36 horas en Washington
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

36 horas en Washington

COMPARTIR

···
New York Times Syndicate

36 horas en Washington

Más allá de ser el hogar de la diplomacia y la política estadounidense, la capital del país más poderoso del mundo ofrece una amplia gama de atractivos y actividades como museos, jardines, pubs, recorridos y una deliciosa gastronomía.

The New York Times
23/05/2014

Aunque la mayoría de los estadounidenses asocia a Capitol Hill con tropiezos del Congreso y disfunción general, miles de personas (senadores, reporteros, asistentes, artistas, veteranos de clase trabajadora y familias jóvenes) lo consideran su casa.

Capitol Hill está salpicado de restaurantes y centros nocturnos. Su historia es vibrante y principalmente accesible, desde el Capitolio de Estados Unidos y los astilleros navales, hasta la dinámica H Street, sitio de disturbios luego del asesinato en 1968 del reverendo Dr. Martin Luther King Jr. Y no se olvide del béisbol.

,,
1
Viernes

3 p.m.

OASIS VERDE

La mayoría de los turistas se siente atraída por la espectacular gama de museos Smithsonianos de entrada gratuita de la ciudad, pero el Jardín Botánico de Estados Unidos es un placer pasado por alto en las sombras del Capitolio. Creado por el Congreso como jardín instructivo, es un oasis de rosas; plantas medicinales; flores nativas, exóticas y en peligro de extinción; orquídeas, retoños y semillas; helechos y la ocasional planta carnívora, y más. Podría pasar una hora tan sólo en el Jardín Nacional, con su Jardín de Mariposas y el Jardín de Agua Primeras Damas, que explora la historia de los residentes de la Casa Blanca y sus intereses en jardinería.

6 p.m.

ROSA Y CENTENO

Cuando dan las 4:30, los lugareños ya hacen fila para los primeros asientos en Rose’s Luxury, un lugarcito de culto situado en Barracks Row que tiene una inconfundible vibra de Charleston. Pruebe un cóctel servido en hermosa cristalería dispareja. Pruebe el cóctel de agua de rosas, que tiene un generoso toque de centeno.

8 p.m.

SUSTENTO DE H STREET

Para iniciar el resto de la tarde diríjase al norte hacia la bulliciosa H Street, donde el aburguesamiento ha sido lento aunque constante. Empiece en Atlas Room, donde las mesas se llenan rápido y donde se recomienda hacer reservación. Los locales saben acercarse al bar para disfrutar un bourbon. El cantinero puede parecer ligeramente irritable al principio; involúcrelo hablando de la carta de vinos y del plato de garbanzos y se convertirá en su mejor amigo.

10 p.m.

DE PUB EN PUB

Revitalización significa la llegada de divertidos bares y buena pizza. Empiece en Biergarten Haus y después vaya a H Street Country Club, un espacio de varios pisos con mesas de juego y un intricado minicampo de golf con hoyos temáticos de Washington DC. Redondéelo en Pug, un bar local que se asemeja a una fiesta de preparatoria y que también es el lugar donde los comensales esperan mesa en el salvajemente popular Toki Underground, el restaurante del piso de arriba, que no acepta reservaciones pero sirve sublime comida japonesa.

Washington
,

 

,
1
Sábado

8 a.m.

DESAYUNO EN BAR DE VECINDARIO

Tune Inn, un extraordinario bar familiar de vecindario con décadas de antigüedad donde los residentes más viejos y la clase trabajadora de Capitol Hill beben Budweisers y engullen hamburguesas por la noche, también es un lugar decente para empezar la mañana. El café da lo mismo (un problema en gran parte de la ciudad), pero el pan tostado sabe a nuez moscada, la tortilla de huevo irlandesa con sémola es legítima y el servicio es profesional.

9 a.m.

HISTORIA EN LA BIBLIOTECA

Uno de los más grandes tesoros de historias, obras de arte, historia y arquitectura de la ciudad, la Biblioteca del Congreso, que empezó siendo la biblioteca personal de Thomas Jefferson, es un lugar frecuentemente ignorado, aunque tiene muchas cosas para ver. Pese a ser más famosa por su florida sala de lectura principal, la biblioteca ofrece un número de exhibiciones sobre historia de la Guerra Civil, música, cartografía, poesía y cosas por el estilo.

11 a.m.

PARA LOS AMANTES DE SHAKESPEARE

Luego del ajetreo de los museos Smithsonianos del Mall, como el Museo Nacional del Aire y del Espacio y la Galería Nacional de Arte, el Folger es un respiro oculto y tranquilo. Las salas de lectura de esta biblioteca, un paraíso para los “bardófilos”, solo están abiertas para académicos, aunque hay disponibilidad de visitas sabatinas; anótese con antelación. Abierta para todos y sin ningún costo es la colección más grande del mundo de objetos relacionados con Shakespeare y su mundo, incluyendo pinturas, grabados, esculturas, libros y manuscritos. El teatro estilo Tudor, basado en el Globe, de Londres, tiene un íntimo nivel para la orquesta y capas de balcones. Casi todas las noches hay presentaciones.

2 p.m.

PASEO POR EL CEMENTERIO

Extendiéndose bajo los implacables muros de la cárcel de la ciudad yace el Cementerio del Congreso, con largos senderos para caminar y bancas. El cementerio está lleno de tumbas de legisladores, incluyendo la del diputado Stephen J. Solarz, un demócrata de Brooklyn quien alguna vez sostuvo una conversación de nueve horas con Fidel Castro y quien enfureció a muchos de su propio partido cuando apoyó la Guerra del Golfo Pérsico en 1991; y la del diputado Tom Lantos, el único sobreviviente del Holocausto que llegó al Congreso. Las damas del centro de bienvenida sonríen mientras ofrecen mapas para recorridos no guiados. Los visitantes pueden pagar 10 dólares por un pase para el día para que sus perros corran sin correas entre los muertos.

8 p.m.

DIRECTO DE NUEVA YORK

Junto con Osteria Morini, el chef neoyorquino Michael White se las ingenió para romper la regla sobre la relación inversa entre comida de calidad y vista: ventanales gigantes miran al río Anacostia y al nuevo parque ribereño. Pero prepárese para una alta dosis de ruido en este bullicioso lugar. Entre los mejores platos figuran las carnes maceradas con jalea de cereza, una suculenta pechuga de pato con trigo farro, verduras cocidas al fuego lento y cerezas y el asado mixto de cordero, falda de res, salchicha y tocino. Los postres incluyen una inventiva selección de helados; stracciatella y Campari de pomelo.

10 p.m.

MEJÓRELO

Más que simplemente un club, HR 57 es un centro cultural dedicado a la historia del jazz y del blues. El nombre del lugar es típico de Washington: hace referencia a una resolución de 1987 de la Cámara de Representantes (HR 57) que designó al jazz como un tesoro nacional estadounidense raro y valioso. No espere ambiente: una pantalla de vídeo grande de la vieja escuela muestra presentaciones, la decoración es decididamente escasa y la selección de tragos mínima. Pero de lo que se trata es de la música, y escuchará de las mejores presentaciones de jazz de la ciudad, incluyendo al prometedor Antonio Parker.

Jazz
,

 

,
1
Domingo

10 a.m.

PANQUEQUES Y TORTAS DE CANGREJO

Al mercado techado Eastern Market le hace un poco de competencia Union Market, un mercado más elegante, pero los proveedores de comida y artesanos lo convierten en un lugar atractivo para los visitantes y locales que atestan el espacio de la barra en Market Lunch para ordenar panqueques de arándanos o un emparedado de torta de carne de cangrejo, la más vernácula de la comida de Washington. Después, eche un ojo a las mercancías del mercado, incluyendo los brazaletes hilados o las jirafas hechas con latas de aluminio.

2 p.m.

ALREDEDOR DEL PARQUE

Finalice su visita en el extenso Parque Lincoln. En la parte occidental yace un monumento a la activista Mary McLeod Bethune, y en la otra punta hay una impactante y estrafalaria estatua del Presidente Lincoln sosteniendo la Proclamación de Emancipación con un esclavo presumiblemente liberto arrodillándose a sus pies. Si requiere un refrigerio antes de tomar camino, vaya a Ted’s Bulletin, a 15 minutos caminando, para saborear un divino batido; si no va a conducir, pida algo con alcohol.

Washington
,
1
 

 

Washington
,
1
 

 

Washington
,
1
 

 

Washington