Nacional

Yucatán, Durango y Sonora con los 'gobers' mejor evaluados

El Gabinete de Comunicación Estratégica presentó su Encuesta Nacional 2017 sobre la seguridad, confianza y desempeño de gobernadores; reveló que creció la aceptación hacia los matrimonios homosexuales y aborto.
Anabel Clemente
30 agosto 2017 12:45 Última actualización 30 agosto 2017 12:45
Liébano Sánez. (Cuartoscuro)

Liébano Sáenz, presidente de Gabinete de Comunicación Estratégica. (Archivo/Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Los gobernadores de Yucatán, Durango y Sonora fueron los mejor evaluados en la Encuesta Nacional 2017 de Gabinete de Comunicación Estratégica; en contraste, los de Morelos, Tabasco y Guerrero fueron los que menos confianza generaron.

La muestra del estudio se basa en conversaciones con 20 mil ciudadanos por vía telefónica y con otros 500 mil por internet, en las que se valoraron aspectos como desempeño, seguridad y confianza; además del cumplimiento de deberes, oportunidades de bienes y desarrollo económico.

Liébano Sáenz, presidente de Gabinete de Comunicación Estratégica, dijo que se encontró que cerca del 70 por ciento consideran que su entidad se encuentra estancada o en retroceso, por lo que las elecciones del 2018 estarán marcadas por la fragmentación social.

En conferencia de prensa afirmó que 51 por ciento de los encuestados no se siente cercano a ningún partido político; además, el 75 por ciento pidió desaparecer a los diputados plurinominales.

El estudio también agregó la percepción ciudadana sobre temas como el aborto, el matrimonio homosexual y la legalización de la mariguana, la cual reflejan un incremento en la aceptación de todo el país.

Respecto al matrimonio de personas del mismo sexo, la aceptación pasó de 47.5 por ciento en 2010 a 50.7 por ciento en 2017, siendo la Ciudad de México, el Estado de México y Baja California, las entidades más liberales. En contraste, Yucatán, Jalisco y Aguascalientes presentaron los índices más bajos de aceptación.

Respecto a la despenalización del aborto, la aprobación pasó de 39.7 a 42.7 por ciento, siendo la Ciudad de México, el Estado de México y Baja California Sur las entidades con mayor aceptación. Contrario a Yucatán, Jalisco y Aguascalientes.