New York Times Syndicate
THE NEW YORK TIMES
 

36 horas en Las Bahamas

Visita la ciudad capital de Las Bahamas y enamórate de sus bellezas naturales, sus delicias gastronómicas y su riqueza cultural urbana. Este destino isleño cuenta también con atractivas galerías de arte y lujosos centros comerciales.
The New York Times
27 marzo 2014 19:29 Última actualización 28 marzo 2014 5:0
Las Bahamas, un destino encantador. (NYT)

Las Bahamas, un destino encantador. (NYT)

La mayoría de los turistas que llegan a la ciudad capital de Bahamas cruzan directo el puente hacia la aptamente nombrada Isla Paraíso, donde un paisaje vacacional de lo más espléndido está anclado por el megadesarrollo Atlantis, famoso por los juegos de sus parques acuáticos, casino y restaurantes con célebres chefs.

Aunque el atractivo sensorial de ahí es innegable, los que busquen un encanto cultural más delicado que, digamos, un tobogán de agua de 61 metros, harían bien en aventurarse más allá de los centros vacacionales. Nasáu es una tranquila ciudad isleña.

1
Viernes

4 p.m.

PRIMERO LO PRIMERO 

Entre la Isla Paraíso y las islas externas más aisladas de Bahamas, el título a la mejor playa en este país está abierto a un interminable debate. Pero si la meta es llegar a donde se disfruta el océano con sus aguas esmeraldas más prístinas en la menor cantidad de tiempo, es difícil superar la Playa Cable. A menos de tres horas del Aeropuerto Kennedy y a 10 minutos en taxi desde el aeropuerto de Nasáu, la franja más popular de la isla principal ofrece arena blanca fina como polvo, agua transparente verde azulada y abundante espacio en la playa para la toalla. Disfrute de esta franja relativamente libre de gente ahora que todavía puede; el vasto centro vacacional Baha Mar tiene programado abrir aquí el siguiente invierno.

6 p.m.

PESCADO FRITO

Los taxistas y los encargados de los hoteles inevitablemente citan a Cayo Arawak como el sitio para cenar como los locales; lo que por supuesto significa que las sencillas chozas de mariscos del lugar ahora están principalmente llenas de turistas. Pase frente a los idénticos puestos de colores, llegue hasta la margen occidental de la franja y pare en el diminuto y sencillo King Restaurant and Bar, donde una clientela local bebe cerveza Sands (3 dólares) mientras juega backgammon y dominó. No hay menú impreso, pero los platos de poliestireno tienen altas pilas de la pesca del día (besugo frito, muy probablemente) junto con montones de arroz y frijoles, plátanos dulces y porciones (muy) grandes de macarrones con queso (12 dólares; el dólar estadunidense y el dólar bahameño están a la par. Cualquiera puede usarse en las islas).

8 p.m.

"RUN RUNNERS"

John Watling’s, la única destilería de capital local en Bahamas, abrió el año pasado en una grandiosa propiedad de 1789 del centro de Nasáu. Los viernes por la noche encuentran una bulliciosa clientela bebiendo Bahama Mamas (10.35 dólares) o yendo directo a lo bueno: el ron Buena Vista de cinco años de añejamiento (10.8 dólares). Llévese a casa una botella por 55 dólares; no está disponible en ningún lugar fuera del país.

Las Bahamas
1
Sábado

8 a.m.

PERRO MIRANDO AL MAR

Salude la salida del sol con una clase mañanera de yoga en Sivananda Ashram Yoga Retreat, una incongruente visión en la ostentosa isla Paraíso, adyacente al centro vacacional Atlantis, Tome el trasbordador gratuito desde Nasáu para una sesión de dos horas para principiantes (10 dólares), seguida de un abundante festín de desayuno vegetariano con curries, ensaladas, panes y yogurt (10 dólares). Después de la comida, salga por atrás del ashram desde donde podrá ir directo a una zambullida al mar sobre la muy serena playa Paraíso.

11 a.m.

PARADA DE ARTE

Ahora que su conciencia está centrada, vuelva al pasatiempo favorito de aquí: hacer compras. Situado en un colorido tinglado diseñado por el aclamado artista bahameño Jackson Burnside, Craft Cottage vende artesanías un toque arriba de los trinquetes que se encuentran en los puestos de la isla. Hallazgos recientes van desde mancuernillas hechas con monedas bahameñas (20 dólares) hasta brazaletes de discos de vinilo (15 dólares) y bolsos de paja cosidos a mano (50 dólares). Pam, la viuda de Burnside, vende obras de arte locales en la adyacente Doongalik Studios & Art Gallery, y la mayoría de los sábados el complejo alberga un mercado de productores, donde podrá refrescarse con una cerveza de tamarindo sin alcohol (3 dólares).

1 p.m.

BAJO EL PUENTE

Eche un vistazo a caracolas recién sacadas que se asoman de sus rosadas conchas en Potter’s Cay, un mercado de mariscos del lado de Nasáu del Puente Isla Paraíso. Después, pruébelas estilo crack conch (fritas y rebozadas, 12 dólares) en Moby Dick Restaurant, un lugarcito situado dentro del mercado, directamente bajo el puente. Para un ambiente más panorámico, ocupe un cubículo frente al agua en Twin Brothers, que sirve una estelar ensalada de caracola; un preparado tipo ceviche elaborado a pedido con cebolla, pepino, tomate, pimiento y cítricos (10 dólares). Bájesela con un “jugo de cielo” vespertino: agua de coco, hielo y ginebra (6 dólares).

4 p.m.

VISTA DE PESCADO 

Desde kayaks con fondo de vidrio hasta hacer snorkel, bucear o caminar bajo el mar, no hay escasez de formas de acercarse y tener un trato personal con la copiosa vida marina de aquí. Una de las maneras más fáciles y gratificantes es a bordo del Seaworld Explorer (45 dólares los adultos; 25 dólares lo niños), un semisubmarino que sale desde el centro de Nasáu y que lleva a sus tripulantes bajo la superficie del mar a través de un observatorio con paredes de vidrio que se desliza sobre los arrecifes de coral que rodean la isla, mientras tiburones, rayas y una gama de coloridos peces tropicales bailan a su alrededor.

8 p.m.

​PAÍS BAJO

Pruebe una rebanada del lado europeo de Nasáu en Van Breugel’s, un lugar para cenar de propiedad holandesa localizado en una restaurada casa histórica decorada por todas partes con obras de arte bahameñas originales. Freddy Van Breugel, el chef y dueño del lugar, recorre la aireada veranda donde románticas parejas se dan un festín con camarones jumbo ennegrecidos a la parrilla, mientras adentro la clientela local bebe mojitos entre jazz en vivo.

La cena para dos cuesta aproximadamente 100 dólares. Los amantes de la cerveza querrán dejar espacio para inspeccionar la inusual selección de variedades lambics (desde 16.5 dólares) en el vecino Brussels Bistro, que también sirve un menú de cena completa.

Las Bahamas
1
Domingo

9 a.m.

TRABALENGUAS

Situado en una nada atractiva avenida cuesta arriba desde la principal franja comercial, Shoal ofrece todo el ambiente de un Denny’s suburbano, pero es ampliamente aceptado que el restaurante sirve la mejor comida bahameña auténtica de los alrededores. Para el desayuno, eso significa salsa de lengua de oveja (8 dólares); una sopa picante y súper caliente servida con una abundante porción de carne de lengua y pan plano de harina de maíz estilo johnnycake. Los comensales menos aventureros pueden optar por guiso de besugo y sémola de maíz (11 dólares) o por platos de huevos más conocidos.

10 a.m.

CAMINATA ENTRE AVES

Acérquese a la vida aviaria local en los Jardines, Zoológico y Centro de Conservación Ardastra (16 dólares los adultos; 8 dólares los niños), donde el atractivo principal es que gran parte de la diversa colección de aves deambula libremente en la propiedad, incluyendo flamencos, pavo reales y loros (hay jaulas con cálaos trompeteros y otras criaturas más exóticas). Sincronice su visita más o menos a la hora de las tres caminatas diarias de los flamencos, cuando la parvada de desgarbadas aves rosadas se pavonea en una exhibición de marcha impresionantemente coreografiada.

1 p.m.

DIRECTO DEL CAMPO

Pruebe las islas por última vez en Goodfellow Farms, localizado en una tranquila carretera cercana al aeropuerto donde podrá almorzar en un sombreado jardín con vistas a una granja en operación. El menú, que cambia todos los días, ofrece cosas como chuletas de cordero a la parrilla fileteadas en el lugar y sopa de calabaza con curry; el almuerzo para dos cuesta aproximadamente 30 dólares.Compre recuerdos artísticos y cosas para llevar hechas en la localidad como aderezo de mango (6 dólares) y exfoliante de sal marina (25 dólares) en la tienda campestre del lugar.

Las Bahamas
 
 

 

Las Bahamas
1
 

 

Las Bahamas
1
 

 

Las Bahamas
Todas las notas NEW YORK TIMES SYNDICATE
'Baba' hecha en casa se vuelve un gran negocio
¿Cuál es la forma más fácil de hacerse rico en la web? Con una Oferta Inicial de Monedas
¿Pueden los animales predecir terremotos?
Esta ciudad china tiene un pasado ruso... y eso es su gran problema
Empaques comestibles para combatir el calentamiento global
¿Por qué las empresas automovilísticas están contratando expertos en ciberseguridad?
De metalero a político, la historia de Freddy Lim
A sus 98 años, esta eminente científica cerebral ‘sigue de entrometida’
Esta aldea abandonada en Italia es 'retrato perfecto' de un paraíso perdido
Cuando tu casa es un castillo
¿De qué tecnológica estarías dispuesto a prescindir?
Macron y la resurrección de Europa
Dejó Wall Street para ser estilista de perros… Y triunfó
¿Por qué Instagram se está convirtiendo en el próximo 'Facebook'?
De ganar 29 dólares la hora a 19.60
Estas empresas quieren ‘meterse en tu cama’
El circo más famoso del mundo cerrará después de 146 años
Ellos son los trabajadores tecnológicos que Trump deja en el limbo
¿Por qué Facebook sigue ganándole a todos sus rivales?
Rico en líderes de IA, Canadá -por fin- trata de sacarles provecho
En este país, nada dice ‘te amo’ como un diente de cachalote
Después del Brexit, ¿Londres puede seguir siendo una capital del mundo?
Granjas de mariguana en el patio trasero dan paso al cannabis industrial en California
Para dominar al mundo, Uber tiene que conquistar la India primero
Uvas, muerte e injusticia en los campos italianos