New York Times Syndicate
BUENA VIDA

36 horas en Lago de Como, Italia

Al norte de Italiam al pie de Los Alpes, existe una zona de pequeños y pintorescos pueblitos que rodean el Lago de Como. Ésta es una guía para visitar este lugar en sólo un fin de semana. 
The New York Times
14 agosto 2014 19:12 Última actualización 15 agosto 2014 5:0
Lago de Como, la naturaleza italiana en todo su esplendor. (NYT)

Lago de Como, la naturaleza italiana en todo su esplendor. (NYT)

A los pies de Los Alpes en el norte de Italia, merece su reputación como patio de juego de ricos este lugar llamado Lado de Como. 

Virtualmente desierto durante el invierno, este lago con forma de espoleta despierta de su plácido sueño a mediados de marzo, cuando una glamourosa multitud empieza a caer en tropel sobre los pueblos agrupados alrededor de su parte central: Bellagio, Menaggio, Tremezzo y Varenna.

Durante los últimos años, en la ciudad de Como, diversas inauguraciones le han infundido nueva vida, transformando el a menudo ignorado centro de tránsito en el nuevo lugar del lago que debe ser visto.

1
Viernes

3:30 p.m.

AL FARO

Únase al gentío que se trepa al funicular que asciende la montaña hacia Brunate, un pueblito aperchado a casi 490 metros sobre el lago (el boleto de ida y vuelta, 5.3 euros, o aproximadamente 7 dólares a 1.32 dólares por euro). Pero no bien llegue, deje atrás las masas visitantes subiendo a pie la peligrosamente pronunciada senda rocosa (de menos de 1.5 kilómetros de largo) que termina en el Faro Voltiano. El premio por completar el viaje es una dichosa soledad y un insuperable panorama, hasta la vecina Suiza.

6 p.m.

LEJOS DE LA PARED

A finales de 2013, el doppelgänger de Banksy en Como salió de las sombras abriendo una galería de arte callejero nombrada en honor a su pseudónimo, Mr. Savethewall. El inusual nombre pertenece a Pierpaolo Perretta, un empresario local que decidió enfocarse de tiempo completo a su arte, creado con cartón o materiales similares que pueden pegarse sin pintarrajear las paredes. Entre las provocativas pinturas en exhibición figura una incisiva imagen de una joven orando a una tableta: “Por favor, Santa iPad, devuélveme a mi papá”. El artista a menudo está disponible para explicar la inspiración de sus variadas obras, incluyendo un diseño moderno de pipa presentado este año en el prestigioso Salone Internazionale del Mobile, en Milán.

8 p.m.

CENA DE TEMPORADA

Market Place, un restaurante “del campo a la mesa” que abrió en 2010, ha fijado un nuevo estándar para la cocina local. Tiene cerca de dos docenas de asientos en un sencillo salón comedor, donde los meseros sacan platos hermosamente presentados desde la cocina con paredes de vidrio. Un primer plato de tagliolini de tinta de sepia con suaves camarones y habas subrayó acertadamente el énfasis del restaurante en productos de temporada. Los postres también fueron divinos, especialmente un aireado milhojas con crema chantillí con esencia de naranja, salpicado con caramelo y fleur de sel. La cena para dos, aproximadamente 100 euros.

11 p.m.

TRAGOS FRESCOS

La mejor opción de vida nocturna es Fresco Cocktail Shop, un bar acogedor con interiores viejos, pero con un menú de tragos inventivos, fuerte en bebidas espirituosas inusuales y fruta de temporada. Pruebe Flora, una refrescante variante del spritz, elaborado con Aperol, menta y champaña, acompañado con una cucharada de cremosa espuma de maracuyá (9 euros). O hágase amigo de uno de los cantineros para ordenar algo fuera del menú, como whisky embebido con té negro, vertido desde un decantador lleno de humo.

Italia

 

1
Sábado

9 a.m.

TAZAS Y CUPOLAS

El café Cremeria Bolla, inaugurado en 1893, es ideal para una dosis mañanera de cafeína. Saboree un cappuccino superlativo en una mesa de afuera, una excelente posición para ver cómo cobran vida las calles. Después, vaya al vecino Duomo di Como, la catedral gótica de la ciudad con domo verde cuyos orígenes datan de finales del 1300. En los tesoros de adentro figura una colección de tapicería antigua y pinturas de Gaudenzio Ferrari, un artista del Renacimiento (entrada gratis).

11 a.m.

GUARDARROPA GANA

A.Gi.Emme es una tienda elegante que empezó como pequeña zapatería, pero desde entonces se ha expandido en un mini-imperio con cuatro negocios en la ciudad, incluyendo ubicaciones para mujeres y niños. En la tienda de caballeros, despilfarre en clásicos, como suaves cardigan de casimir, blazers sastre de lana y cómodas bufandas que resultan antídotos chic para la fría brisa del lago.

1 p.m.

COMIDA JUNTO AL MUELLE

Súbase a un autobús o embarcación con destino a Bellagio, una pintoresca (y muy popular) villa del centro del lago, 29 kilómetros al norte. Para almorzar, sáltese las mesas turísticas del pueblo y busque el Ristorante alle Darsene di Loppia. Platos memorables recientes incluyeron pez espada crudo con ensalada de endibia y lardo di Colonnata (16 euros) y una sopa ligera de mariscos con mejillones y cavatelli caseros (14 euros). Después de almorzar, recorra los jardines de la neoclásica Villa Melzi (6.5 euros), un atajo al paseo frente al lago que vuelve a llevar al muelle del transbordador, en Bellagio.

4 p.m.

“IT TAKES A VILLA"

Muchos de los chalés costeros siguen siendo propiedad de residentes privilegiados, pero algunos están abiertos al público. Uno es la majestuosa Villa Carlotta, la mansión de un ex marqués que data de finales del siglo XVII y que funciona como museo. Situada del otro lado del lago, en Tremezzo, a 20 minutos en transbordador al oeste de Bellagio, la grandiosa casa de campo alberga obras de arte, incluyendo esculturas de Antonio Canova. Pero más cautivadores son los románticos jardines italianos que lo rodean, donde aproximadamente ocho hectáreas cultivadas florecen con camelias, azaleas, rosas y árboles de críticos (admisión, 9 euros).

7 p.m.

APERITIVO ARISTOCRÁTICO

El vecino Grand Hotel Tremezzo, un voluminoso hotel de lujo, ha instalado T Beach, un club de playa de servicio completo con todo y arena traída de otros lados, camas de sol, sombrillas y una piscina tamaño real flotando en el lago. Vaya a la hora del ocaso para un aperitivo Campari (10 euros) servido con vistas doradas a Bellagio. Si la atmósfera le parece demasiado artificial, vaya al sur hacia Villa d’Este, un hotel sofisticado localizado en el pueblo encantador de Cernobbio. Generaciones de huéspedes han bebido aperitivos en el celebrado Bar Terrazza del hotel, picando aceitunas a la sombra de antiguos castaños y viendo navegar los botes.

9:30 p.m.

NOCHE EN EL PALAZZO

Inaugurado en 2013 en un renovado palazzo de dos pisos cerca de la costa, Theoria es una sala de té, salón y restaurante (llamado I Tigli in Theoria), localizado alrededor de un encantador jardín de patio donde cuelgan luces de colores. El salón comedor del primer piso es un espacio elegante con grandes ventanas arqueadas, techos hundidos de madera y meseros ataviados con vestimenta folclórica tradicional de Trentino. En las paredes hay exhibiciones de arte itinerantes, y en las mesas platos de influencia francesa como quenelles de róbalo y foie gras con frambuesa. Luego de cenar (aproximadamente 50 euros), suba las escaleras al salón, que en la noche ofrece tragos del estribo bien mezclados como el Hugo, con menta, lima, jarabe de flor de saúco, prosecco y soda (9 euros).

Italia

 

1
Domingo

10 a.m.

MAÑANA CARGADA

Desde Piazza Cavour, siga al oeste el paseo costero pasando frente a Tempio Voltiano, un museo neoclásico dedicado a Alessandro Volta, un físico local que inventó la pila eléctrica. Regrese luego de llegar a la palaciega Villa Olmo para hacer una caminata de ida y vuelta, de aproximadamente tres kilómetros, suficiente ejercicio para justificar un premio en la Gelateria Lariana, un negocio artesanal que sirve cucharadas de helado casero y sabores, como higos frescos y pistacchio di Bronte.

Mediodía

SOBRE EL AGUA

Las tardes de descanso se pasan mejor a bordo de un transbordador lento que flota frente a chalés y pequeños pueblos. Luego de un par de horas de navegación, eche amarras en Varenna (boleto redondo, 23.2 euros), un pueblo tamaño timbre postal que abraza la costa oriental del lago. Desde el muelle, camine al sur sobre serpenteantes calles de adoquín hacia Villa Monastero, un ex monasterio y residencia de nobles que actualmente atrae visitantes a sus jardines frente al lago (admisión, 5 euros). Pasee bajo cipreses y árboles de críticos y atraviese la hermosa logia costera mientras saborea las vistas.

Italia
1
 

 

Italia
1
 

 

Italia
Todas las notas NEW YORK TIMES SYNDICATE
'Baba' hecha en casa se vuelve un gran negocio
¿Cuál es la forma más fácil de hacerse rico en la web? Con una Oferta Inicial de Monedas
¿Pueden los animales predecir terremotos?
Esta ciudad china tiene un pasado ruso... y eso es su gran problema
Empaques comestibles para combatir el calentamiento global
¿Por qué las empresas automovilísticas están contratando expertos en ciberseguridad?
De metalero a político, la historia de Freddy Lim
A sus 98 años, esta eminente científica cerebral ‘sigue de entrometida’
Esta aldea abandonada en Italia es 'retrato perfecto' de un paraíso perdido
Cuando tu casa es un castillo
¿De qué tecnológica estarías dispuesto a prescindir?
Macron y la resurrección de Europa
Dejó Wall Street para ser estilista de perros… Y triunfó
¿Por qué Instagram se está convirtiendo en el próximo 'Facebook'?
De ganar 29 dólares la hora a 19.60
Estas empresas quieren ‘meterse en tu cama’
El circo más famoso del mundo cerrará después de 146 años
Ellos son los trabajadores tecnológicos que Trump deja en el limbo
¿Por qué Facebook sigue ganándole a todos sus rivales?
Rico en líderes de IA, Canadá -por fin- trata de sacarles provecho
En este país, nada dice ‘te amo’ como un diente de cachalote
Después del Brexit, ¿Londres puede seguir siendo una capital del mundo?
Granjas de mariguana en el patio trasero dan paso al cannabis industrial en California
Para dominar al mundo, Uber tiene que conquistar la India primero
Uvas, muerte e injusticia en los campos italianos