New York Times Syndicate
buena vida

36 horas en Canberra, Australia

La “capital agreste" de Australia esconde maravillas naturales, arquitectónicas y culturales que no te has imaginado. Esta ciudad de apenas 345 mil habitantes es ideal para disfrutar de todo lo que ofrece un ambiente citadino. 
The New York Times
12 junio 2014 21:21 Última actualización 13 junio 2014 5:0
Canberra esconde hermosos paisajes. (NYT)

Canberra esconde hermosos paisajes. (NYT)

En Canberra no hay playas ni casas icónicas de ópera, pero la “capital agreste” de Australia compensa la falta de bullicio citadino con la belleza de sus cielos, su orgullo cívico y un lado decididamente hipster.

Extendida entre entre cadenas montañosas, esta ciudad diseñada hace un siglo por los arquitectos Walter Burley Griffin y Marion Mahony Griffin se aprecia mejor con el fondo sonoro de sus cacatúas.

1
Viernes

Medio día

AL CAMPO

De camino a Canberra pare en Gundaroo, por la autopista que viene de Sídney. Recorra a pie la calle principal, para ver antigüedades y disfrutar de una buena sidra en "Gundaroo Colonial Inn". Grazing ofrece verduras de su propio jardín y se ubica junto a un gallinero, fuente del plato principal: “arrollado y asado” de pollo. Usted está en el nuevo foco de viticultura, así que pruebe una rica cosecha.

2:30 p.m.

CALLE "HIPSTER"

Conduzca hacia la voluptuosa línea azul de la Cadena Brindabella para entrar al centro de la ciudad. En la calle principal tome un café helado con cáscara de naranja en una de las dos Lonsdale Street Roasters. Después, visite "Hipsley Lane" para ver artículos clásicos e inspeccionar marcas de diseño indie. Puede comprar aretes y broches hechos a mano o lámparas fabricadas con madera australiana en el puesto comunal de los "Comerciantes Callejeros" de Lonsdale.

3:30 p.m.

SOBRE LA CIMA

Tome el ventoso camino que lleva al monte Ainslie. Aquí yace el panorama que idearon los Visionarios de Canberra: una vista amigable para los canguros y para hacer tomas del Centro Conmemorativo de la Guerra Australiano, el lago Burley Griffin, Capital Hill y el monte Bimberi, el pico más alto del área.

7 p.m.

SABORES DEL SUDESTE ASIÁTICO

Australia ha adoptado la cocina del sudeste asiático, así que no pudede dejar de probar un espectacular tazón de laksa, auténtico y picante, en "Dickson Asian Noodle House". Un bullicioso patio de comida localizado en el Barrio Chino, que ofrece comida de Malasia, Laos y Tailandia. O pase una velada completa en el centro, en Soju Girl, un bar, galería y restaurante de fusión japonesa.

9:30 p.m.

LA DEL ESTRIBO, FRENTE AL AGUA

En Kingston Foreshore, un zumbante vecindario situado junto al lago, las noches de los viernes se festejan en "Rum Bar". Theo y Graydon, los sofisticados cantineros, nunca dirán “nunca lo he probado” respecto a las 200 botellas de ron que reposan sobre los elegantes estantes de cristal.

Canberra

 

1
Sábado

8 a.m.

TOCINO Y BICICLETAS

Empiece con un latte chico de justo tostado en "Mocan & Green Grout", en NewActon. Ordene salmón de Tasmania o arrollado de huevo con grueso tocino australiano. La decoración incluye bicicletas hechas a mano de la marca del dueño, "Goodspeed Bicycle Company#; perfecto para los residentes de Canberra, amantes del aire libre y de la buena comida.

9:30 a.m.

PEDALEO JUNTO AL LAGO

Hablando de bicicletas, puede pedalear en pareja alrededor del lago. Puede alquilar bicicletas en "Mr. Spokes" y tomar el Circuito de la Cuenca Central de una hora. Entreténgase en sitios como el Carillón Nacional y Lugar de Reconciliación, un emocionante monumento dedicado a los aborígenes de Australia.

11 a.m.

HORA DE GALERÍAS

La renovada Galería Nacional de Australia, de modernista estructura triangular, es la primera parada en la abundante oferta de museos de Canberra. La colección Aborígenes e Isleños del Estrecho de Torres es una maravilla. La entrada es gratuita. Al salir, baje por un inclinado pasaje hacia a una pirámide de la que brota pasto y que da sombra a una laguna color turquesa. Within Without es una representación del cielo de James Turrello. Acuéstese y vea cómo se mueven el sol y las nubes.

2 p.m.

PERSONALIDADES AUSTRALIANAS

Recorra los bucólicos céspedes de la Galería Nacional de Retratos y coma un almuerzo ligero de bistró en el café que está cerca del lago. En las modernas salas de la galería cuelga una cambiante colección de pinturas y fotografías de australianos famosos y no tan conocidos.

3 p.m.

TARDE DE POLÍTICA

Cruce el césped hasta la Carpa de la Embajada Aborigen, sitio de protesta establecido en la década de 1970. Suba al “Nuevo Parlamento”, pasando frente al “Viejo Parlamento” estilo art decó y únase al recorrido de las 3 p.m., la mejor forma de conocer la sede del gobierno australiano en el que podría ser el búnker más espacioso y lleno de luz del mundo.

7:30 p.m.

DE LUGAR EN LUGAR

En el Hyatt Hotel Canberra se sirve sirve de la mejor champaña para tomar en el jardín. Luego viaje cinco minutos en taxi hasta Ottoman Cuisine para un festín de crujientes dolmas de salmón y camarones . Regrese a la ciudad hasta el espectacular "Eightysix" para una copa de helado con palomitas de maíz o busque una copa de los mejores whiskys en "Hippo Co".

Canberra

 

1
Domingo

8 a.m.

UN PEDACITO DE PARÍS

¿Postre para desayunar? Pruebe la tarta de chocolate en "Silo", parte Brooklyn, parte panadería parisina de la época de guerra, donde mujeres jóvenes con vestidos elegantes llevan a las mesas humeante piperrada fresca y chorizo o platos de fruta de temporada. Entre más pronto mejor para ver un poco de gente.

Medio día

HISTORIA DE GUERRA

El centro Conmemorativo de Guerra Australiano es un hito que se eleva desde el centro de un espacioso jardín escultórico. Las galerías cubren la historia militar del territorio desde los tiempos de la colonia y la Guerra de Boers hasta Afganistán. Llegue a tiempo para los espectáculos de luz y sonido (uno de ellos dirigido por Peter Jackson) en el "Salón ANZAC", que gira en torno a reliquias como un mini submarino japonés de la II Guerra Mundial.

Canberra
1
 

 

Canberra
1
 

 

Canberra
Todas las notas NEW YORK TIMES SYNDICATE
'Baba' hecha en casa se vuelve un gran negocio
¿Cuál es la forma más fácil de hacerse rico en la web? Con una Oferta Inicial de Monedas
¿Pueden los animales predecir terremotos?
Esta ciudad china tiene un pasado ruso... y eso es su gran problema
Empaques comestibles para combatir el calentamiento global
¿Por qué las empresas automovilísticas están contratando expertos en ciberseguridad?
De metalero a político, la historia de Freddy Lim
A sus 98 años, esta eminente científica cerebral ‘sigue de entrometida’
Esta aldea abandonada en Italia es 'retrato perfecto' de un paraíso perdido
Cuando tu casa es un castillo
¿De qué tecnológica estarías dispuesto a prescindir?
Macron y la resurrección de Europa
Dejó Wall Street para ser estilista de perros… Y triunfó
¿Por qué Instagram se está convirtiendo en el próximo 'Facebook'?
De ganar 29 dólares la hora a 19.60
Estas empresas quieren ‘meterse en tu cama’
El circo más famoso del mundo cerrará después de 146 años
Ellos son los trabajadores tecnológicos que Trump deja en el limbo
¿Por qué Facebook sigue ganándole a todos sus rivales?
Rico en líderes de IA, Canadá -por fin- trata de sacarles provecho
En este país, nada dice ‘te amo’ como un diente de cachalote
Después del Brexit, ¿Londres puede seguir siendo una capital del mundo?
Granjas de mariguana en el patio trasero dan paso al cannabis industrial en California
Para dominar al mundo, Uber tiene que conquistar la India primero
Uvas, muerte e injusticia en los campos italianos