New York Times Syndicate
THE NEW YORK TIMES

36 horas en Atenas, Grecia

Atenas está lleno de historia. El arte vive en sus calles. La belleza se respira en todas partes. Ésta es una guía en la que podrás basarte para disfrutar de la capital griega en sólo un fin de semana.
The New York Times
24 octubre 2014 0:19 Última actualización 24 octubre 2014 5:0
Atenas es un lugar que debes visitar por lo menos una vez en la vida. (NYT)

Atenas es un lugar que debes visitar por lo menos una vez en la vida. (NYT)

Luego de años de pésima prensa que definía a Atenas como una capital semiderruida tendiente a feroces disturbios, la confianza propia y creatividad de la ciudad están volviendo a resurgir.

Jóvenes emprendedores del diseño gráfico y de la moda están abriendo negocios que celebran las líneas clásicas de la antigua Grecia y el ingenio anárquico de los tiempos modernos.

Resucitando plazas de la ciudad, hay restaurantes y cafés nuevos que sirven manjares nativos como salchicha cretense y yogur de leche de oveja con membrillo en conserva.

1
Viernes

MEDIODÍA

MUSAS Y ORADORES

Camine sobre la Colina de las Musas salpicada de flores silvestres, atravesada por el monumento de mármol a Philopappos, un griego-sirio que fue cónsul romano. A los griegos les gusta volar cometas aquí en Lunes de Cuaresma, pero normalmente no hay mucha gente, y tiene buenas vistas a la Acrópolis y a la ciudad. Una senda pasa frente a Agios Dimitrios Loumbardiaris, una iglesia del siglo XV nombrada en honor a la palabra en griego para cañón porque, según reza la leyenda, un soldado otomano murió por un rayo justo cuando estaba por disparar un cañón contra la congregación. Al norte del monumento a Philopappos está Pnyx, donde hablaron ciudadanos y oradores atenienses como Pericles, Temístocles y Demóstenes.

3 p.m.

COMIDA CASERA, ACTUALIZADA

Compruebe sabores modernos de abundante cocina peloponesa en Manimani, un excelente restaurante barato situado en una casa neoclásica restaurada no lejos del Museo de la Acrópolis. Pruebe los chícharos partidos amarillos con chutney de cebolla, la ensalada verde dulce con suave queso katiki con higos secos y los fideos caseros, llamados hilopites, hervidos a fuego lento con pollo, hinojo, tomates secados al sol y albahaca. Para el postre, camine a la yogurtería Fresko, donde descubrirá que hay múltiples variedades del grueso y tenso yogur griego.

5 p.m.

AHORA LA ACRÓPOLIS

El Museo de la Acrópolis, inaugurado hace cinco años y diseñado por el arquitecto suizo Bernard Tschumi, alberga espectaculares artefactos del sitio más famoso del país. Los hallazgos datan del Hecatompedón, el edificio más antiguo de la Acrópolis, aunque la exhibición es la Galería Partenón, donde partes del friso del Partenón se muestran dramáticamente. La mayoría del friso está, por supuesto, en el Museo Británico, en Londres (Lord Elgin mandó a sacar las esculturas de los Propileos y del Erecteón entre 1801 y 1812, cuando Grecia seguía siendo parte del Imperio Otomano).

9 p.m.

VINO Y QUESO GRIEGO

Heteroclito, una excelente barra de vinos aunque de bajo perfil, celebra los viñedos griegos, que han estado creciendo en cuerpo, sabor y respeto internacional. Ocupe una mesa de afuera y ordene una copa de Melissokipos, un vino blanco de Creta, y la excelente tabla de quesos griegos, que viene con el añejado y seco anthotiro (un queso de leche de cabra) de la ciudad cretense de Chania, y un queso de vaca ahumado y picante de la norteña ciudad de Naoussa.

10 p.m.

ARTE Y CANCIONES

Muchos artistas de Atenas dicen que la cultura griega se deleita demasiado de su pasado y no valora el dinamismo de su presente. Estas voces han encontrado casa en la Fundación de Arte y en Six d.o.g.s. TAF abrió en 2009 en un renovado complejo del siglo XIX con galerías y un espacio para conferencias, presentaciones y conciertos. Tiene una excelente cafetería-bar y espacioso jardín y auspicia conciertos que van desde música metálica rapera underground hasta folclórica indie nostálgica.

Atenas

 

1
Sábado

9 a.m.

CAFÉ PREMIADO

Atenas solía ser un lugar difícil para los snobs del café. Pero en Cafe Taf, de Yiannis Taloumis, puede deleitarse con esa taza perfecta de café ruandés Cooperativa Kageyo. Stefanos Domatiotis, el barista de Taf, fue nombrado campeón de la Competencia Mundial de Baristas 2014.

11 a.m.

CUBISMO ANTIGUO

El Museo de Arte Cicládico exhibe el tesoro de arte griego perteneciente al magnate naviero Nicholas Goulandris y a su esposa, Dolly. La mayoría del arte viene de las islas Cícladas, en el mar Egeo, donde floreció una antigua civilización entre el 3,300 y el 200 a.C. La colección incluye las célebres figuras geométricas que inspiraron el arte cubista así como vasijas minoicas pintadas y joyería de la era romana de Chipre.

2 p.m.

DELEITE VEGETARIANO

A los griegos les encanta su carne, así que los vegetarianos a menudo se las ingenian con ensaladas, tartas de espinaca y dips de berenjena. La pareja griega-iraní que abrió Avocado cerca de la Plaza Syntagma creó un ecléctico menú de platos griegos, asiáticos y macrobióticos y una barra de jugos. Pruebe las hamburguesas de frijol de ojo negro con pimientos dulces de Florina y el panini Brama Briam con berenjena asada, pimientos rojos y queso de Metsovo. Si necesita un golpe rápido de energía, pida un Go Green (smoothie hecho con espinaca, perejil, manzana, limón y jengibre). Es uno de los pocos restaurantes donde se aplica la prohibición a fumar.

4 p.m.

VIVA SU MITO

En los días previos a la crisis, los atenienses a menudo compraban Gucci y Fendi sin dudar en Kolonaki, un vecindario tradicionalmente adinerado. Ahora ha habido una resurrección de ropa y accesorios diseñados por griegos. Koukoutsi vende elegantes camisetas, bolsos, agendas y tarjetas postales. Si tiene más para gastar, vaya a Zeus & Dione, que exhibe artistas de joyería griega fina como Ileana Makri, Liana Vourakis y Lito, y que también vende vestidos hermosamente fluidos de inspiración griega como el Medea. En Plaka, el vecindario que está cerca de la Acrópolis, pruebe comprar recuerdos en Forget Me Not, que vende tesoros de fabricación griega como bolsos de mano hechos con gorros de baño, de Rainy July, y ropa inspirada en antigua iconografía griega de la joven diseñadora de modas Nikoletta Ververidou.

6 p.m.

DIOSES RIBEREÑOS Y OLÍMPICOS

Según la leyenda, el dios del río Ilisós rendía culto en un santuario sobre la colina de Ardittos, al lado del actual Estadio Panatenaico, en Mets, un vecindario del oriente de Atenas. El arquitecto Anastasios Metaxas reformó el antiguo estadio olímpico a finales del siglo XIX para auspiciar los Juegos Olímpicos de 1896. El Estadio Panatenaico, que los griegos llaman Kallimarmaro (“el mármol hermoso”), es la meta del Maratón Clásico de Atenas que se celebra cada otoño. El estadio está a una breve caminata desde los Jardines Nacionales; pasee sobre los serpenteantes y apaisados senderos y pare en Aigli Café para un tiramisú estilo griego.

9 p.m.

MEZZE Y DEGUSTACIÓN

Los griegos se han vuelto juiciosos respecto a salir a cenar, y ha habido una explosión de sitios accesibles para tapas, como Mavro Provato. El cordero ,cocido lentamente en pergamino con papas frescas y hierbas aromáticas, es una delicia. Una opción más cara es Funky Gourmet, en Keramikos, un giro creativo de la comida griega merecedor de sus dos estrellas Michelin.

Atenas

   

1
Domingo

10 a.m.

BRUNCH Y PLAYA

El café Nice N’ Easy, famoso por su comida orgánica, sirve huevos rancheros, panqueques y Bloody Marys. El café New Taste, situado en el New Hotel, cerca de la Plaza Syntagma, sirve huevos benedictinos y quiche. Después del brunch, vaya al lago Vouliagmeni, ubicado dentro de una roca dentada y conocido localmente como spa natural. El lago, que permanece cálido todo el año, está justo al sur del suburbio costero que lleva el mismo nombre. Si quiere hacer cabriolas con un traje de baño de diseñador, vaya a la playa Astir, el lugar más fino sobre la así llamada Riviera de Atenas. Los fines de semana de verano hay que pagar una cuota de 25 euros, pero el precio baja a 18 euros en otoño.

Grecia
Todas las notas NEW YORK TIMES SYNDICATE
Lowe logró el bronce... pero lo recibió 8 años después
¿El secreto del auge turístico de Islandia? Una crisis financiera y una erupción volcánica
Refugiados descubren dos Estados Unidos: uno que odia, y uno que cura
Esta startup tiene el secreto para cultivar elusivas trufas
Venezolanos hambrientos huyen en barcos para escapar del colapso económico
Trabajadores de Carrier en Indiana, juran que harán cumplir a Trump sus promesas
Bancos de Italia están en una crisis de 'cámara lenta'... y Europa pagaría
Los piratas del Amazonas aterrorizan a las tripulaciones
Estos autobuses te llevarán al futuro a 11 km por hora
La ‘ambición del aguacate’ pone en peligro el refugio de las monarca
Las mujeres que ayudaron a Trump a obtener el triunfo
El código de diez dígitos para la vida privada
Ocho años después, ¿cómo ven los europeos a Obama?
¿Cómo quitar el polvo de un Picasso? ¡Con saliva!
Surfeando bajo las luces del norte
8 mil 851 kilómetros de frontera, cubierta por solo 2 mil agentes
Un poblado siberiano se atribuye ser la cuna de la humanidad
¿Quiere un trozo de libertad? Este es el hombre al que debe ver
Esta oferta de trabajo incluye un terreno 8 mil metros cuadrados
Él lucha contra el régimen norcoreano con globos
Desprogramar a las mujeres e hijos de Boko Haram
Seis científicos, mil millas, un premio: abejas del Ártico
Arabia Saudita, donde hasta la leche depende del petróleo, pasa apuros económicos
El sueño es vital en la NFL
Swarovski quiere ser una firma tecnológica