente de la 5G.

Eso es particularmente cierto en anticipación de grandes actividades deportivas mundiales, como los Juegos Olímpicos y la Copa del Mundo, a los que los operadores y gobiernos nacionales quieren promover sus conocimientos tecnológicos. Por ejemplo, en la Copa del Mundo 2018, a realizarse en Rusia, se espera que los operadores locales MegFon y MTS prueben servicios 5G que incluyen internet móvil ultrarrápido, aun cuando todavía no haya estándares mundiales.

KT, el operador coreano móvil, también planea ofrecer su propia versión de tecnología 5G en los Juegos Olímpicos de Invierno 2018 en Pyeongchang, Corea del Sur, y NTT DoCoMo dijo que tendrá listas unas pruebas parecidas para los Juegos Olímpicos 2020 en Tokio.

“La única forma de aprender es haciendo”, dijo Mats Svardh, el director de redes de TeliaSonera, el operador escandinavo, que probará su propia tecnología 5G en Estocolmo y en Tallinn, Estonia, en 2018. “Se trata de presionarnos a nosotros mismos para avanzar con lo específico y no solo con teorías”.

Operadores estadounidenses también se subieron al carro de la 5G para, en parte, ofrecerle a la gente servicios nuevos, dado que las velocidades móviles actuales se han vuelto relativamente intercambiables entre los principales operadores en todo Estados Unidos.

El año pasado, Verizon Wireless anunció que empezaría a probar nueva tecnología inalámbrica en el 2016 para poder ofrecer servicios nuevos, incluido el internet móvil potencialmente ultrarrápido, en algún momento del año entrante. Hace poco, AT&T contestó con sus propias pruebas _ que se espera comiencen en Austin, Texas, a finales del 2016 _ con las que se podrían ofrecer velocidades aproximadamente 100 veces más rápida que su servicio actual.

“Estaremos listos cuando esté lista”, dijo John Donovan, el director de estrategias de AT&T, quien agregó que los rivales tradicionales, como Verizon y otros nuevos como Google, podrían, al final, competir para ofrecer servicios 5G. “Donde quiera que no resuelvas un problema, alguien podría intervenir”.

Para Tafazolli, de la Universidad de Surrey, cuyo equipo empezó a trabajar en la 5G a finales del 2011, estas batallas han llevado a que cada vez más compañías ofrezcan apoyo, incluido el uso de servidores informáticos de alta velocidad, costosas antenas de radio y millones de dólares en financiamiento para investigación y construcción de la siguiente generación de red inalámbrica en su campus universitario, explicó. Su objetivo principal: probar su tecnología más reciente en un ambiente del mundo real.

“En la carrera de la 5G, todos quieren ser los primeros”, dijo.

Todas las notas NEW YORK TIMES SYNDICATE
Los texanos combaten el calor con esta agua mexicana
'Baba' hecha en casa se vuelve un gran negocio
¿Cuál es la forma más fácil de hacerse rico en la web? Con una Oferta Inicial de Monedas
¿Pueden los animales predecir terremotos?
Esta ciudad china tiene un pasado ruso... y eso es su gran problema
Empaques comestibles para combatir el calentamiento global
¿Por qué las empresas automovilísticas están contratando expertos en ciberseguridad?
De metalero a político, la historia de Freddy Lim
A sus 98 años, esta eminente científica cerebral ‘sigue de entrometida’
Esta aldea abandonada en Italia es 'retrato perfecto' de un paraíso perdido
Cuando tu casa es un castillo
¿De qué tecnológica estarías dispuesto a prescindir?
Macron y la resurrección de Europa
Dejó Wall Street para ser estilista de perros… Y triunfó
¿Por qué Instagram se está convirtiendo en el próximo 'Facebook'?
De ganar 29 dólares la hora a 19.60
Estas empresas quieren ‘meterse en tu cama’
El circo más famoso del mundo cerrará después de 146 años
Ellos son los trabajadores tecnológicos que Trump deja en el limbo
¿Por qué Facebook sigue ganándole a todos sus rivales?
Rico en líderes de IA, Canadá -por fin- trata de sacarles provecho
En este país, nada dice ‘te amo’ como un diente de cachalote
Después del Brexit, ¿Londres puede seguir siendo una capital del mundo?
Granjas de mariguana en el patio trasero dan paso al cannabis industrial en California
Para dominar al mundo, Uber tiene que conquistar la India primero