New York Times Syndicate
BUENA VIDA

36 horas Provincetown, Massachusetts

En Estados Unidos existe una ciudad llamada Provincetown donde la liberación sexual y la amplia oferta artística hacen que el visitante se enamore de las agitadas calles y las bellas playas. 
The New York Times
31 julio 2014 20:0 Última actualización 01 agosto 2014 5:0
Provincetown es un lugar de Estados Unidos donde podrás liberarte de todo. (NYT)

Provincetown es un lugar de Estados Unidos donde podrás liberarte de todo. (NYT)

Posado en la cima de Cabo Cod, o en el fin del mundo, como le gusta decir a los locales, Provincetown es una peculiar comunidad favorecida por artistas, travestis, lesbianas, gays, bisexuales y transexuales, familias heterosexuales de los suburbios y bichos raros en escapada.

Combina encanto de pueblo chico con arrojo de ciudad grande, y está anidado entre pacíficas dunas y línea costera. Si quiere soledad, venga en el invierno cuando difícilmente hay alguien, o cuando difícilmente hay algo abierto. Si busca clima cálido e histrionismo de temporada alta, venga en julio, agosto o principios de septiembre.

1
Viernes

4 p.m.

OSTIONES Y CELEBRIDADES

Alquile una bicicleta del puñado de negocios de alquiler del pueblo y tome hacia el oeste durante aproximadamente 1.5 kilómetros sobre Commercial Street, la calle principal del lugar. Intente no chocar con ningún escritor famoso; John Waters, Tony Kushner, Andrew Sullivan y Michael Cunningham generalmente vienen a vivir durante el verano (antes de su visita, considere leer Land’s End: A Walk in Provincetown, de Cunningham, una oda al pueblo y la mejor presentación al área). Pare en Red Inn y saboree camarones y ostiones Wellfleet de 1.25 dólares, o cocteles en la cubierta con vistas al puerto y al faro.

5 p.m.

DESCANSO PARA EL ROMPEOLAS

Saliendo gire a la izquierda y pedalee hacia el otro lado de la rotonda. Verá el rompeolas, un tramo de poco más de 1.5 kilómetros de longitud de colosales bloques de granito que lleva a una porción principalmente desierta de la playa Ensenada Herring. Dos advertencias: el rompeolas es más largo de lo que parece, y sus rocas se atraviesan mejor estando sobrio. Pero cualquier viaje a Provincetown sin al menos un paseo parcial sobre esas piedras probablemente estará incompleto. Si la marea es alta, nade en la laguna que se forma al lado del rompeolas. Si la marea es baja, camine sobre el lecho del puerto hacia la playa.

7 p.m.

PASEANDO EN BUSCA DE ARTE

Los pintores adoran Provincetown por sus distintivas vistas y luz pasmosa, y los viernes por la noche puede admirar obras de celebrados artistas de Cabo Cod (incluyendo a Anne Packard y John Dowd) en decenas de galerías que permanecen abiertas hasta tarde; muchas ofrecen vino y queso. Concentre sus esfuerzos en la zona East End del pueblo y asegúrese de visitar las galerías Albert Merola, William Scott, Schoolhouse y la Julie Heller.

8:30 p.m.

TRAVESTIS Y CUARTETOS

Aquí nunca hay escasez de entretenimiento, desde artistas callejeros hasta presentaciones famosas en centros nocturnos. Commercial Street es un sitio rico en travestis que ofrecen sus funciones.y Una de las favoritas de los locales es la excéntrica e inimitable Dina Martina, quien se ha estado presentando aquí, cada verano, durante 10 años. Well Strung (un talentoso cuarteto de hombres que cantan y tocan instrumentos de cuerda) se inició en Provincetown y fusiona brillantemente música pop y clásica, desde Madonna hasta Beethoven.

10 p.m.

BRINDIS AL PUEBLO

Para comer o beber entrada la noche, vaya a las mesas de afuera de "Nor’East Beer Garden". Ordene el pescado untado en cerveza y papas fritas o una docena de ostiones, o escoja entre una amplia gama de cervezas locales. Si prefiere vino, tome hacia el oeste sobre Commercial Street rumbo a Joon Bar and Kitchen, un extraordinario restaurante y bar de vinos que sirve comida hasta las 10 p.m. y tragos hasta la 1 a.m.

Provincetown, EU

 

1
Sábado

10 a.m.

ASCENDIENDO HISTORIA

Agarre un delicioso emparedado de desayuno o una magdalena de arándanos en Connie’s Bakery y escoja un lugar para disfrutarlo a pocos metros sobre la cubierta de Aqua Bar, en la parte de atrás del Centro Comercial Aquarium (las vistas al puerto son insuperables). Después de desayunar, diríjase a la estructura más alta del pueblo; el Monumento al Peregrino, de 77 metros de altura. Construida entre 1907 y 1910, la torre conmemora la llegada a Provincetown de los peregrinos del Mayflower (los peregrinos se quedaron algunas semanas antes de decidir que no era un buen lugar para asentarse permanentemente). El monumento es la estructura de granito más alta del país y ofrece vistas impactantes del pueblo, de Cabo Cod y, si tiene suerte, del horizonte de Boston. En la base del monumento está el Museo de Provincetown, que hace una crónica de la historia marítima del pueblo.

1 p.m.

SABOREE LA CANTINA

El mejor lugar de Provincetown para un almuerzo casual es Canteen, un comedor encantador estilo Cabo Cod situado en el corazón del pueblo. Adentro hay pocas mesas, otro par en la calle y una larga mesa comunal en el patio trasero, cerca de la playa. No se vaya sin probar el banh mi de bacalao, los tacos de carne de cerdo deshebrada y las crujientes coles de Bruselas en salsa de pescado. Si quiere algo que pueda llevarse fácilmente a la playa, camine o pedalee hasta Relish, en la zona West End, y pruebe cualquiera de sus deliciosos emparedados.

2 p.m.

UNA PLAYA PARA TODOS

La playa más visitada de Provincetown es Ensenada Herring, situada a un breve paseo en bicicleta, con olas suaves y vistas a la puesta del sol. Ensenada Herring está dividida extraoficialmente en dos secciones: la más cercana al estacionamiento es donde encontrará familias, muchas con niños chicos. Si camina hacia el sur, cruzará un área favorecida por lesbianas, seguida por otra por gays desnudos. ¿Prefiere su espacio de arena sin políticas de identidad sexual? Entonces pedalee hacia Race Point, una playa más bonita situada a 3.2 kilómetros del pueblo.

5 p.m.

BULLICIOSA REUNIÓN DE TÉ

Si Commercial Street parece más tranquila entre las 5 y las 7 p.m. es porque buena parte de los visitantes del pueblo están en Tea Dance, en el centro vacacional Boatslip Resort. En esta fiesta, al costado de una cubierta con vistas al puerto, realmente no se sirve té, pero hay un Ponche Planter diseñado para embriagarlo antes de la cena. Para una alternativa más tranquila, vaya de compras. En West End, asegúrese de visitar Loveland, donde encontrará muebles eclécticos y bohemios hechos a mano, cerámica y ropa, todo administrado por Josh Patner, el dueño del negocio.

8 p.m.

PAISAJE PARA CENAR

Si ansía el Provincetown de la vieja guardia, vaya a un restaurante que se llama Front Street, uno de los favoritos del pueblo que ofrece la mejor comida italiana de los alrededores. No puede equivocarse con la carbonara con pappardelle ni con los ravioles de carne braseada y tira de asado. Para una alternativa sabrosa fuera de Commercial Street, cene en Backstreet, un restaurante de dos pisos que tiene mesas adentro y afuera. No se pierda la sémola de maíz molida a mano del chef Raúl García, los calamares con maíz azul y la moqueca brasileña de pescado.

11 p.m.

GATOS Y CÓCTELES

Hay muchos bares y clubes en el pueblo, y la mayoría atiende a la comunidad multisexual. Empiece la noche en Shipwreck Lounge, donde los sofás y la chimenea hacen que se sienta como si estuviera en la sala elegante de alguien. Afuera, en la parte de atrás, hay una fogata y asientos de salón. Si tiene ganas de bailar, vaya directo a A-House. Construido en 1798 (y aparentemente nunca renovado), actualmente el edificio alberga un patio y una pista de baile que se llenan luego de las 11:30 las noches de verano.

Provincetown, EU

 

1
Domingo

11 a.m.

FANTASEANDO EL DESAYUNO Y EL ALMUERZO

En el pueblo hay varios lugares buenos para desayunar, incluyendo a Devon’s (en East End) y su ubicación hermana, Devon’s Deep Sea Dive. Pruebe los panqueques con fresas frescas o desayune un burrito con papas caseras. La ubicación en East End es perfecta para una comida romántica, especialmente si ocupa una mesa en el patio techado de enfrente.

1 p.m.

PÁSELA EN GRANDE

A menudo puede ver focas cerca de la costa mientras toma el sol en las playas Ensenada Herring o Race Point, pero si está buscando una pesca grande, haga un Recorrido de Avistamiento de Ballenas de más de tres horas, cortesía de Dolphin Fleet.
​ 

Provincetown, EU
1
 

 

Provincetown, EU
1
 

 

Provincetown, EU
1
 

 

Provincetown, EU
Todas las notas NEW YORK TIMES SYNDICATE
'Baba' hecha en casa se vuelve un gran negocio
¿Cuál es la forma más fácil de hacerse rico en la web? Con una Oferta Inicial de Monedas
¿Pueden los animales predecir terremotos?
Esta ciudad china tiene un pasado ruso... y eso es su gran problema
Empaques comestibles para combatir el calentamiento global
¿Por qué las empresas automovilísticas están contratando expertos en ciberseguridad?
De metalero a político, la historia de Freddy Lim
A sus 98 años, esta eminente científica cerebral ‘sigue de entrometida’
Esta aldea abandonada en Italia es 'retrato perfecto' de un paraíso perdido
Cuando tu casa es un castillo
¿De qué tecnológica estarías dispuesto a prescindir?
Macron y la resurrección de Europa
Dejó Wall Street para ser estilista de perros… Y triunfó
¿Por qué Instagram se está convirtiendo en el próximo 'Facebook'?
De ganar 29 dólares la hora a 19.60
Estas empresas quieren ‘meterse en tu cama’
El circo más famoso del mundo cerrará después de 146 años
Ellos son los trabajadores tecnológicos que Trump deja en el limbo
¿Por qué Facebook sigue ganándole a todos sus rivales?
Rico en líderes de IA, Canadá -por fin- trata de sacarles provecho
En este país, nada dice ‘te amo’ como un diente de cachalote
Después del Brexit, ¿Londres puede seguir siendo una capital del mundo?
Granjas de mariguana en el patio trasero dan paso al cannabis industrial en California
Para dominar al mundo, Uber tiene que conquistar la India primero
Uvas, muerte e injusticia en los campos italianos