New York Times Syndicate
THE NEW YORK TIMES

36 horas en Praga

La capital de República Checa es un baúl que guarda increíbles tesoros arquitectónicos y regala a sus visitantes una amplia oferta artística. Te presentamos esta guía que te permitirá conocer una
de las ciudades más hermosas de Europa en sólo un fin de semana.
The New York Times
24 abril 2014 18:17 Última actualización 25 abril 2014 6:54
El casco histórico de Praga es considerado Patrimonio de la Humanidad. (NYT)

El casco histórico de Praga es considerado Patrimonio de la Humanidad. (NYT)

Un fin de semana en la capital checa puede dedicarse exclusivamente a lo nuevo, escogiendo entre la cosecha más reciente de tentadoras cafeterías, pubs y galerías.

La capital checa pudiera parecer algo conocido: una ciudad con mil años de arquitectura, cerveza barata y restaurantes a menudo aburridos. Pero

Praga se está desarrollando tan rápidamente que muchos de sus residentes aún no se han enterado de todas las grandes cosas: ostentosas galerías de arte nuevas, vecindarios viejos en dinámico desarrollo, excelentes bares y restaurantes nuevos con sabrosas ofertas.

1
Viernes

5 p.m.

LIMPIEZA

Los edificios (y los residentes) del Casco Viejo se han limpiado muy bien últimamente. En el otrora decrépito Palac Dlouha, un hito Art Deco, la nueva galería comercial de la planta baja incluye a "Sisters", un ventilado bistró con emparedados abiertos tipo gourmet que hacen de bocadillos perfectos entrada la tarde.

A una cuadra, "Eterno Moderno", inaugurado hace dos años, ofrece moda clásica y nueva, principalmente para mujeres, alguna confeccionada con tela reciclada; del otro lado de la calle, "Kuraz" vende ropa y accesorios de una variedad de diseñadores checos jóvenes, como medias a la altura de la rodilla estampadas con insectos, revólveres y otros patrones inusuales. Hasta los caballeros están tomando parte: del otro lado de la Plaza de Wenceslao; durante el último par de años "Room" ha estado vendiendo ropa de caballeros de marcas artísticas del norte de Europa como "Libertine Libertine" y "Royal Republiq", de Dinamarca.

7 p.m.

OLIGARQUÍA CORPULENTA

Como muchas ciudades europeas, Praga se ha vuelto loca por las hamburguesas extravagantes, y no hay nada como la “hamburguesa oligarca” de George Prime Steak, un lugar que abrió las puertas hace ocho meses: es un jugoso medallón de carne wagyu estacionada importada de Estados Unidos, acompañada con foie gras, aceite de trufas negras, queso Brillat-Savarin y (¡por supuesto!) listones de oro de 24 quilates, creando una jugosa y ahumada explosión de deliciosos sabores tranquilamente servida solo en el bar (990 coronas). La hamburguesa es lo que más atención recibe, pero los verdaderos atractivos en esta elegante casa de cortes son el filete de costilla, el filete miñón y el lomo, incluyendo un T-Bone para dos personas.

10:30 p.m.

CÚRESE USTED MISMO

Algunos de los que mueven y (literalmente) sacuden el paisaje de cócteles de Londres son cantineros y dueños de bares checos, y varios han regresado recientemente para mezclar preparados en Praga. El mejor recién llegado es "Bonvivant’s", un antro chico del Casco Viejo inaugurado el invierno pasado que sirve tragos preparados con sabores propios de la casa, incluyendo amargos de escaramujo e hibisco. Luego de un jaibol, recorra las calles adoquinadas hasta toparse con "Anonymous Bar", que abrió las puertas hace dos años con un diseño inspirado en la película "V for Vendetta" y que ofrece tragos similarmente teatrales.

Praga, República Checa. (NYT)
1
 

 

Praga (NYT)

 

1
Sábado

10 a.m.

DE PRIMERA

No se conforme con café de hotel. Durante años fue difícil encontrar arábico de primera, aunque eso cambió con la llegada de algunas cafeterías de calidad y casas de tostado artesanal. En el Casco Viejo amigable para turistas, empero, persistió una gran brecha. Original "Coffee", la más reciente incorporación, abrió a principios de este año cerca de la iglesia de Jan Hus, en Betlemske Namesti. Después, queme esa energía de cafeína con un paseo mañanero. Aunque el vecindario alberga muchos atractivos turísticos, las mañanas sabatinas a menudo tienen menos gente, y calles diminutas menos transitadas como las vecinas Zlata y Stribrna ofrecen abundantes oportunidades para fotos hermosas.

2 p.m.

CALLES SECUNDARIAS

El dilapidado distrito Zizkov ha desarrollado aún más su colorida vida cultural durante los últimos años, con un puñado de nuevas galerías de arte al norte de Skroupovo Namesti. Empiece en la Galería Drdova, inaugurada hace dos años, cuya exhibición actual incluye obras de Jiri Thyn, Federico Díaz y Hynek Alt.

A dos cuadras de ahí encontrará Hunt Kastner, que se mudó a Zizkov hace un año, en la misma cuadra que City Surfer Office, una galería y espacio de exhibición manejada por una colectividad que también tiene su propia marca de discos. En las calles secundarias cercanas visite la rara Galería Bliss Farm, que convierte fotos antiguas en obras de arte inspiradas en terror, y 35m2, un diminuto espacio de exhibición atrás de Café Pavlac, donde finalmente podrá parar para comprar refrigerios.

4 p.m.

DISEÑOS CLÁSICOS

La moda en Zizkov y Vinohrady normalmente significa ropa callejera y estilo retro. Entre semana puede inspeccionar la impresionante colección de ropa clásica para hombres y mujeres de Bohemian Retro, principalmente de la ex Checoslovaquia; la tienda generalmente está cerrada los fines de semana, así que llame para asegurarse. Una alternativa decente para el sábado por la tarde: Prague Thrift Store, una colección menos cuidada de impermeables de piel, bléiseres y hasta libros de segunda mano. Para ropa de calle de mujer creada por diseñadores checos, pruebe Pour Pour, que vende brazaletes de acrílico decorados) y mochilas de piel, así como faldas y vestidos inspirados en tutú.

5 p.m.

ARTES LIBRES

Muchos desarrollos nuevos interesantes de Holesovice y Bubenec, dos distritos del norte de la ciudad, vuelan bajo el radar. Empiece en el excelente Kavarna Liberal, una cafetería de la vieja guardia que abrió las puertas hace dos años con techos altos, refrescantes bebidas espirituosas y Wi-Fi gratuito, donde podrá pedir consejos a la amigable gente de la ciudad. Bajando por la misma calle, vea si Galerie Zari, un raro espacio de exhibición inaugurado hace cuatro meses, está abierto los fines de semana, dado que los horarios han cambiado recientemente; la vecina Galerie Petr Novotny debería estar abierta los sábados a finales de esta primavera.

7 p.m.

SABOR A CURRI

Muchos de los viejos favoritos del Casco Viejo han cambiado de nombre, de dueño y de cocineros repetidamente. Alguna vez llamado "Molly Malone’s", el pub de la calle U Obecniho Dvora ahora se conoce como "James Joyce": aunque las pintas de stout O’Hara son un buen cambio respecto a las cervezas tipo Pilsen de Praga, el as de este lugar es la nueva lista del pub de currys picantes. El menú viene de la empresa de la casa Sexy Curry Company, que ofrece 'currys jalfrezi', cabo malayo y tailandés verde preparados por Sofía Smith, la chef responsable de varios de los restaurantes más queridos de Praga.

9 p.m.

CARRERA DE BARRIL

La reputación de Praga de cervezas excelentes es bien merecida. El favorito, "Zly Casy", situado en Nusle, un distrito de la zona centro sur de Praga, ha encabezado la carrera de cervezas de barril durante años (ahora tiene 48), pero el año pasado el pub sufrió aun otra expansión, y un nuevo menú a la parrilla.

Otros pubs del vecindario incluyen el excelente "U Vodoucha", en Zizkov, que sirve cocina bohemia y cervezas principalmente de la región. Mientras tanto, "T-Anker", un elegante bar inaugurado hace un año en el mismo centro de Praga, arriba de la tienda departamental Kotva, ofrece cervezas artesanales checas, alemanas y belgas en una terraza de la azotea.

Praga, República Checa. (NYT)
1
 

 

Praga, República Checa. (NYT)

 

1
Domingo

10 a.m.

CONFORT CONTEMPORÁNEO

Hasta la ex ruinosa calle 28 Rijna ha florecido recibiendo varios negocios nuevos, incluyendo una filial de "Harmont & Blaine", un productor italiano de ropa casual de primera. Lo extraordinario, empero, es un nuevo puesto de avanzada de Julius Meinl, la delicatessen de Viena que abrió aquí su restaurante y emporio de comida de tres pisos el invierno pasado. Incluso si no tiene ganas de comprar un pulpo entero del Mediterráneo o uno de los 450 tipos de quesos, el renovado edificio Secesionista es obligatorio.

Después, recupérese dos locales al lado con un tazón de comida contemporánea reconfortante: abundante ramen tonkotsu relleno de carne de cerdo, algas marinas y suave huevo hervido en Kitchen Ramen Bar, que abrió hace dos meses. En algún otro momento puede pedir 'dumplings'.

Praga, República Checa. (NYT)
1
 

 

Praga, República Checa. (NYT)
1
 

 

Praga
Todas las notas NEW YORK TIMES SYNDICATE
Los texanos combaten el calor con esta agua mexicana
'Baba' hecha en casa se vuelve un gran negocio
¿Cuál es la forma más fácil de hacerse rico en la web? Con una Oferta Inicial de Monedas
¿Pueden los animales predecir terremotos?
Esta ciudad china tiene un pasado ruso... y eso es su gran problema
Empaques comestibles para combatir el calentamiento global
¿Por qué las empresas automovilísticas están contratando expertos en ciberseguridad?
De metalero a político, la historia de Freddy Lim
A sus 98 años, esta eminente científica cerebral ‘sigue de entrometida’
Esta aldea abandonada en Italia es 'retrato perfecto' de un paraíso perdido
Cuando tu casa es un castillo
¿De qué tecnológica estarías dispuesto a prescindir?
Macron y la resurrección de Europa
Dejó Wall Street para ser estilista de perros… Y triunfó
¿Por qué Instagram se está convirtiendo en el próximo 'Facebook'?
De ganar 29 dólares la hora a 19.60
Estas empresas quieren ‘meterse en tu cama’
El circo más famoso del mundo cerrará después de 146 años
Ellos son los trabajadores tecnológicos que Trump deja en el limbo
¿Por qué Facebook sigue ganándole a todos sus rivales?
Rico en líderes de IA, Canadá -por fin- trata de sacarles provecho
En este país, nada dice ‘te amo’ como un diente de cachalote
Después del Brexit, ¿Londres puede seguir siendo una capital del mundo?
Granjas de mariguana en el patio trasero dan paso al cannabis industrial en California
Para dominar al mundo, Uber tiene que conquistar la India primero